Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Conexión

Gallipienzo se dota de banda ancha

Una iniciativa popular y municipal ha permitido que viviendas y negocios de este pequeño municipio tengan acceso a internet de alta velocidad

Vecinos de Gallipienzo que ya disponen de banda ancha posan en la parte alta del casco antiguo.
Vecinos de Gallipienzo que ya disponen de banda ancha posan en la parte alta del casco antiguo.
Actualizada 15/05/2021 a las 06:00

“Antes era desesperante algo tan sencillo como enviar una foto por correo electrónico. La conexión de internet, muy limitada, se bloqueaba, así que solo quedaba salir con el portátil a la calle, sentarte encima de una piedra y conectarte a la red del teléfono móvil para poder mandarlo”. Con este sencillo ejemplo evoca Ramón Navarro Eyo, responsable del hotel Heredad Beragu de Gallipienzo, una realidad no tan lejana en el tiempo que, por fortuna, ha pasado a la historia. Gracias al impulso vecinal y municipal, los domicilios y negocios de este pequeño ayuntamiento de la comarca de Sangüesa disponen ya de acceso a la banda ancha, a internet de alta velocidad.

La iniciativa se gestó meses atrás desde la nueva asociación vecinal Kultur Gallipienzo, creada en 2020 para generar actividad en la localidad, y el consistorio. “El Plan de Banda Ancha del Gobierno foral se presentó en su día diciendo que en 2021 llegaría la fibra óptica a todos los rincones, pero veíamos que aquí, en esta zona de pueblos tan pequeños, no aparecía. El cableado se quedó en Cáseda”, indica Ramón Navarro. Así que, “ante la falta de soluciones de la administración”, empezaron a mirar posibilidades y dieron con la empresa de telecomunicaciones riojana Locale que les dio la clave.

El sistema puesto en marcha de la mano de esta firma consiste en la recepción por radio de la señal emitida desde Ujué, donde sí llegó la fibra óptica por cable. Se recoge en dos centros de conexión (‘hubs’) habilitados en los dos cascos urbanos del municipio. Y desde allí, ya por cable aéreo desplegado empleando las redes existentes de telefonía o luz, se lleva la fibra óptica a los clientes abonados.

DE 4 A 500 MEGAS

“Antes, el ADSL era lo peor de lo peor. De apenas 4 megas y con cortes. Hacer una transferencia era imposible, teletrabajar un suplicio, subir documentos a la ‘nube’ muy difícil, y no hablemos ya de poder acceder a contenido de ocio como Netflix. Ahora tenemos mínimo 50 megas, y según lo que se pague hasta 300 o 500. Estamos conectados en condiciones”, explica Navarro.

Ya son 30 los abonados (se exigió un mínimo de 25), y pagan de media 35-40 euros al mes. No tienen permanencia. El consistorio cedió espacios para los ‘hub’ y coordinó la instalación. “Ha sido dicho y hecho. La primera conversación fue en octubre, y en febrero ya estaba todo en marcha. Da rabia porque parece que las instituciones se lavan las manos con estas zonas rurales, y luego están venga hablar de que luchan contra la despoblación”, añade.

Entre los nuevos clientes de esta red, uno de los más claramente beneficiados es Emilio Herrero Roure. Se trasladó desde San Sebastián con su pareja a vivir a Gallipienzo hace 15 meses, poco antes del inicio de la pandemia, y teletrabaja en materia de ciberseguridad para un banco.

“Cuando llegamos, solo había acceso a internet mediante conexión de cobre o radio 4G con grandes compañías. Se me caía la red 2 o 3 veces al día, las videoconferencias se cortaban... Era muy complicado trabajar así”, rememora.

“Ahora tengo una conexión estable, suficiente para mi trabajo y un uso cotidiano normal. Como si estuviese en la oficina o una gran ciudad”, asegura. Y defiende que, pese a handicaps como este de la conexión a internet, ya solventado, “el mundo rural ofrece una calidad de vida que no hay en la ciudad”.

“No ha costado ni un euro”

 


El Ayuntamiento de Gallipienzo es uno de los clientes de la nueva red de conexión de banda ancha. “La verdad es que va ‘como un tiro’. La velocidad frente a lo que había antes no tiene nada que ver”, asegura Rubén Mateo Solanas, alcalde de este municipio con dos núcleos urbanos, el casco antiguo y la parte nueva, y 94 habitantes empadronados.

Recuerda cómo consistorio y vecinos han impulsado, de la mano, esta iniciativa. “El despliegue de las redes de fibra óptica que está realizando el Gobierno por Navarra a Gallipienzo no ha llegado. Se quedó en Cáseda, que es más grande y tiene una empresa potente como es Viscofan. Aquí no sabemos si llegará algún día”, indica.

Además de la mejora de la conectividad, reconoce como una de las partes más positivas de este proyecto que se ha podido realizar sin ninguna inversión inicial. “No ha costado ni un euro. Ni ayuntamiento ni vecinos han tenido adelantar dinero, algo importante para un pueblo pequeño y sin recursos como este. Y las tarifas mensuales que se cobran son bastante económicas, pudiendo elegir si solo quieres tener fibra, o si sumarle también teléfono, etc.”, asegura.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE