Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Justicia

Un largo litigio en torno al bar Los Llanos puede costar 130.000 euros

Se reservan para una posible indemnización tras declarar nulo una sentencia un acuerdo municipal de 2018

El centro cultural Los Llanos, complejo donde se ubican las salas de cine y el bar cafetería.
El centro cultural Los Llanos, complejo donde se ubican las salas de cine y el bar cafetería.
  • MPuy Amo Estella
Actualizada 11/06/2021 a las 06:00

Un largo litigio originado en un acuerdo que la Junta de Gobierno Local adoptó la pasada legislatura sobre la actividad hostelera en el centro cultural Los Llanos declarado nulo por los tribunales puede costar ahora 130.000 € al consistorio. El Ayuntamiento de Estella ha reservado esta cantidad -una de las partidas del remanente aprobado en el pleno del martes- en el caso de que el actual concesionario de este espacio municipal decidiera liquidar el contrato. De ser así, tendría derecho a ser indemnizado por las inversiones que realizó en su día para la nueva apertura. Una compensación calculada según su valor neto contable que, de momento, se guarda ya la espera de si se da finalmente este paso.


A la actual situación -que coloca ante otros posibles escenarios como que haya que licitar de nuevo la gestión de este espacio si se produce esa salida- se llega tras una sentencia emitida por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) hace justo un año, en junio de 2020. El fallo admitía únicamente recurso de casación ante el Tribunal Supremo. Una vía que el Ayuntamiento ha descartado, lo que lo ha convertido en firme y dado inicio al resto de pasos.


En su sentencia, el TSJN estima un recurso de apelación contra una resolución anterior emitida por el TAN (Tribunal Administrativo de Navarra) promovido por la Asociación de Salas de Fiestas, Baile y Discotecas de Navarra y en el que se persona un empresario local. Anula ese fallo y hace lo mismo con un acuerdo adoptado el 14 de junio de 2018 por la Junta de Gobierno sobre la redefinición de licencia de la actividad de bar a bar y café-espectáculo en el espacio cultural Los Llanos. Es esa cuestión, y lo que implica en cuanto a los horarios de apertura y cierre, notablemente diferentes, lo que está en el fondo del contencioso.


LOS DOS ARGUMENTOS EN JUEGO


A lo largo del proceso, la parte recurrente ha sostenido que ese cambio en la licencia constituía en realidad una “modificación sustancial del contrato proscrita por la ley y por el propio pliego de cláusulas”. Es decir, se había pasado de bar con un horario permitido hasta las 2 de la madrugada al café-espectáculo que lo autoriza hasta las 3.30, entre otras consideraciones sobre las actividades que ello implica. Es esta cuestión y no la concesión administrativa realizada en su día la que ha generado el conflicto durante este tiempo. El TSJN concluía en su fallo que no “se enjuicia la adjudicación” ni el acuerdo de la mesa de contratación sino el objeto del contrato. Expone que variar la licencia tendría un tratamiento más sencillo de no ser, como en este caso, que mediara un procedimiento de concurso público para un arrendamiento. Ello -añade- “obliga a los intervinientes a vincular la licencia resultante al contrato de concesión y a su objeto”. Y -prosigue en su argumento- resulta determinante puesto que, de otro modo, “los principios de igualdad, transparencia y publicidad en garantía de todos los posibles licitadores quedarían desvirtuados”. En este marco y en línea con la tesis de la demandante, sostiene que sí ha existido una modificación del contrato público inicial, por lo que el cambio de licencia otorgado por la Junta de Gobierno queda anulado y se retrocede al del origen, es decir, bar-cafetería.

 

NO HAY RENUNCIA A LA CONCESIÓN EN ESTE MOMENT

Regino Etxabe, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Estella y al frente también de ese área en la pasada legislatura con Bildu en la alcaldía, explica que en este momento no hay renuncia por parte del adjudicatario del bar del centro cultural a seguir con la concesión, pero que es necesario garantizar esa reserva y por ello se ha incluido en el remanente. Con esos 130.000 €, se compensaría a la concesionaria por las inversiones no amortizadas que llevó a cabo antes de la apertura del establecimiento. Detrás de esa posibilidad de acabar en una liquidación del contrato por su parte, está el cambio de la actividad y lo que entraña afrontar esa reducción de horario al funcionar de nuevo fuera de la catalogación especial de bar-espectáculo. Desde la propia adjudicataria se ha indicado que no hay ahora por su parte información que indicar al respecto.


En cuanto a la redefinición de la licencia acordada en su día por el gobierno municipal, Regino Etxabe expone que en el curso del procedimiento administrativo seguido entonces la decisión se tomó tras contar con el informe favorable del Gobierno de Navarra. El edil apunta al argumento esgrimido por el Ayuntamiento de Estella a lo largo del proceso judicial. El de que los servicios jurídicos municipales entendieron que el propio pliego de condiciones dejaba abierta la puerta a una serie de mejoras. Y en ese contexto situaban la modificación de actividad que se concedió en junta el 14 de junio de 2018.

 

CLAVES

1 Noviembre de 2017. El Ayuntamiento de Estella adjudica la explotación del servicio hostelero a la única oferta presentada con el objetivo de revitalizar el complejo cultural Los Llanos tras la marcha de la empresa Golem. Los usos de este espacio se desdoblan, puesto que las salas de cine quedan en manos de otra empresa.

2 Mayo de 2018. La empresa adjudicataria presenta ante el Ayuntamiento una solicitud para que se redefina la licencia inicial de bar cafetería por la de bar espectáculo, a lo que se accede mediante el acuerdo de Junta de Gobierno Local aprobado medio año después que sería luego anulado por los tribunales.

3 Reunión de los hosteleros. Ante aquella decisión, hosteleros de la localidad que trabajan en la franja nocturna se reunieron con responsables municipales del entonces equipo de gobierno. Hubo voces de descontento en el sector al sentirse perjudicados por lo ocurrido.

4 Las diferencias entre las dos actividades. Funcionar como bar cafetería supone, en el marco de horarios generales, poder abrir a las 6 de la mañana y cerrar a las 2 de la madrugada. En el caso de los catalogados como bares especiales -a los que pertenece la licencia de café espectáculo- la franja se mueve entre las 13 horas y las 3.30 de la madrugada.
Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE