Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

TUDELA Y RIBERA

Confinados en familia en su taller para ayudar

El taller Vintage Car Paint de Tudela ofrece gratuitamente desinfecciones por ozono de vehículos policiales y sanitarios

Para dar el mejor servicio, su propietario se encuentra confinado en su interior junto a su mujer y sus dos hijos

Agentes de Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Foral, junto a Nurio Timoteo -a la derecha-, ante el taller.
Agentes de Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Foral, junto a Nurio Timoteo -a la derecha-, ante el taller.
Actualizada 26/04/2020 a las 06:00

En cuanto escuchó que el Gobierno de España iba a decretar el estado de alarma el pasado 14 de marzo, no se lo pensó dos veces. Nurio Timoteo se encerró en su taller de Tudela, preparó la máquina de desinfección de vehículos por ozono que tenía sin estrenar, y ofreció este servicio de forma gratuita a todas las fuerzas y cuerpos de seguridad que quisieran limpiar los coches patrulla en su establecimiento.

Así, el taller de chapa y pintura Vintage Car Paint, ubicado en el Polígono Industrial Las Labradas (vial Comunidad Foral de Navarra, 21) de Tudela, se ha convertido en punto de encuentro diario de agentes de la Policía Local, Foral, Nacional y Guardia Civil de toda la Ribera, además de personal sanitario e, incluso, algún taxista, que acuden con sus vehículos de trabajo a realizar sus correspondientes desinfecciones.

“Gracias a un amigo que tengo dentro de la Policía Nacional preparé un anuncio que colgué en la página de Facebook del taller anunciando este servicio gratuito. En ese momento no podía ni imaginar la repercusión que iba a tener esta iniciativa”, explica Timoteo, quien cifra en más de 200 ciclos de ozono los realizados hasta ahora a otros tantos vehículos policiales y sanitarios.

Respuesta a la iniciativa

Tal fue la respuesta obtenida a su ofrecimiento que Timoteo, natural de Portugal pero vecino de Fitero desde 2011, decidió confinarse en su taller. “Pensé que no podía exponer a mi mujer y mis dos hijos -Nuria, de 6 años, y Martín, de 4- al riesgo de contagio que yo estaba asumiendo al realizar este trabajo de desinfección. Así que decidí confinarme en el taller y solo ir a Fitero a recoger la comida y la ropa limpia que mi esposa me dejaba en la puerta de casa”, recuerda. “Eso fue lo más difícil, porque te das cuenta de que estás lejos de la familia cuando más falta haces en el hogar”, puntualiza.

Pese a ello, Timoteo no cejó en su empeño por ayudar “a esos héroes que están peleando en primera línea de batalla” y dio un paso más. “Al ver que cada vez venían más y más vehículos, contacté con la empresa Eurozon de Barakaldo, especializada en este tipo de máquinas de ozono, para poder adquirir otra más profesional. Me atendieron al instante e, incluso, se ofrecieron a entregármela a mitad de camino, en Miranda de Ebro”, explica.

Esta nueva máquina permitía a Timoteo realizar los ciclos de ozono sin entrar dentro de los vehículos, ya que basta con introducir el tubo de conducción del producto por la ventanilla del coche para realizar el proceso. Esto reducía el riesgo de contagio e, incluso, posibilitaba que esta operación fuera realizada por los propios agentes que acudían al taller a modo de autoservicio.

“Preparé un dispositivo de encendido de la máquina que instalé junto a la verja que separa el taller de la calle para que los agentes pudieran acercar ahí sus coches y hacer uso del aparato ellos mismo”, señala Timoteo, quien, además, envió a los mandos policiales un documento en PDF con las instrucciones de uso de la máquina. “Yo seguía estando en el taller, con lo que, desde el interior del mismo, orientaba a los agentes sobre el modo de utilización del aparato…, pero ya no me exponía tanto como antes y, además, era un sistema más rápido y efectivo”, afirma.

No contento con todo esto, Timoteo dio otro paso más. “Sabía que en Fitero y Cintruénigo estaban algo limitados para hacer frente a este tipo de desinfecciones en espacios como las residencias. Así que me volví a poner en contacto con la empresa de Barakaldo para adquirir otra máquina y poder dar servicio a estos centros”, recuerda. “En esta ocasión tuve que subir de propio hasta Bilbao para recoger la máquina. Incluso la Policía me paró para preguntarme qué estaba haciendo allí teniendo el negocio en Tudela. En cuanto les expliqué el motivo del viaje…, no me pusieron ningún inconveniente”, explica. Esa nueva máquina se puso a disposición de los Ayuntamiento de Fitero y Cintruénigo “y ya está en marcha, así como si la solicita también Corella para el mismo propósito”, dice.

Sacrificio personal

Pero todo esfuerzo solidario tiene su parte de sacrificio personal, y en el caso de Timoteo, este coste lo estaba sufriendo su familia. “Aunque la máquina del taller funcionaba ya en modo autoservicio, yo tenía que seguir estando allí para resolver dudas y, sobre todo, para mantenerla en perfecto estado de utilización y para reponer los productos que se pudieran ir agotando”, recuerda el vecino de Fitero, quien aprovechó su mayor tiempo libre para convertir la zona de oficinas del taller en un piso con habitaciones, sala de estar y cocina. “Compré los muebles por Internet y monté esta residencia improvisada para que mi mujer y mis hijos pudieran alojarse junto a mí en el taller. ¡Fue mucho más fácil montar el piso con mis manos que convencer a mi esposa de venir aquí!”, bromea Timoteo, quien, pese a ello, logró su objetivo. “Llevamos aquí confinados desde la segunda semana de abril, y estamos muy bien. Incluso los peques, que se están portando como dos auténtico guerreros, le han cogido gusto a esto del taller y ya están aprendiendo el oficio”, dice con una sonrisa.

Timoteo prefiere no echar cuentas del coste económico que esta labor le ha supuesto hasta ahora. “Si lo hiciera así quedaría totalmente desvirtuado el carácter solidario de esta iniciativa”, explica, a la vez que recuerda con cariño el homenaje que varios representantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad le tributaron recientemente concentrándose a las puertas de su taller.

Pero Timoteo, lejos de alabanzas, solo quiere que todo aquel trabajador que requiera de su servicio de desinfección para vehículos policiales y sanitarios acuda a su taller llamando antes al teléfono de contacto 620 28 94 62. Será muy bien recibido.

Sigue las recomendaciones de las autoridades sanitarias ante el coronavirus. Frente a las noticias falsas, haz caso solo a fuentes oficiales y a la información, veraz y contrastada, de los medios de comunicación. Si tienes dudas o presentas síntomas puedes llamar a tu centro de salud en días de labor; si solo requieres información, llama al 948 290 290; si tienes síntomas claros, si has viajado a una zona afectada o has tenido contacto con alguien que ha dado positivo, puedes llamar al 112. La manera más eficaz para evitar la propagación del coronavirus es el lavado de manos con jabón; las mascarillas se recomiendan cuando hay síntomas o contacto con personas mayores con bajas defensas.

 

 

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE