Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ONG

Una vecina de Tudela, acusada de abuso infantil en Kenia, pide ayuda para defenderse

Dice que se trata de una venganza por parte del ex director del colegio que ella fundó y al que despidió recientemente

Marta Oreja posa con un lote de zapatos que fueron donados a su ONG por una empresa de Ribaforada.
Marta Oreja posa con un lote de zapatos que fueron donados a su ONG por una empresa de Ribaforada.ARCHIVO
Publicado el 07/09/2021 a las 06:00
La cooperante vecina de Tudela Marta Oreja Bernal solicitó el lunes ayuda económica para sufragar los gastos de su defensa tras ser llevada a juicio acusada de abuso y explotación infantil en Kenia.
Oreja, que ahora se encuentra retenida en este país africano hasta la resolución del juicio que comienza este martes, ha sido acusada de los citados cargos por el ex director de la escuela que ella misma fundó en la aldea de Kombani, que atiende a 122 niños.
Según explica la cooperante, natural de Barcelona, esta acusación “es una venganza por parte del ex director, a quien yo misma despedí y denuncié cuando las familias me informaron de que estaba haciendo mal uso de los fondos que les he estado enviando a los niños y, además, cobrándoles tasas escolares y por la comida, uniformes y zapatos que yo les ofrecía gratuitamente en el colegio”.
La apertura de este colegio formó parte de la actividad de la ONG Supporting Healthcare in Kenia que la propia vecina de Tudela fundó en 2019 para ayudar los niños de la citada localidad de Kombani.
APORTACIONES ECONÓMICAS
Según señala Oreja, las irregularidades presuntamente cometidas por el ex director del colegio tuvieron lugar aprovechando su ausencia, al estar ella en España.
Cuando el pasado junio pudo regresar a Kenia tras superar las restricciones por la pandemia, Oreja fue informada de los citados hechos por los padres de los niños, procediendo al despido del director. “Esta persona se ha portado muy mal con las familias, con la comunidad de Kombani y, ahora, conmigo. Su objetivo es que me metan en la cárcel para que él pueda seguir haciendo lo que quiera en el colegio..., o bien que pague 25.000 €”, explica la cooperante.
Según asegura Oreja, cuenta con el apoyo de las familias de los niños del colegio. “Vamos a ir todos juntos al juicio. Me siento fuerte para luchar y que se haga justicia, pero también con miedo a que el sistema sea corrupto y solo quieran extorsionarme a cambio de mi libertad”, afirma.
Por ello, y para poder costear los gastos que se deriven de este proceso jurídico, Oreja pidió el lunes aportaciones económicas voluntarias. Los interesados en contribuir lo pueden hacer a través de la cuenta ES70 2100 1461 0502 0022 4232 indicando en el apartado de Concepto: ‘No Marta, no project’.
volver arriba

Activar Notificaciones