Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus

Confinamiento de Cadreita. Día 1

La villa ribera vivió ayer la primera jornada de su cierre perimetral que se prolongará, al menos, hasta el próximo jueves

Imagen del control establecido por la Policía Foral.
Imagen del control establecido por la Policía Foral.
Actualizada 17/10/2020 a las 06:00

Ayer fue el primer día de siete. La primera jornada de un confinamiento perimetral de Cadreita que se prolongará, como mínimo, hasta el próximo jueves, ya que la decisión de levantar el cierre o prorrogarlo dependerá de la situación epidemiológica y sanitaria que presente la localidad.

El departamento de Salud del Gobierno de Navarra aprobó el miércoles esta medida ante la alta incidencia acumulada, cifrada en 4.328 casos por 100.000 habitantes durante los últimos 14 días y 2.902 casos los últimos 7 días.

Así, durante las próximas jornadas, estarán limitadas la entrada y salida del núcleo urbano de Cadreita exceptuando las que tengan que ver con obligaciones laborales, sanitarias y educativas; atención a personas vulnerables; y otras causas de fuerza mayor.

Para el cumplimiento de este confinamiento, Policía Foral y Guardia Civil han establecido sendos controles en los dos accesos principales de la localidad, en ambos extremos de la travesía que cruza el casco urbano. Por su parte, el resto de accesos a la villa, la mayoría de ellos caminos rurales que desembocan en la carretera NA-134 que bordea la localidad, se encuentran cerrados por medio de barreras de hormigón y vallas metálicas. En estas tareas también ha participado la Policía y la Brigada Municipal de Cadreita.

SIN JUSTIFICANTE, NO SE PASA

El hecho de que el anuncio del cierre perimetral de Cadreita se produjera con un par de días de antelación sirvió a los vecinos de la localidad, y aquellos foráneos que acuden a la villa por los supuestos permitidos antes mencionados, para solicitar los correspondientes justificantes con lo que poder entrar y salir de la localidad.

Así, si el motivo es laboral, aquellos que quieran entrar o salir de Cadreita deben presentar ante los agentes del control de acceso un documento expedido por la empresa en cuestión. En el caso de los trabajadores autónomos, el justificante podrá ser el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) o el de la Seguridad Social. Por su parte, aquellos que deban salir del casco urbano para ir a trabajar a los terrenos agrícolas que circundan la localidad deberán portar un justificante del Ayuntamiento o el documento del catastro.

Finalmente, si la entrada o salida a la localidad atiende a cuestiones sanitarias, el justificante debe ser realizado por el centro de salud, clínica u hospital donde vaya a ser atendido.

POR MOTIVOS DE TRABAJO

La mayor parte de los motivos esgrimidos por aquellos que pasaron ayer por los controles de la Policía Foral y la Guardia Civil fueron laborales. Y es que son muchos los vecinos de Cadreita que acuden cada día a trabajar a localidades vecinas. Este fue el caso de José Pejenaute Goñi quien, pasadas las 13 horas, salía en su coche hacia su puesto de trabajo en la empresa conservera IAN de Villafranca. “Tener que pasar por los controles es un incordio, pero todo sea por cuidar la salud de todos”, afirmó.

De igual modo lo hizo Alberto Pérez Prat quien, sobre la citada hora, se dirigía a la fábrica de frenos ZF de Alfaro (La Rioja). “Creo que este tipo de medidas son algo excesivas, pero es lo que hay y tenemos que cumplir”, señaló.
La misma opinión compartió su convecino Álvaro García Burgui, quien tuvo que mostrar su justificante en el control de la Guardia Civil de camino a su puesto de trabajo en el matadero de Mélida. “Sabiendo cómo estaba la situación en Cadreita, la empresa me ha preparado el justificante y me lo ha pasado por correo electrónico”, explicó.

En dirección a Tudela se dirigía Pedro Sola Laborda, empleado de la empresa Rednatel de la capital ribera, quien había acudido a reparar una avería a la firma cadreitana Conservas Ría. “Ha sido la propia Ría la que, al dar el aviso de la avería, ha enviado a Tudela el justificante para poder entrar”, dijo.

Las horas centrales del día fueron las que más tránsito de vehículos registraron al coincidir con los cambios de turno en las empresas.

De regreso a Cadreita tuvo que mostrar su documentación ante la Guardia Civil la vecina Tania Gabriela Arcos, que llegaba de cumplir su jornada en la empresa Congelados de Navarra de Arguedas. “En cuanto supe que iban a confinarnos pedí a la empresa que me hiciera el justificante y, puntualmente, me lo proporcionó”, afirmó.

También a mediodía pasó por el control de la Policía Foral Julen Vicioso Preciado quien, al contar con jornada de turno partido, había aprovechado para regresar a comer a Cadreita antes de volver a su puesto de trabajo en la empresa Gutarra de Villafranca. “Somos muchos los de Cadreita que vamos a Gutarra..., con lo que no nos queda más remedio que llevar el ‘papelico’ preparado para entrar y salir”, explicó el joven, quien circulaba justo detrás de su convecino Santos Cambra Ría, agricultor de profesión. “Me parece muy bien que se hagan estos controles porque la situación es bastante delicada y todos tenemos que poner de nuestra parte”, señaló Cambra.

Te puede interesar

 

 

 

El cribado a los vecinos,la próxima semana

 

La alcaldesa de Cadreita, Berta Pejenaute Prat, pidió ayer “paciencia y colaboración” a los vecinos del municipio ante el confinamiento perimetral de la localidad, una medida que la primera edil calificó como “necesaria” para frenar la curva de contagios de coronavirus.

Llevábamos varios días en los que iban aumentando los positivos y no se frenaban. Estuvimos en contacto continuamente con el departamento de Salud y llegamos a la conclusión de que había que tomar medidas mucho más drásticas”, explicó Pejenaute.

La alcaldesa cadreitana destacó que, que desde el inicio de la pandemia, “se han realizado desinfecciones de calles, parques e instalaciones de forma continua”. Así, los parques se desinfectan todos los días, mañana y tarde, y un día a la semana se hace una desinfección general del casco urbano con un tractor y una cuba que recorre toda las calles de la localidad.

Por su parte, está previsto que el cribado a la población se haga a lo largo de la próxima semana, probablemente entre el lunes y el martes.

Según indicó Pejenaute, “ya se ha confinado prácticamente a todas las aulas del colegio, con lo que los alumnos, hasta los 11 años, ya han sido sometidos recientemente a pruebas PCR”. Además, según detalló la alcaldesa, también habría que excluir del cribado a los alrededor de 300 vecinos, de entre 40 y 54 años, que se sometieron el pasado fin de semana a un cribado que dio como resultado 20 casos positivos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE