Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Coronavirus Navarra

La trinchera de los voluntarios riberos

La crisis del coronavirus ha puesto a prueba a los 47 voluntarios de la agrupación de Protección Civil Milagro, que da servicio a 14 localidades de la zona. La entidad está demostrando una capacidad de trabajo a la altura de la solidaridad que la distingue

Ampliar La trinchera de los voluntarios riberos
La trinchera de los voluntarios riberos
  • Enrique Pejenaute
Actualizado el 27/03/2020 a las 06:00
El campo de batalla contra el coronavirus esta surcado por varias trincheras. En una de ellas están los sanitarios; en otra los profesionales de otros gremios que evitan que el país se paralice; y en una tercera aquellos ciudadanos que se quedan en casa. Pero hay una cuarta. Se trata de la ocupada por los voluntarios, personas que invierten su tiempo, trabajo e, incluso, su salud para que otros puedan disfrutar de todo eso que ellos dan sin pedir nada a cambio.
Unos de estos voluntarios son los que forman las agrupaciones de Protección Civil, que en el puesto de Milagro suman 47 integrantes que dan servicio a sus vecinos y a los de Villafranca, Cadreita, Valtierra, Arguedas, Funes, Peralta, Caparroso, Marcilla, Cárcar, Andosilla, Azagra, San Adrián y Falces.
Dentro de la campaña ‘Quédate en casa, ya salgo yo’, los miembros de esta agrupación, dirigidos por su responsable, José Mari Cambra, dedican gran parte de su jornada a ayudar a personas mayores o con problemas de movilidad. Lo hacen en tareas como llevarles a sus domicilios la compra, medicamentos o, incluso, tirarles la basura, además de llevar la tarea a aquellos niños que no cuentan con conexión a Internet y no pueden comunicarse con sus profesores.
El miembro más joven de Protección Civil Milagro es Osama Eddghoughi, de 19 años, quien cuenta emocionado una anécdota vivida durante estos días. “Una mañana en Milagro, cuando me disponía a dejar la bolsa con alimentos en la puerta de una vecina, la señora la abrió y me agarró la mano. No me la soltaba y no paraba de decir lo buenos que éramos y lo agradecida que estaba”, relata el joven, residente en Funes.
VIGILANTES EN LA ALARMA
Además de esta labor, los voluntarios de Protección Civil Milagro apoyan a Policía Local, Foral y Guardia Civil en su labor por que se cumpla el confinamiento decretado por el Gobierno de España en el actual estado de alarma. “Hay veces que vemos a personas mayores por la calle. Nos dicen que tienen que salir a pasear un poco, que se lo recomendó el médico..., y nosotros, como es nuestro deber, les instamos a regresar a sus casas. Otros nos preguntan si pueden ir a ver a los nietos, o si pueden bajar al huerto...”, apuntan desde Protección Civil Milagro, entidad cuyos voluntarios también han colaborado estos días con las mancomunidades de la comarca para conseguir batas, guantes y mascarillas.
Además, y según indican los miembros de la entidad, como el teléfono de la agrupación está colgado en las redes sociales, han recibido durante la crisis varias llamadas de personas que residen fuera de Navarra pero cuyos familiares viven aquí. “Hace unos días nos llamó un hombre desde Barcelona pidiéndonos por favor que aceptásemos saber la clave de la tarjeta de crédito de su padre, residente aquí, para que, en caso de necesitar dinero, fuéramos nosotros al cajero”, afirma Cambra, quien señala que, incluso, recibieron una llamada desde Birmingham (Inglaterra) “preguntando por el estado de salud de sus padres”.
Antes de concluir la jornada, los voluntarios de Milagro se reúnen para planificar el siguiente día. Otro más en su trinchera.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora