Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Urbanismo 

El posible traslado reabre en Santo Domingo un debate de casi 20 años

Una futura residencia en el albergue Oncineda podría acercarse al centro de Estella con una pasarela en La Chantona

Escalinata de acceso al antiguo convento dominico, hoy residencia de Santo Domingo de Estella
Escalinata de acceso al antiguo convento dominico, hoy residencia de Santo Domingo de Estellamontxo a.g.
Publicado el 03/10/2021 a las 06:00
La posibilidad que valora el departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra de trasladar la residencia de ancianos de Santo Domingo de Estella al albergue Oncineda ha puesto de nuevo el foco en un antiguo convento dominico llamado a convertirse primero en Parador Nacional y luego en Museo Etnológico. Ambos planes pasaban por llevar este servicio residencial propiedad del Ejecutivo foral a un emplazamiento más céntrico y sin el problema de infraestructura que presenta el actual.
El paso del tiempo, lo costoso de la operación y las diferencias políticas frustraron las dos opciones. Hoy asoma una nueva alternativa que exigiría acuerdos sobre los dos edificios entre las administraciones foral y municipal. Vaciar Santo Domingo como residencia llevaría, por un lado, a buscar fórmulas para mantenerlo en uso. Entre ellas, no se descarta la de albergue ni se pierden de vista las posibilidades turísticas y culturales de un antiguo edificio religioso que comenzó a levantarse en 1259, acabó desmoronándose y convertido en ruinas hasta ser reconstruido por el Gobierno de Navarra, que lo destinó a residencia de ancianos. 
Cesiones y otros acuerdos
Cualquier proyecto que el Ayuntamiento planteara para el futuro en ese escenario requeriría la cesión por parte del Ejecutivo foral. Ambos gobiernos, el de Navarra y el municipal, tendrían que negociar también para la otra pieza de esta operación, el albergue Oncineda. Antiguo instituto, dijo adiós a mediados de los noventa a la vida educativa con el traslado de las enseñanzas de Secundaria al complejo de Remontival. En ese momento, el consistorio consiguió del Gobierno la cesión de uso del ala izquierda, que remodeló como alojamiento juvenil demandado también con los años por los peregrinos a Santiago. Que esta etapa concluya implicaría un acuerdo para revertir el alcanzado en los noventa y devolver el edificio al Ejecutivo. Es decir, “ceder” la cesión vigente.
¿Qué ocurre si fructifica la opción que valora Derechos Sociales? Que el proyecto de una residencia en el albergue Oncineda lleva a plantear otra pregunta. ¿Cómo se resuelve la conexión con el centro de Estella de un edificio que no tiene hoy fácil ese acceso? Cerca queda el paraje de La Chantona, que el Ayuntamiento quiere unir con el paseo de Los Llanos mediante una pasarela peatonal. Una estructura sobre la mesa en anteriores ocasiones, contemplada incluso en el proyecto de la ciudad deportiva de Oncineda. En ese escenario, el tránsito hacia el centro urbano se resolvía con un ascensor que allanaría el paso desde la futura residencia hasta la pasarela para, una vez cruzada, alcanzar el corazón de la ciudad por el parque de Los Llanos.

En dos décadas

​1 Parador Nacional de Turismo. Entre 2001 y 2003, mientras el Monasterio de Iranzu terminaba de descolgarse como sede del segundo Parador Nacional de Turismo de Navarra, se barajan otras alternativas. La elección del convento de Santo Domingo en la primavera de 2003 devuelve el proyecto a la merindad de Estella. Hasta que dos años después, en junio de 2005, los planes cambian de nuevo y se elige el Monasterio de Irache.



2 Museo Etnológico de Navarra.
El Parador se descarta y se abre camino destinar Santo Domingo a albergar los fondos del Museo Etnológico Julio Caro Baroja, que siguen hoy conservados y sin abrirse al público en un almacén de Merkatondoa. Ya en 2009, el Gobierno de Navarra anuncia la firme decisión de abandonar la residencia de Santo Domingo ante las reformas que precisaba el edificio, lo que lleva a considerar más viable la construcción de uno nuevo en el centro de Estella.



3 Un nuevo edificio en el entorno de San Jerónimo. Entre las inversiones acordadas por UPN y PSN dentro del Plan Navarra 2012, se incluyeron 8,5 millones para “adaptar Santo Domingo a las necesidades de los residentes y a la normativa edificatoria”. Lo que en esos años se abre paso no es, sin embargo, actuar en el antiguo convento, sino destinar la financiación a construir un nuevo centro en terrenos de San Jerónimo tras llegar a un acuerdo con esta residencia.

volver arriba

Activar Notificaciones