Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Todos los Santos

Tudela recupera la normalidad en su Día de Todos los Santos

El final de las medidas sanitarias asemejó las visitas ayer al cementerio a las de la prepandemia

Imagen de una de las zonas de sepulturas en tierra del cementerio municipal de Tudela, con las tumbas adornadas con flores
Imagen de una de las zonas de sepulturas en tierra del cementerio municipal de Tudela, con las tumbas adornadas con floresBlanca Aldanondo
Publicado el 02/11/2021 a las 06:00
El positivo avance de la pandemia y el consiguiente fin de las restricciones sanitarias hicieron que los tudelanos vivieran ayer una festividad de Todos los Santos muy similar a las anteriores a la llegada del coronavirus.
Así como en 2020 el Ayuntamiento de Tudela estableció una serie de medidas para visitar el cementerio que limitaba aspectos tan diversos como los horarios, aforos, tiempos de visita o, incluso, el modo de limpiar o adornar nichos y sepulturas, ayer los visitantes acudieron al camposanto dentro de una ‘nueva normalidad’ muy similar a la conocida en los años de prepandemia.
A pesar de que la jornada amaneció fría y con alguna gota de lluvia, las nubes dejaron paso al sol antes de mediodía. Este momento fue el escogido por la mayoría de los vecinos y visitantes que acudieron al cementerio a visitar a sus seres queridos.
Así lo hizo el matrimonio tudelano formado por Nati Carcavilla Marco y Francisco Domínguez Liñán. “Somos los mayores de cada una de nuestras familias y hemos venido a recorrer las sepulturas de quienes ya no están”, indicaron ambos, quienes, como muchos de los presentes, optaron por llevar puesta la mascarilla o guardar la distancia interpersonal.
Del mismo modo lo hizo Virginia Belío Pardo, quien acudió al panteón familiar junto a sus hijas Carlota y Paula Herrera, y a su madre Mariví Pardo Fernández. “El año pasado hubo muchas restricciones de horarios, mientras que en este hemos podido venir con total libertad”, explicó la tudelana quien, junto a su madre, agradeció “el buen tiempo del que estamos disfrutando después de la lluvia del fin de semana”.
“LIMPIO Y BONITO”
Por uno de los pasillos centrales del camposanto paseaban durante el mediodía las amigas Araceli Otano Gallués y Mª Jesús Jiménez Marín en dirección a las sepulturas de sus respectivos familiares. “Llevamos la mascarilla por precaución, pero ya parece que la cosa se va normalizando”, indicaron ambas amigas, a la vez que destacaron “lo limpio y bonito que se encuentra el cementerio”. “Venimos habitualmente, una vez a la semana o cada 15 días, y es muy agradable ver que está todo tan cuidado”, apuntaron, aunque Otano denunció que el año pasado “alguien me robó un ramo de flores que había dejado en la sepultura”. “Entiendo que en un cementerio tan grande como este es muy difícil controlar este tipo de cosas, pero me parece lamentable que ocurra esto”, dijo.
Parte de culpa de esa imagen de pulcritud alabada por las amigas fue del miembro del equipo municipal destinado ayer al camposanto Nacer Belhamidi. “Nuestra labor es retirar las hojas que ya van cayendo de los árboles y tener limpios los caminos que recorren el cementerio, además de colocar las flores que el viento pueda tirar”, explicó el argelino, quien se mostró “encantado” de poder trabajar en el camposanto tudelano en una fiesta cristiana tan señalada como Todos los Santos. “Soy musulmán y hoy es una fiesta cristiana, pero hay que trabajar, y ya está. A mí me da igual cristianos o musulmanes. Lo que me importa es que haya respeto”, indicó Belhamidi.
Según los datos aportados por el Ayuntamiento de Tudela, durante el último año el cementerio de Tudela ha sido escenario de 206 inhumaciones, de las cuales 58 se produjeron en nicho o columbario y 148 en panteones, siendo 61 cenizas.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones