Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tradición

La tradicional Revoltosa de Tudela también se baila en noviembre

Tudelanos de todas las edades se dieron cita en la plaza de los Fueros para disfrutar al ritmo que marcó, como siempre, la Banda de Música

Asistentes al acto rodean a los participantes en La Revoltosa que corren en uno de los momentos en los que la Banda de Música aceleró el ritmo de la partitura
Asistentes al acto rodean a los participantes en La Revoltosa que corren en uno de los momentos en los que la Banda de Música aceleró el ritmo de la partituraBlanca Aldanondo
Actualizado el 21/11/2021 a las 09:35
Es una de las tradiciones más arraigadas de las fiestas patronales de Tudela, y una de las citas ‘obligadas’ a las que acudir en las calurosas noches de julio en las que se celebra para verla o participar en ella. Considerada por no pocos como el himno no oficial del ciclo santanero, la música de La Revoltosa demostró este sábado que no puede faltar en toda celebración festiva que se precie.
La diferencia fue de temperatura, ya que la calidez veraniega fue sustituida por unos 10 grados de temperatura propios del otoño tudelano; y la hora, puesto que el acto se programó a las 20.30 horas, en lugar de ya entrada la madrugada. 
Tudela celebra la primera Revoltosa tras la pandemia
La Revoltosa, en noviembreBlanca Aldanondo
Pero poco importaron estos cambios a los numerosos participantes de todas las edades, quienes, fieles a esta tradición, rodearon primero el quiosco de la plaza para los bailables que entonó el Grupo Gaiteros de Tudela, además de la Polka y la Jota de Tudela, interpretados por la Banda de Música de la ciudad. 
Después llegó el ‘plato fuerte’ y la banda, dirigida por Vicente Ferrer, comenzó a entonar los acordes de La Revoltosa, compuesta por el músico tudelano Luis Gil Lasheras y que se estrenó en las fiestas patronales de 1941.
La ligera lluvia intermitente que cayó por la tarde respetó el acto del que disfrutaron niños y adultos deseosos de participar en esta tradición de la ciudad. Comenzaron a dar vueltas al quiosco al ritmo que marcaban los músicos, alternándose, como es costumbre, el más lento que permitía explayarse bailando, con el más rápido que les hacía correr para seguirlo. La asistencia fue como la de una noche del ciclo santanero, pero en noviembre, y con abrigo.
El director de la Banda de Música, Vicente Ferrer, dijo que “la gente tenía muchas ganas”. Añadió que en un fin de semana de fiestas no puede faltar La Revoltosa “que es la guinda, lo que distingue a cualquier tudelano, y la Banda de Música tiene que estar”. “Esto es un pequeño aperitivo para las fiestas que vengan”, comentó.
LA MÚSICA DE LA CHARANGA LLEGÓ A LAS 3 RESIDENCIAS
Los mayores también tuvieron oportunidad de disfrutar del ambiente festivo. Y es que la charanga El Desbarajuste se encargó de llevar su música a las tres residencias de la ciudad: Solera Torre Monreal, Nuestra Señora de Gracia y Real Casa de Misericordia. En la imagen de la izquierda, jubilados que viven en Torre Monreal escuchan la pieza que interpretan los integrantes de El Desbarajuste.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones