Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ORVE

Rehabilitar en Estella, de la obra singular al confort puertas adentro

La actividad no se detuvo en 2020 y la ORVE tramitó expedientes que beneficiaron a 323 viviendas en la comarca

Foto de las fachadas al río Ega en el barrio de San Miguel de Estella, en la actualidad.
Panorámica de las fachadas al río Ega en el barrio de San Miguel de Estella, en la actualidad.
  • M. P. Amo
Actualizada 03/01/2021 a las 06:00

De actuaciones singulares que año a año han contribuido a la mejora de barrios de Estella -con ejemplos recientes en el entorno de la plaza de la Coronación- a un modelo de rehabilitación aún con obras destacadas que transforman por completo los edificios pero abierto cada vez más a la búsqueda del confort puertas adentro. La ORVE, la Oficina de Rehabilitación de Viviendas de Tierra Estella, se ha movido entre ambos motores en los casi 200 expedientes gestionados a lo largo del 2020 con 313 viviendas afectadas en las dos líneas que abarca, las de comunidades de vecinos y las individuales.

La responsable de un servicio que alcanza a 57.997 habitantes, Ana Rodríguez Aizpurua, explica que han sido meses de permanecer más en casa y de plantearse qué necesidades se tenía en los hogares, lo que se ha plasmado luego en las solicitudes. Y hace balance tras un año en el que, pese a todo lo ocurrido, se han superado finalmente los niveles del anterior tanto en número de actuaciones como en inversión. “La actividad, por fortuna, no se ha detenido y, aunque en los meses de confinamiento tuvimos un retroceso de solicitudes, el dato final es muy positivo”, añade.

Aún con esas dificultades, han seguido los expedientes para suprimir barreras arquitectónicos o mejorar la envolvente térmica y con ello el aislamiento de los edificios. Tras años en los que Estella ha apostado por la instalación de ascensores, la misma demanda alcanza hoy a otras localidades como Ayegui, Lerín y Lodosa. Destaca esta última, con ocho proyectos que han afectado a 43 viviendas.

Ana Rodríguez expone que en las intervenciones individuales la casuística es muy amplia y existen múltiples variables para optar a las ayudas que a su vez condicionan las actuaciones posteriores. “Por eso insistimos y es totalmente recomendable que quien vaya a realizar obras en la vivienda se acerque a nuestra oficina para informarse. Les daremos las indicaciones necesarias para su caso concreto y les guiaremos y acompañaremos en el proceso para llevar a buen término la rehabilitación”, subraya.

TAMBIÉN FIJA POBLACIÓN

Apunta así a una labor de asesoramiento que el servicio considera fundamental, más teniendo en cuenta la edad media de las personas que solicitan información. Se sitúa entre los 75 y los 80 años con inmuebles que normalmente superan el medio siglo de antigüedad. En este contexto, se da salida a actuaciones encaminadas a mejorar la movilidad dentro de las viviendas, con 11 expedientes para instalar elevadores en unifamiliares frente a los cinco del año anterior y otros nueve orientados a salvaescaleras, por encima también de las cifras precedentes. “Son personas que siguen manteniendo la vivienda en la planta elevada de su casa y se dan cuenta de la dificultad para subir las escaleras, por lo que vienen a preguntar por las soluciones”, subraya.

Adaptaciones en baños, cambios en la distribución interna, actualización de instalaciones de fontanería o electricidad van -explica la responsable del servicio- encaminadas en esa misma dirección de hacer más cómoda la vivienda. Se unen en cuanto a las actuaciones también significativas, las rehabilitaciones integrales con menores de 35 años como promotores en pisos, por ejemplo, del barrio de Lizarra de Estella, además de en otras localidades. “Se transforman por completo los interiores con ayudas que son también importantes para esta franja de edad porque, dependiendo de los ingresos en renta, el porcentaje de subvención puede alcanzar el 30% o el 40%”, subraya Ana Rodríguez sobre una medida -argumenta- importante porque contribuye a “fijar población en las zonas rurales y actuar activamente contra la despoblación”.

CLAVES

Año 2020. Días antes de terminar el año y a falta de dar salida a los últimos pendientes, se habían tramitado para el conjunto del localidades de la ORVE 185 expedientes con 313 viviendas afectadas y un presupuesto total protegible de 5,6 millones con casi dos de subvención a fondo perdido. De ellos, 53 fueron de Estella con 110 viviendas.

Año 2019. Se gestionaron 200 expedientes en un año en el que se intervino en 422 viviendas y se movilizaron inversiones por 5,4 millones con 1,8 acogidas a subvención. De ese total, 61 expedientes quedaron en el ámbito de la capital de la merindad con 156 viviendas afectadas. Destacó en ese periodo el volumen registrado en Lodosa, con 32 expedientes y 80 viviendas.

Año 2018. Un total de 258 expedientes con 577 viviendas beneficiadas -322 de ellas en Estella- y un presupuesto global de 8,4 millones con 2,9 en concepto de subvenciones.

Año 2017. Se dio salida en ese periodo a 265 expedientes ligados a 491 viviendas -236 en la ciudad del Ega- y a un movimiento económico de 6,6 millones. Las ayudas a fondo perdido alcanzaron los 2,3.

Año 2016. Hubo 72 expedientes con 239 viviendas, 142 en Estella. En cuanto al presupuesto, quedó a distancia del año anterior y sumó 3,8 millones con 1,3 de subvenciones.

Año 2015. 71 expedientes de 2,7 millones y ayudas por 278.107 €.
Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE