Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

José Miguel Aguirre

La familia de un discípulo de Maeztu dona al museo un óleo y otros recuerdos

José Miguel Aguirre, hijo de Fortunato Aguirre, aprendió desde los 13 años en el taller del artista alavés en Estella

Ampliar La familia de un discípulo de Maeztu dona al museo un óleo y otros recuerdos
La familia de un discípulo de Maeztu dona al museo un óleo y otros recuerdos
  • Diario de Navarra
Actualizado el 15/06/2018 a las 06:00
El Museo Gustavo de Maeztu de Estella recibió este jueves la donación de un cuadro realizado por José Miguel Aguirre Aristizábal y un cuaderno de notas personal donde el estellés -ya fallecido- escribió los recuerdos y vivencias que guardaba del pintor. El acto tuvo lugar en el Ayuntamiento de Estella durante la comisión de Cultura con presencia del alcalde, Koldo Leoz, y del edil de Cultura, Regino Etxabe, así como la familia Aguirre-López y la directora de la pinacoteca, Camino Paredes.
José Miguel Aguirre (Estella, 1929-Pamplona, 2017) era hijo de Fortunato Aguirre, alcalde de la ciudad asesinado en 1936 por el bando franquista, y de Elvira Aristizábal. Aguirre -según destacó su familia- profesaba un profundo afecto y admiración a Gustavo de Maeztu como discípulo que fue de él. Recibió de su madre -recordaban- una formación que favoreció su sensibilidad artística en la música y la pintura.
Dibujante y pintor de paisajes y retratos, entró en el taller de Maeztu a la edad de 13 años, en 1943, y aprendió de él hasta 1947, cuando el artista alavés murió y dejó a la ciudad del Ega un legado que hoy se conserva en la pinacoteca que lleva el nombre del pintor. Aguirre se consideró siempre discípulo de Maeztu y conservó en su recuerdo las vivencias compartidas durante la estancia del pintor en la ciudad. De él aprendió, entre otros aspectos, la importancia del dibujo como base de toda obra, tal y como acostumbraba a repetir el artista. “A la par que recibía clases de dibujo y pintura del ‘maestro’, también ejercía de chico de los recados”, han detallado los familiares en la firma de esta mañana.
UN GESTO EMOTIVO
El cuadro entregado al museo corresponde a un retrato pintado al óleo en 1998 con el nombre de Retrato de Gustavo de Maeztu, una imagen basada en la fotografía que Alberto Schommer realizó al hijo adoptivo de Estella en 1946, poco antes de su fallecimiento. “Desde el museo consideramos interesante esta donación por cuando nos brinda la posibilidad de hacer un reconocimiento a la figura de este sensible ciudadano de Estella a lo que se añade el interesante testimonio de primera mano documental que supone contar con el cuaderno de notas con los recuerdos de Aguirre sobre Maeztu”, señaló Camino Paredes.
El Museo Gustavo de Maeztu se compromete, así, a cuidar de la correcta exposición del retrato y custodia, y también del cuaderno de notas, en las mismas circunstancias que el resto de la colección permanente del centro. La directora de la pinacoteca destacó la emotividad del gesto y el respeto con el que sus familiares han abordado la donación.
Inmerso en la protección de sus fondos
 
El museo recibía este jueves la donación fuera de sus instalaciones de la calle San Nicolás, cerradas desde hace casi dos semanas por las obras de eliminación de barreras y construcción de un ascensor. En estos últimos días, el trabajo se ha centrado en el “encapsulado” de los fondos de la planta noble para garantizar su conservación.
volver arriba

Activar Notificaciones