Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Arqueología

Tudela busca determinar los límites y extensión de su necrópolis musulmana

En 2019 se hallaron 350 enterramientos en una superficie de 675 m2, lo que la convierten en la mayor de toda Navarra. Los trabajos, financiados por el Gobierno foral, se prolongarán durante un mes alrededor del cerro del Corazón de María

Óscar Sola Torres, a la izda., en uno de los sondeos que se están realizando para delimitar la extensión de la necrópolis musulmana de Tudela.
Óscar Sola Torres, a la izda., en uno de los sondeos que se están realizando para delimitar la extensión de la necrópolis musulmana de Tudela.
Actualizada 30/07/2020 a las 06:00

El Gobierno de Navarra ha puesto en marcha una nueva campaña arqueológica en el cerro del Corazón de María de Tudela con el fin de determinar los límites y, por consiguiente, la extensión de la necrópolis islámica medieval que apareció en este lugar en 2019.


Como se recordará, durante las obras de ampliación de los colegios de La Anunciata y Torre Monreal, aparecieron varios enterramientos a lo largo del citado cerro pertenecientes a la principal necrópolis mudéjar (maqbara) de Tudela. Los primeros enterramientos en este cementerio datan del siglo XI.


En concreto, estos trabajos sirvieron para sacar a la luz alrededor de 350 enterramientos con sus correspondientes restos óseos, en una superficie de 675 m2, lo que convirtió a la necrópolis islámica tudelana en la de mayor extensión de las halladas en Navarra.


Por sus dimensiones y cronología, esta necrópolis es comparable a las de las ciudades más populosas de la comunidad mudéjar del centro-norte peninsular, como Ávila o Toledo.


UN CERRO DE 6.000 M2


Pese a la extraordinaria dimensión de la zona excavada, los responsables de la campaña arqueológica de 2019 ya apuntaron que la necrópolis tudelana sería, muy probablemente, mucho más amplia, pudiendo, incluso, ocupar la totalidad de los 6.000 metros cuadrados del cerro.


Para determinar la superficie concreta del cementerio musulmán, la dirección general de Cultura-Institución Príncipe de Viana ha puesto en marcha los citados trabajos que consistirán en la realización de diversos sondeos arqueológicos. Así, desde la pasada semana y hasta finales de agosto, se realizarán catas arqueológicas en los terrenos anexos al monumento del Corazón de María, Torre Monreal y en el pinar ubicado en la trasera de los colegios de La Anunciata y Torre Monreal.


Hasta el momento se han llevado a cabo 14 sondeos y se ha comprobado que parte de la necrópolis se destruyó con el crecimiento urbano experimentado por Tudela a mediados del siglo XX.


Los trabajos, bajo la dirección del arqueólogo ribero Óscar Sola Torres, supondrán una inversión cercana a los 19.000 euros.


“Los arqueólogos siempre tenemos en mente sacar a la luz restos que están ocultos bajo la tierra, pero ahora, paradójicamente, nuestro cometido pasa por ir hallando las zonas de esta necrópolis donde no haya nada, ya que eso significará que hemos conseguido alcanzar sus límites”, apunta Sola, quien destaca que el fin de su labor es conocer la extensión de la necrópolis para articular, en colaboración con el Ayuntamiento de Tudela, los mecanismos oportunos para su protección.


“El objetivo es que el plan urbanístico de Tudela contemple que esta zona, ahora catalogada como área verde, tiene un valor patrimonial al contener este yacimiento. Así, si en el futuro se proyecta aquí una intervención urbanística, se tenga en cuenta los restos que hay bajo su tierra y se determine el modo de actuación correspondiente”, indica Sola.


UNA NECRÓPOLIS SINGULAR


Las excavaciones que sirvieron para hallar en 2019 la necrópolis musulmana de Tudela se realizaron en colaboración entre los departamentos de Cultura y Educación del Gobierno de Navarra.


Las 350 sepulturas halladas seguían el ritual islámico con la cabeza al suroeste, los pies al noreste y el rostro orientado a poniente. Los enterramientos no eran homogéneos, pues se descubrieron tumbas de tres tipos, con variaciones en la orientación y superposiciones.


Por otra parte, frente a la costumbre islámica de inhumar los cadáveres sin objetos personales, en la necrópolis de Tudela se han encontrado un número considerable de objetos de adorno en cuyo inventario destacan una variada colección de anillos y colgantes de oro y plata, medallones fabricados en cobre, y collares de bronce y pasta vítrea.

 

Una pieza más para el amplio y rico patrimonio histórico de Tudela
 

 

El hallazgo de la necrópolis musulmana de Tudela realizado en 2019 sirvió para unir este yacimiento al amplio y rico patrimonio histórico de la ciudad. “Todo lo encontrado en esta necrópolis es tan o más interesante que lo hallado en la Catedral o en la antigua iglesia de San Nicolás”, explica el responsable de los trabajados en el yacimiento, Óscar Sola, quien calificó como un “hito” el descubrimiento de este cementerio. “Todavía nos queda mucho por saber de la comunidad islámica de Tudela, y este yacimiento esconde muchas respuestas”, afirma el arqueólogo ribero, quien destaca “la suerte que tenemos de poder contar con esta riqueza arqueológica”. “El cerro de Santa Bárbara contiene en su interior los restos del castillo medieval que dominó la ciudad y, en este otro cerro, contamos con la mayor necrópolis musulmana de Tudela. Otras ciudades suspiran por tener lo que nosotros poseemos bajo nuestros pies”, explica.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE