x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
DN Más cerca

Colombia y San Adrián se unen en familia

La relación entre la adrianesa Ana Sáinz y la colombiana Constanza Rentería es mucho más que una relación de familia. Son amigas y confidentes. Aunque durante muchos años la distancia les ha separado, su relación siempre ha sido fuerte

DN más Cerca: Ana y Constanza | Colombia y San Adrián se unen en familia
DN más Cerca: Ana y Constanza | Colombia y San Adrián se unen en familia

DN más Cerca: Ana y Constanza | Colombia y San Adrián se unen en familia

Diario de Navarra
Ana Sáinz y Constanza Rentería posan sonrientes ante la cámara.

Ana Sáinz y Constanza Rentería posan sonrientes ante la cámara.

R.M.
Actualizada 30/05/2019 a las 11:30
Etiquetas
  • Irantzu de Esteban
A+ A-

Apesar de los 750 kilómetros que separan San Adrián de Granada, la relación de Ana Sáinz, adrianesa de 35 años, y Constanza Rentería, colombiana de 47, siempre ha sido sólida. Son tía y sobrina y se definen, sobre todo, como amigas. “Constanza es una persona muy especial para mí, me gusta mucho hablar con ella. Me hace feliz”, afirma Ana con una sonrisa en la cara.

Quedamos a media tarde en San Adrián. Ana aparece en bicicleta. Es una mujer alegre, sonriente y dicharachera. Constanza llega andando. Le gusta pasear. Calza unas botas negras, unos vaqueros y el pelo recogido en una coleta que deja al descubierto su tez morena y sus grandes ojos oscuros. Aunque es noviembre, no es un día especialmente frío pero Ana nos pide que le sigamos hasta una salita del edificio de los Servicios Sociales de San Adrián, donde trabaja actualmente. Está nerviosa y nos lo confirma, pero la inquietud se despeja cuando comenzamos la conversación. Sentadas una al lado de la otra conversan distendidamente. Los nervios han quedado relegados a un segundo plano.

Constanza se marchó de Colombia en el año 2000. Lo dejó todo. Un país, una vida y lo que más quiere en el mundo: a su hija Laura, entonces recién nacida. Calahorra fue su hogar durante 13 años. Se dedicó a trabajar cuidando a señoras mayores y tres años después, una vez afincada en la ciudad, regresó a su país natal a por su hija. Actualmente lleva cinco en San Adrián. “Vine por amor y ahora soy muy feliz”, afirma orgullosa.

Ana dejó San Adrián para irse a Granada a estudiar Políticas y Relaciones Sociales. La ciudad le enamoró. Después de 16 años y una vida hecha en la capital nazarí ha vuelto a su lugar de origen. “Soy una emigrante más, he vuelto a buscarme las habichuelas”, dice risueña.

La conversación es fluida cuando se les pregunta qué han aprendido una de la otra. Sonríen y se miran cómplices. Parece que tienen muy claro lo que se van a decir.

Constanza. Ana es la sencillez y la humildad en persona.

Ana. Yo de Constanza destaco la alegría caribeña, -responde Ana, divertida, con acento colombiano-. Las personas latinas son muy cercanas, cariñosas y sobre todo acogedoras. Constanza es un claro ejemplo.

C. Bueno, antes lo era más. La experiencia te hace coger carácter.

A. Claro, pero sigues siendo muy cariñosa.

C. Con las personas educadas, lo soy. Es recíproco. Si te tratan bien, yo les trato bien. Nunca he tenido cuadrilla y ahora nos juntamos con un montón de gente. De aquí soy y aquí me quedo.

A. Además sois muy ‘animosos’.

Una se hace a la idea de su relación tía-sobrina por la forma en la que se miran. Se entienden. Hace 10 años que se conocen gracias a una comunión. Desde entonces y, aun viviendo a distancia, su relación siempre ha sido cercana. Ambas se consideran extrovertidas, “con mente abierta” y comparten una misma pasión: la gastronomía.

A. Hemos hecho muchas navidades multiculturales.

C. Alguna vez, Ana ha aparecido con alimentos típicos de mi país. Recuerdo que un año apareció con una caña de panela -un tipo de azúcar más puro y natural que se extrae directamente de la caña de azúcar- y me dijo: “Mira lo que traigo, típico de tu país”. Estas pequeñas cosas me hacen ser muy agradecida.

 

INICIATIVAS Y PROGRAMAS

Constanza reconoce echar “un poco de menos” Colombia, “sobre todo en invierno” pero confiesa que en San Adrián se vive “muy bien pese al frío”, y mientras sonríe, lanza un guiño a su sobrina. “Me gusta vivir aquí, la gente es amable y respetuosa”.

A. Yo veo a Constanza y ella sí que ha tenido una buena acogida.

C. La verdad es que yo siempre me he sentido como en casa. Además, prácticamente toda mi familia reside en España.

A. Pero sigue habiendo miradas que a veces están fuera de lugar. He vuelto después de vivir 16 años fuera, y me he traído un marido que es muy moreno y parece lo que es, sureño. Cuando entramos en un comercio, la mirada se nota.

Aunque ambas coinciden en que sigue habiendo discriminación a Ana se le cambia la cara cuando preguntamos qué se podría hacer para mejorar la convivencia en el pueblo. La adrianesa se detiene unos segundos a pensar su respuesta, cambia el tono ameno y distraído de su voz por uno más reflexivo para destacar, en positivo, la labor del colegio. “Me ha hecho ilusión volver al colegio y ver que están trabajando en iniciativas y proyectos para la integración, la multiculturalidad o la igualdad de género. Lo conozco desde dentro y es un gran paso. Antes no se hacía nada”, concluye y conforme recapacita su respuesta su tono vuelve a ser el mismo de antes, jovial.

C. ¿Buenas prácticas? Las Jornadas Interculturales fueron un buen ejemplo de convivencia. Conocimos a muchas personas de diferentes nacionalidades .

A. San Adrián siempre ha estado movido por la gente. Las personas que se mueven, piensan de otra manera; y hacen cosas diferentes como las Jornadas Interculturales.

C. Hubo tres años seguidos. Yo solo pude ir a una pero me gustó la experiencia porque pude conocer alimentos típicos de otras culturas. Se crearon vínculos y eso es bonito.

A. Culturalmente, San Adrián es un pueblo potente pero hay que fomentarlo.

 

EMIGRACIÓN DIARIA

“San Adrián siempre ha sido un pueblo que ha recibido mucha emigración, sobre todo temporeros”, considera Ana. Durante 30 años la línea Navarro Andaluza unía en autobús varios pueblos de navarra con la capital de Jaén. Tiene su origen en el intercambio de trabajadores del campo que debían desplazarse estacionalmente para las campañas agrícolas. Ahora ya son segundas y terceras generaciones y están integrados en el pueblo. “Ha cambiado, pero ha costado”, opina la adrianesa.

“Como en San Adrián siempre ha habido trabajo, viene gente de todas las partes”, afirma Constanza. “Navarra tiene mucho trabajo, más que La Rioja, y eso en la actividad del pueblo se nota”.

 

Ana Sáinz

Me llamo Ana Sáinz. Tengo 34 años, nací en San Adrián y me fui hace 16 a Granada a estudiar. Regresé hace un año y actualmente trabajo en la Federación Gaz Kaló. Lo que más me gusta hacer es andar por el paseo del Ebro y soy fanática de la restauración de muebles antiguos.

 

Constanza Rentería

Me llamo Constanza Rentería. Nací en Colombia hace 47 años y llevo en España desde 2000. Tengo una hija, Laura, de 25 años que me la traje cuando era pequeñita y un nieto de 2. Trabajo en Florette desde 2007. Mi sito de relax es la plaza Fructuoso Muerza donde voy con mis amigas.

 

¿QUIERES CONVERSAR?
Si vives en San Adrián y te apetece mantener una conversación intercultural con otro vecino que aún no conoces, escribe a:
dnmascerca@diariodenavarra.es
Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra