Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Comida solidaria

Paellada en Estella por los refugiados del Mediterráneo

Alrededor de 400 personas disfrutaron de la comida solidaria organizada por Lizarra Ciudad de Acogida

Ampliar Familias y cuadrillas asistieron a la comida que tuvo lugar en la plaza de Santiago
Familias y cuadrillas asistieron a la comida que tuvo lugar en la plaza de SantiagoMontxo A.G.
  • Ainhoa Briceño
Actualizado el 11/08/2022 a las 08:57
Tras casi un mes atracado en el puerto, el barco Aita Mari zarpó en octubre del 2021 para rescatar a las personas naufragadas en el Mediterráneo Central. Una labor que consiguió salvar la vida de 160 personas en los 3 rescates que la embarcación llevó a cabo.
Por ello, la asociación Lizarra Ciudad de Acogida, organizó la comida solidaria de este año para la ONG Salvamento Marítimo Humanitario, de Guipúzcoa. Casi 400 personas se reunieron ayer en la plaza de Santiago para disfrutar de un arroz en compañía y colaborar con la causa.
VIDAS DEL MEDITERRÁNEO
Iñaki Goñi es uno de los médicos que participó en la última misión del Aita Mari. El grupo no sólo realiza rescates, sino que atienden a los refugiados en las islas griegas. Según cuenta, es muy difícil conseguir los permisos para zarpar, y la tramitación puede alargar la marcha semanas. En octubre, mientras navegaban a la altura de Libia, encontraron una patera con 120 personas a la deriva. Hasta que pudieron desembarcar en Sicilia, esperaron 8 días para recibir la autorización.
Con la comida que se organizó el miércoles, se esperan recaudar unos 2.000 euros que se destinarán a financiar el próximo rescate del Aita Mari. “Nosotros tenemos la necesidad de un apoyo económico, pero sobre todo tenemos la necesidad de contar con la empatía social. Queremos que la gente entienda la labor que hacemos y que la sociedad acepte a los refugiados como personas que son y que tienen el derecho a elegir su destino”, determinó.
Todo esto fue organizado por la asociación Lizarra Ciudad de Acogida, que desde 2017 plantea esta comida y dona el dinero a diferentes fines solidarios. Durante el confinamiento, se pudo colaborar a través de una ‘comida virtual’ en redes sociales, cuyos fondos fueron para los manteros que no podían trabajar. “Este año el Aita Mari se lo ha ganado a pulso”, indicó uno de los miembros del grupo, Gotzon Nafarrete.
Unas 50 personas hicieron posible el encuentro, tanto de la asociación como del pueblo, en el que se prepararon 8 paelleras de arroz con pollo y otras 3 de verduras para vegetarianos. El precio del ticket fue de 15 euros, aunque la gente también pudo donar a través de Cubierto cero. Nafarrete valoró de forma positiva la acogida. “La gente solidaria responde, hay mucha y espero que haya más”, decía. En la causa también han colaborado aportando material otras empresas y entidade, entre ellas el Ayuntamiento de la ciudad.
Más información sobre fiestas de Estella 2022:
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE