Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Desescalada en Navarra

Un paso más en la desescalada para Corella y Cintruénigo

Son las dos únicas de la Ribera que se suman a poder pasear o hacer deporte a cualquier hora del día

Varias personas caminan por el centro de Corella.
Varias personas caminan por el centro de Corella.
19/05/2020

Los vecinos de Cintruénigo y Corella son los únicos beneficiados en la Ribera de la última medida del Gobierno de España que permite pasear y hacer deporte sin la limitación de las franjas horarias que regían hasta ahora, salvo para los mayores de 70 años. La causa es que esta norma, que afectaba a municipios de menos de 5.000 habitantes, se ha extendido a los de menos de 10.000, siendo Corella (7.971) y Cintruénigo (7.903) los que se suman al resto de municipios de la comarca. Solo Tudela queda fuera.

Una medida que todavía no está en vigor, ya que, por el momento y a pesar de anunciarse, no se ha publicado en el BOE.

A pesar de todo, el alcalde de Corella, Gorka García Izal (ACI), recibió con optimismo. “Soy de la opinión de que hay que avanzar sin hacer locuras, cumpliendo las normas y apelando a la responsabilidad”, reflejó. “Tras la apertura de terrazas y comercios es otro paso, pero, insisto, siguiendo las recomendaciones”.

Añadió que considera que, sobre todo, será beneficioso para evitar aglomeraciones. “Corella tiene entornos naturales preciosos y, como en muchos pueblos, hay costumbre de salir a andar después de comer. Da más libertad, es un pasito más y favorece que haya menos aglomeraciones a horas concretas, aunque tenemos zonas que permiten que no se concentre mucha gente”, dijo.

Por su parte, el alcalde de Cintruénigo, Óscar Bea (NA+), consideró que los más beneficiados van a ser los niños. “Vamos de cara al calor, la previsión es que suban las temperaturas y que los niños pudieran estar de 12 a 19 horas en la calle... Es normal que lo cambien. Y para el deporte, empezar a las 6 horas, a ver quién se levanta con ganas”, dijo.

Añadió que cuando más gente se veía paseando en Cintruénigo era a partir de las 20 horas y que esto permitirá que los vecinos se distribuyan más. “Al principio se notaban más aglomeraciones, pero desde la apertura de terrazas y comercios hay más flujo de gente durante todo el día”, dijo.

LA OPINIÓN DE LOS CORELLANOS...

En cuanto a los vecinos de Corella, han recibido la noticia con alegría. “Ya tocaba. Es excesivo haber sufrido este confinamiento en una población tan pequeña. Hay mucho espacio para pasear tranquilamente. El sentido común tiene que imperar y creo que esta medida llega muy tarde”, opinó José Miguel Montes Sanz, de 53 años.

“Estupendo” le pareció a Ana Catalán León, de 62 años. “Salíamos todos a las ocho por el mismo camino y te cruzabas con mucha gente. Ahora podremos salir en distintos horarios, pero tomando las medidas”, indicó.

Sonia Martínez Abadiano, de 44 años, también recibió con alegría la noticia. “Me parece muy bien. Tenemos el campo muy cerca y no hay aglomeraciones. Y veo bien que la gente mayor siga teniendo su franja horaria porque es a la que tenemos que cuidar”, indicó.

... Y DE LOS CIRBONEROS

En Cintruénigo la noticia también ha sido bien recibida. “Para mí, dado mi horario laboral, el cambio supone tener más tiempo para hacer deporte y salir a pasear. Pero tomando todas las medidas preventivas. No podemos bajar la guardia. Noto bastante relajación entre los adolescentes y el número de casos acumulados en nuestra zona es bastante grande. La falta de restricciones no supone que el virus haya desaparecido”, señaló Eva Chivite Navascués, empresaria de 46 años.

En similares términos se expresó Julián Lacarra Montes, jubilado de 65 años. “Es una gran ventaja salir a pasear o hacer deporte sin madrugar ni estar pendiente de si llegas a la hora o no. Creo que tenía que haber sido así desde el principio, pero hay que ser responsable”, recalcó.

Con algo más de preocupación lo ve Mireia Sangüesa Jiménez, enfermera de 21 años que trabajó en la UCI de la Clínica Universitaria de Madrid durante los momentos más difíciles. “Este mes y medio en la UCI he sido consciente de la gravedad de este virus. En Cintruénigo hay menos de 10.000 habitantes, pero muchos casos. Por ello, la desescalada debería ser más progresiva. No tener restricciones horarias puede conllevar la posibilidad de un rebrote. Hay que ser responsables y tomar muchas precauciones”, señaló.

Separadas por apenas 5 km y con muchos más casos en Cintruénigo


Corella y Cintruénigo son poblaciones muy similares. Tienen prácticamente la misma población, comparten el río Alhama y están separadas por apenas 6 kilómetros. Pero la diferencia es muy grande en casos de covid-19.

La zona de salud de Cintruénigo, que incluye también Fitero y que suma 9.914 habitantes ha registrado 237 casos confirmados acumulados desde que comenzó esta crisis, lo que suponen 29,51 por cada 1.000 habitantes. En cambio, la de Corella, que comprende además a Castejón y con 12.134 vecinos en total, suma 81 casos (8,18).

“No sabemos muy bien a qué se debe la diferencia porque es chocante”, reconoció el alcalde de Corella, Gorka García.

Tampoco lo tiene claro el de Cintruénigo, Óscar Bea, quien incidió en que se trata de casos acumulados desde que comenzó la crisis, pero que ahora desconocen los datos de casos activos porque no se los facilitan. “Creemos que pudo haber varios brotes antes del estado de alarma, como un autobús de Madrid que estuvo en el Balneario de Fitero o cirboneros que volvieron de vacaciones infectados. En el centro de salud también hubo problemas porque casi todos los médicos y enfermeras acabaron contagiados. A ello se suma la residencia, donde entre el 55 o 60% dieron positivo y alrededor de un 30% entre el personal. Pero son todo hipótesis porque no tenemos los datos”, afirmó.

Aparte de lo citado anteriormente, Bea señaló que los casos siguen subiendo porque ahora se están haciendo los test. “Han hecho a todas las personas que tuvieron síntomas y atendieron entonces por teléfono, a familiares de infectados... Yo creo que tenemos muchos casos arrastrados de antes y que activos son muchísimos menos de los 237. Lo que no sabemos es si las medidas han sido efectivas porque no tenemos datos actuales, aunque suponemos que no estamos tan mal porque nos dejaron pasar de fase”, indicó.

Por eso demandó las cifras reales actuales. “La población está preocupada. Ve los datos, los compara con Corella y se asusta. Pero también hay que tener en cuenta que tenemos un 50% más de plazas de residencia que en la zona de Corella y Castejón”, dijo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra