Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Iniciativas 

Bici y montaña emprenden en Estella

Dos nuevas iniciativas llegadas al vivero municipal de empresas van unidas a la naturaleza y el deporte. Raúl Lana ha apostado por un servicio de rutas guiadas en bicicletas eléctricas y Jaime Abascal por dar una segunda vida al calzado de montaña

Jaime Abascal Ancín en el taller de resolado que ha puesto en marcha en el vivero de Estella
Jaime Abascal Ancín en el taller de resolado que ha puesto en marcha en el vivero de EstellaMONTXO A.G.
Publicado el 05/10/2021 a las 06:00
En el vivero de empresas del Ayuntamiento de Estella coinciden este otoño dos nuevos proyectos ligados al entorno. A la naturaleza, el ocio y el deporte. La bici y la montaña como motores de dos apuestas de autoempleo. La de Raúl Lana Arróniz, Urederra e Bike, oferta rutas guiadas con su servicio de bicicletas eléctricas. Jaime Abascal Ancín da, con la puesta en marcha de Climber Up Navarra, una segunda vida al calzado de montaña.  El primero se ha instalado en uno de los talleres pesados. El segundo ocupa uno de los ligeros, un espacio de menor tamaño en un edificio municipal que el Ayuntamiento va a ampliar con la construcción de una nave anexa cuya obra se ha adjudicado recientemente a la empresa Erki Construcción.
JAIME ABASCAL: EL RESOLADO COMO INICIO
La afición al monte y, de forma especial, a la escalada y carrera de montaña, están en el origen de la apuesta por el autoempleo de Jaime Abascal, un vecino de Cirauqui que ha abierto en el vivero la filial navarra de Climber Up. A la central de Madrid viajó para aprender el oficio que quería convertir en su medio de vida. Y pasó de trabajar en una empresa de la zona a abrir en el vivero su taller de resolado desde el que cambia suelas viejas del calzado de montaña por otras nuevas que permiten seguir utilizándolo. Aunque especializado en el pie de gato para escalada, el abanico es más amplio. Abarca el conjunto de calzado de montaña e irá acomodándose a la demanda de las distintas actividades deportivas como el pádel.
Jaime Abascal explica que su enfoque es reutilizar, reducir, reciclar y resolar. Proporcionar esa alternativa a un zapato muy técnico y de precio elevado en una zona en la que la escalada experimenta un auge con su práctica indoor de la mano de instalaciones como el rocódromo de Mugitu. De hecho, detalla, fue esta empresa de actividades de aventura la que le ha acompañado desde el inicio, con los que hoy sigue contando y a los que tiene como referente.
Contó con el asesoramiento de Teder para empezar, pero convertirse en autónomo desde un empleo por cuenta ajena no resulta sencillo y vino en este caso impulsado por temas personales. Jaime Abascal relata como el fallecimiento de su mejor amigo y compañero de escalada le llevó a plantearse que era el momento. “Pensé que o lo hacía ahora o no lo haría nunca. Y estaba también la conciliación familiar trabajando a turnos en la fábrica. Aquí trabajo con pedidos, puedo organizar mis horarios y es otra manera de conciliar”, añade.
En una zona en la que no había cultura de resolador, aspira a convertirse en referente en este oficio al que llega convencido de que es posible un cambio de mentalidad. “Me parece atractivo arreglar el calzado deportivo, es una apuesta personal por ese cambio motivada también por el momento histórico que vivimos. Dar una segunda oportunidad a una compra de calidad que puede ser reutilizada de esta manera”.
RÁUL LANA: UN GUÍA PARA DISFRUTAR PEDALEANDO
Raúl Lana Arróniz, con las bicicletas que pone al servicio del cliente en sus rutas guiadas
Raúl Lana Arróniz, con las bicicletas que pone al servicio del cliente en sus rutas guiadasMONTXO A.G.
Urederra e bike, la empresa con la que Raúl Lana ocupa uno de los talleres pesados del vivero, necesita este espacio para guardar y encargarse del mantenimiento de la flota de seis bicicletas eléctricas porque, a partir de ahí, toda su actividad discurre en el exterior. Los clientes -explican- pueden contar con ellos para contratar las rutas con sus bicis o un servicio de guía profesional si se desplazan con las suyas propias. En cualquiera de los dos casos, Raúl Lana acompaña por trayectos que van desde las diferentes opciones de las sierras de Urbasa-Andía, a la ruta del ferrocarril Vasco-Navarro, entre otros recorridos por Tierra Estella.
Su iniciativa arrancó a finales de 2019, topó con el 2020 marcado por la pandemia y encontró luego en el vi vero el lugar que andaba buscando para un 2021 en el que las redes sociales y el boca a boca han impulsado la actividad en verano. “Ha habido movimiento, con mucha demanda sobre todo para conocer las sierras durante los meses de julio y agosto. Poner el negocio en marcha ha sido complicado, pero intentaremos que vaya para adelante”.
Explica que su demanda viene de perfiles muy distintos. Desde quienes pedalean habitualmente y no dejan de hacerlo en vacaciones a otros que prueban con la bici por primera vez en mucho tiempo. “Tenemos rutas específicas según lo que nos pidan y lugares como Urbasa que merecen la pena en cualquier época del año. Siempre voy yo como guía, creo que es la menor manera de dar un buen servicio porque permite conocer mejor los lugares por los que pasas en un entorno tan bonito como el nuestro. El cliente lo valora y al final te dice que ha sido una gozada recorrerlo así”.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones