aniversario

Embutidos El Bordón cumple un cuarto de siglo y lo está celebrando con actos para sus vecinos

  • Distribuyen su producto, sobre todo, por carnicerías navarras y tiendas gourmet del entorno

José Manuel González Fernández enseña el proceso de elaboración a escolares de Viana

José Manuel González Fernández enseña el proceso de elaboración a escolares de Viana

montxo a. g.
1
27/06/2014 a las 06:00
  • m. martínez de eulate Estella
Hace 25 años que Manuel González Sáenz-Díez dejó su pueblo de La Rioja, Torrecilla en Cameros, para establecer su negocio en Viana. El traslado de la fábrica de muebles Salcedo a esta población navarra y el éxodo de 1.000 vecinos hizo que él y su familia también hicieran el mismo cambio de vida. Su tienda de ultramarinos y carnicería no tenía sentido allí ya. La clientela se marchaba.

Así que comenzó nueva etapa abriendo una tienda con sus mismos productos cárnicos dentro de esa colonia riojana que se estableció en el barrio de Torrecilla de Viana. Su mujer, Pilar Fernández Velasco, se puso al cargo del establecimiento y allí terminaron por formar su familia.

Su embutido, presente en las casas de esos vecinos más cercanos, fue creciendo en popularidad y en este 2014 ha cumplido el cuarto de siglo. 25 años para su empresa, Embutidos El Bordón, que hoy celebran gracias a la confianza depositada en ellos también de los vianeses. Por eso, durante este 2014, están participando muy activamente en dinamizar la vida local con actividades pensadas para los vecinos y visitantes como una forma de devolver esa fidelidad según explicó Ioar García González, la nieta de Manuel González Sáenz, que tiene 24 años.

Ella se ha volcado en diseñar este programa especial de aniversario para celebrar la buena marcha de un negocio que su abuelo creó cuando tenía 39 años pensando ya en sus hijos y, sí, son ellos los que hoy se encuentran al frente. Elaboran 23 productos diferentes y venden alrededor de 80.000 kilos anuales. Lo siguen haciendo de forma muy artesanal para no perder la que consideran que es su esencia. “Funcionamos mucho al toque, con el tacto y el olfato. Esta es la figura del maestro artesano. Algo no reglado, sino el aprendizaje de toda una vida. Es la forma de elaboración tradicional, a la que siempre hemos estado muy ligados”, indicó Ioar García.

Hasta el nombre, Bordón, tiene su porqué en la tradición: la del Camino de Santiago, en este caso, al ser Viana ciudad de paso. “El bordón es el nombre del bastón del peregrino. Nos sentimos muy arraigados a esta tierra y el embutido es ese sustento del caminante. Esa fue la idea. Se necesita también comer bien para aguantar la ruta”, argumentó.

DONDE SIEMPRE

Distribuyen su producto, sobre todo, por carnicerías navarras y tiendas gourmet del entorno. "También estamos en Munich, en una tienda que regenta una navarra, o en bares de pinchos de Madrid y Bilbao", dijo ella. Elaboran en la misma fábrica de siempre, una nave de 500 metros cuadrados ubicada en el número 3 de la carretera Recajo. “Disponemos de venta directa en tienda, espacio de oficinas con baños y vestuarios, las salas de elaboración y envasado y los secaderos”, contó ella.

Ahora, durante este 2014, están desarrollando nuevas gamas de producto y llevando también a cabo el rediseño de la marca. Desde el 2000, cuando se cerró la tienda, la familia está centrada en exclusiva en la buena marcha de la empresa.
Selección DN+


  • Labiano
    (27/06/14 21:03)
    #1

    Lo buena que es la txstorra, cuantos buenos ratos he pasado comiendola

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE