Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fiestas Navarra

La fiesta vuelve en equipo a Sangüesa

El exitoso infantil masculino A del Cantolagua de balonmano abrió las primeras fiestas tras la pandemia, un día más largas

Ampliar Sangüesa
Fotos del cohete de fiestas de Sangüesa 2022./Jesús Garzaron
Actualizado el 11/09/2022 a las 20:08
Muchos son los ingredientes necesarios para disfrutar de unas grandes fiestas: tradiciones, música alegre, sabrosas comidas y cenas, que el tiempo respete... Pero quizá el elemento clave sea el sentimiento de comunidad que se genera. Las fiestas unen, y los pueblos se alejan por unos días de las polémicas ordinarias mientras todo el vecindario empuja en la misma dirección. Sangüesa lo demostró este domingo, en el inicio de sus fiestas patronales. Las más esperadas tras dos años de parón por la pandemia de covid. Los sangüesinos vistieron los colores de su ‘equipo’, el blanco y rojo, y abarrotaron las calles para rescatar su tradicional semana festiva de septiembre. El buen ambiente brilló en cada rincón de la ciudad, que festeja además su 900 aniversario, y lo hizo precisamente de la mano de otro equipo. De un grupo de chavales que, con su trabajo, esfuerzo y tesón, han demostrado que los éxitos deportivos pueden llegar también a una localidad de apenas 5.000 habitantes.
“Se nos han puesto los pelos de punta cuando hemos salido al balcón del ayuntamiento”. Así lo aseguraban Santxo Zia Usoz y Gabriel Abadía Hualde, de 14 años e integrantes la pasada temporada del equipo infantil masculino A de balonmano del club Cantolagua. Fueron dos de los encargados de prender el chupinazo a mediodía junto a Iñigo Pérez, Adrián Soteras, Adrián Sola y Hugo Bielsa, en representación de los 17 jugadores de la plantilla, más los 4 miembros del equipo técnico, todos presentes en el citado balcón.
Se coronaron campeones de Liga 2021-22 en Navarra, campeones de la Fase Sector del Campeonato de España y acabaron terceros en la Fase Final del Campeonato de España, méritos más que suficientes para que su candidatura para lanzar el cohete fuera la más respaldada en una votación popular. “Queremos agradecer una vez más el apoyo que siempre recibimos, y acordarnos también de las otras dos candidaturas: la Banda de Música, que ha cumplido 125 años, y el grupo de danzas Rocamador, por sus 50”, añadieron.
GANAS DE FIESTA
Había ganas de fiesta. La salida del equipo al balcón recibió como respuesta una gran ovación. Hubo conexión y se respondieron con fuerza los tradicionales vivas y goras pronunciados por los jugadores. No cabía un alma en toda la calle Mayor. Además de por el retorno festivo, por la coincidencia del chupinazo con domingo. Terrazas de bares y bajeras particulares se mostraban llenas desde muchas horas antes para los almuerzos, en una jornada soleada y calurosa en la que se sobrepasaron los 30 grados.
Cuando el chupinazo explotó en el cielo azul, la alegría se desbordó en la calle, donde este año además se encendieron bengalas de humo azul, rojo o blanco. La música de la Banda (pasodoble ‘Sangüesa en fiestas’), gaiteros y Txaranga Eskartxa se encargaron de extender la emoción festiva, mientras en el consistorio no dejaban de lanzarse cohetes anunciando las fiestas.
“Había muchas ganas, más que nunca”, confirmaba la alcaldesa, Lucía Echegoyen Ojer (APS). “Ya el viernes y sábado se vivió un ambiente prefiestas muy bueno, pero llevamos todo el verano sin parar de eventos”, reconocía.
Con un presupuesto de casi 150.000 euros, las fiestas, “cuya organización es compleja y se inicia en marzo”, mantienen el “esquema tradicional”. No obstante, este año cuentan con la particularidad de que se alargan un día, hasta el domingo 18. “Era obligado, por los dos años sin fiestas, y por disponer así de un fin de semana festivo completo”, aseguraba.

65 ANIVERSARIO DEL PRIMER CHUPINAZO

El chupinazo de este domingo en Sangüesa fue especial por muchos motivos. También por la efeméride que lo rodeaba, y que destacó el investigador David Maruri Orrantia. “Se cumple el 65 aniversario desde que se lanzó el primer chupinazo desde el balcón consistorial sangüesino”, indicó. “Fue el 11 de septiembre de 1957, a mediodía, y lo prendió el entonces alcalde, José Echeverri Ayanz. Antes de eso, para marcar el inicio de las fiestas se tiraban muchos cohetes desde la plaza de la Galería y repicaban las campanas. Pero, como en otros pueblos, se quiso imitar el chupinazo de los Sanfermines instaurado a principios de los años 40”, aseguró. Maruri, miembro del grupo cultural Enrique II de Albret, tiene preparado un trabajo sobre las fiestas de la ciudad para una futura revista ‘Zangotzarra’.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE