Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Orhipean

Ochagavía en el recuerdo

El Orhipean revive usos y costumbres de hace un siglo con los 400 vecinos de la localidad salacenca entregados en cuerpo y alma a honrar la memoria de sus antepasados

Ampliar Lavanderas, en el río
Lavanderas, en el ríoDN
Actualizado el 28/08/2022 a las 10:41
En los dos años anteriores de ausencia como depósito de recuerdos y de una publicación de las novedades acaecidas un siglo atrás, se cumplió en Ochagavía el aniversario de la construcción de "las escuelas de niños y niñas. La liquidación de la obra se hizo el 26 de diciembre de 1921". El detalle aparece en un periódico de cuatro páginas editado para el Orhipean, que este sábado volvió a convertirse en un viaje en el tiempo y un reconocimiento a generaciones pasadas que, a base de sudor y medios menguados, aseguraron la manutención y prosperidad de su descendencia.
Una reproducción del lugar donde se abren las entendederas, que es la escuela, rescató este sábadp la fecha del 27 de septiembre de 1922, justo un año y un día después de liquidarse la obra del centro de estudios. El día aparecía inscrito justo encima de una consigna: “La primera condición para aprender es atender”.
Andar por el marco de postal que el centro de Ochagavía exigió de atención para solaz y disfrute de la mirada con escenas de otra época y curiosidades que hoy suenan a despropósito. En una vacante de maestra, la primera condición era que no estuviera casada. Lo contrario suponía la rescisión inmediata del contrato. 
Las hilanderas han concitado la atención de quienes se han acercado a OchagavíaGermán Larrañaga
En las aguas del río Anduña metió sus manos María Gay Pobes, como integrante del equipo de lavanderas que ayudó, como el resto de los 400 figurantes y voluntarios de la jornada conmemorativa, a refrescar la memoria. Por un día emuló a sus tatarabuelos, de Casa Tintorero, que como tal “tintaban lanas y telas” y se asomaban al río con asiduidad.
Al tiempo de servir de escaparate de una tarea ardua, la recuperación de las lavanderas en el río Anduña contribuyó, como el resto de las actividades exhibidas, a avivar el sentimiento de unidad de una población, especialmente orgullosa en su mirada al pasado.
Arancha Carrero Cabezas, coordinadora de las lavanderas, se dio por satisfecha por dar un motivo de admiración y disfrute a los visitantes, sin obviar cada uno de los pasos que aprendidos de los mayores permitían recuperar el toque inmaculado a la ropa blanca. 
Las lavanderas han regresado al río en Ochagavía con motivo del OrhipeanGermán Larrañaga
Orgullo sintió Carmelo Rolán Cantín en calidad de alcalde figurado y figurante, como la vez que ofició de mayordormo en Muskilda.
CURAS, MIGAS Y DENTISTA
El túnel del tiempo que procuró el Orhipean confirmó a Livio Ledezma en su condición de sacerdote, tocado con un sombrero de teja de un antepasado de orden ministerial. Él, como el también presbítero José Luis Lizasoáin, participaron en la recreación desde su talante abierto “a participar en todas las cosas del pueblo que se puedan y también del valle”.
No faltó en un día bendecido por el sol las migas de pastor ni los productos del cerdo, preparados en un matatxerri. Los más pequeños tuvieron su reparo de pasar por la barbería, abierta en una entrada del barrio de Labaria, donde José Luis Eseverri Braco encarnaba a su titular, que hacía las veces de dentista. Era hasta cierto punto comprensible la reacción de los menores por el cartel anunciador con los precios de los servicios: “Sacar muelas, dientes con anestesia, 1 peseta. Sin anestesia”, puntos suspensivos. A buen entendedor.
No hizo falta montar ningún decorado en un pueblo de postal donde el tiempo avanza al ritmo de la pausa por sus calles empedradas. Jesús Eseverri dice que en el pueblo hubo personas con gusto, “como su suegro, que pusieron especial énfasis en cuidar las casas, de fachada “marrón o de madera”. Esa sensibilidad cimienta la historia de un pueblo, estructurado en barrios: Labaria, Irigoien, Iribarren y Urrutia. Hoy como ayer.
Demostración de esquileo en OchagavíaGermán Larrañaga
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE