Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tudela

69 de las 113 multas por la ordenanza cívica no eran sancionables antes

Las más significativas de las que no se podían denunciar son las 22 por ruidos en la calle y otras tantas por botellones

Agentes de la Policía Local y de la Foral desalojan a jóvenes de la calle Concarera para hacer cumplir el toque de queda el pasado mes de julio
Agentes de la Policía Local y de la Foral desalojan a jóvenes de la calle Concarera para hacer cumplir el toque de queda el pasado mes de julio Aldanondo
Publicado el 10/10/2021 a las 06:00
Cuatro meses después de que entrara en vigor la nueva Ordenanza municipal sobre promoción de conductas cívicas y protección de los espacios públicos de Tudela, la Policía Local de la ciudad ya ha interpuesto un total de 113 denuncias por infracciones contempladas en la misma, de las que, además, más de la mitad, 69, corresponden a infracciones que antes no se podían sancionar por no estar contempladas en ninguna normativa.
Así se desprende de los datos facilitados por la propia Policía Local. En concreto, de las 113 denuncias, 22 correspondieron a ruidos en la vía pública, sobre todo por utilizar altavoces para poner música, algo que se ha repetido durante la pandemia, además de por alterar el orden en la calle con gritos o molestias de distinto tipo.
Al mismo nivel, también con 22 sanciones, figura otra infracción que antes no estaba contemplada -sí se prohibió con motivo de la crisis sanitaria- como es la de celebrar botellones cuando supone alterar la tranquilidad de los vecinos o también generar suciedad u otras molestias.
A las anteriores se suman otras 17 denuncias por infringir la convivencia ciudadana, fundamentalmente por fiestas en pisos, algo que tampoco se podía denunciar anteriormente, salvo si se llevaba a cabo una sonometría en la vivienda afectada, y 8 más por acceder a instalaciones deportivas o patios escolares fuera de su horario (4 cada una).
Hay otras infracciones que también destacan por el número de denuncias, como la de orinar en la vía pública, que ha generado 22 sanciones desde el 20 de mayo, cuando entró en vigor la ordenanza, aunque se trata de un tema que sí se podía multar con anterioridad al estar recogido en la normativa. Y alguna menos significativa, como las relacionadas con pintadas en la vía pública (4), una por venta ambulante, otra por cambiar el aceite del coche en la calzada o una más por realizar barbacoas.
En este último caso, el jefe de la Policía Local, Juan Cruz Ruiz Gómara, quiso especificar que solo se denuncia a quien produce molestias y que en este caso en concreto se debió a que la barbacoa se encendió en una jardinera municipal.
QUEJAS POR RUIDOS EN PISOS
El propio Ruiz añadió que los agentes proceden a denunciar cuando no es posible solucionar el problema “con sentido común o mediación, o cuando la infracción es muy clara o provoca muchas molestias”.
“Un ejemplo son las quejas por molestias en pisos, que se han disparado durante la pandemia, al igual que los ruidos en bares e inmediaciones de zonas de ocio. Primero vamos al piso, les requerimos para que cesen en las molestias y, si no lo hacen, tenemos que denunciar. Además, últimamente hay muchos que ni siquiera nos abren la puerta y la mayoría de las 17 sanciones que hemos puesto ha sido por ese motivo. Antes solo se podía denunciar si se hacía una sonometría, pero eso resultaba complicado”, indicó.
También se refirió, por ejemplo, a las denuncias por acceder a instalaciones deportivas o escolares fuera del horario. “Antes no se podía sancionar y lo único que podíamos hacer es sacarlos fuera”, dijo.
Y en cuanto a las de ruidos en la calle o alterar el orden, señaló que sin la ordenanza actual tenía que darse “una alteración tremendamente grave” para denunciar, pero que en el 99% de los casos no llegaba a esos niveles para interponer una sanción.
Para el jefe de la Policía Local, esta ordenanza es un avance. “Es bueno tener esta herramienta para casos que no se solucionan con la mediación y que, sintiéndolo mucho, no nos queda otra que hacer la denuncia. Solo denunciamos si no hay otro remedio”, afirmó.

CLAVES

1 Total de denuncias. Desde que entró en vigor el 20 de mayo de 2021 y hasta septiembre, la Policía Local ha interpuesto un total de 113 denuncias en base a la nueva ordenanza cívica que aprobó el Ayuntamiento.

2 Infracciones no sancionables con anterioridad. La nueva ordenanza contempla sanciones a conductas que antes no eran denunciables o resultaba muy complicado. Entre estas están 22 por ruidos y alterar el orden en la calle, sobre todo por la utilización de altavoces con música; otras 22 por beber en la vía pública causando molestias o suciedad; 17 por fiestas en pisos, la mayoría porque sus inquilinos no abrieron la puerta ante el requerimiento policial; 4 por acceder a instalaciones deportivas fuera del horario; y otras tantas por hacerlo a patios de centros escolares. Dentro de las que sí eran denunciables antes de la ordenanza, destacan las 22 por orinar en la vía pública.

volver arriba

Activar Notificaciones