Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Fundación Osasuna

Hambre de fútbol en Sangüesa

Las instalaciones de Cantolagua acogen, por vez primera, las actividades del Campus de Semana Santa de la Fundación Osasuna. Una cita que reúne a 63 jóvenes futbolistas de la ciudad y la comarca, y que trabaja valores desde el deporte

Todas las fotos de los participantes en el Campus de Semana Santa de la Fundación Osasuna en Sangüesa
Fotos de los participantes en el Campus de Semana Santa de la Fundación Osasuna en Sangüesa
Fotos de los participantes en el Campus de Semana Santa de la Fundación Osasuna en Sangüesa 12 Fotos
Fotos de los participantes en el Campus de Semana Santa de la Fundación Osasuna en Sangüesa
Todas las fotos de los participantes en el Campus de Semana Santa de la Fundación Osasuna en Sangüesa
José Antonio Goñi
Actualizada 07/04/2021 a las 06:00

"Había ganas de fútbol, se nota. Después de más de un año con todo tan parado, que una actividad así haya podido salir adelante ha motivado mucho a los chavales”. Javier Calvo Lerga, sangüesino de 27 años, coordina el Campus de Semana Santa de la Fundación Osasuna en Sangüesa. Una cita que reúne estos días en las instalaciones del club Cantolagua, en su renovado campo de hierba artificial, a 63 chicos y chicas de 4 a 16 años. Un soplo de aire fresco en medio de una pandemia de covid-19 a la que desde la organización del campus también se planta cara “cumpliendo con todas las medidas sanitarias en vigor”. “Y los participantes son los primeros en seguirlas, las tienen muy interiorizadas”.

Este campus de Semana Santa, que también se celebra en Pamplona-Tajonar, Ayegui, Peralta, Lakuntza o Tudela, es la primera vez que recala en Sangüesa. “Antes ya se había celebrado aquí el de verano, y para 2020 planteamos sumar el de Semana Santa, pero la pandemia lo impidió. Ahora, por fin, ha podido ser”, indicaba Calvo ayer sobre un terreno de juego en el que los participantes desarrollaban actividades repartidos por edades en 5 ‘grupos burbuja’ dirigidos por otros tantos monitores.

Jóvenes de Sangüesa, Lumbier, Cáseda, Aibar, Liédena y Pamplona que, durante toda la mañana, no se separan del balón. “Estos campus buscan que el fútbol sea un puente para educar en valores como el compañerismo o el trabajo en equipo”, repasaba Calvo.

“Preferentemente a través de juegos con balón”, se trabajan la conducción, los pases, etc. Además, “los mayores desarrollan aspectos más técnicos y tácticos (tiros, control...)”, y “hay espacio para partidillos manteniendo los grupos de convivencia”. Durante dos días habrá asimismo un campus específico para porteros organizado por el club Cantolagua.

La principal diferencia con campus anteriores viene marcada por las medidas de seguridad sanitaria. “Las mascarillas son obligatorias en todo momento, y optativas en el entrenamiento. Se emplea gel desinfectante, se les toma la temperatura, no pueden compartir nada, se desinfecta el material, se lavan los petos...”, repasa Calvo, incidiendo en que “es una actividad al aire libre”.

Agradece el apoyo del Ayuntamiento de Sangüesa y su Patronato de Deportes, así como la implicación de la Fundación Osasuna y del club Cantolagua. “Alegra ver cómo poco a poco se retoma la actividad deportiva cumpliendo con los protocolos establecidos”, repasaba por su parte Javier Marco Cumba, coordinador de Deportes de Sangüesa. “Volvieron las escuelas deportivas en otoño, luego los entrenamientos, y ahora van regresando las competiciones...”

IMPULSO FEMENINO

“Vengo porque me gusta el fútbol y quiero mejorar”, significaba este martes Javier Jiménez Arenaz, sangüesino de 9 años y uno de los participantes en el campus. Como integrante del equipo de Fútbol 8 txiki del Cantolagua, decía echar en falta los partidos. “Llevamos tiempo entrenando y nos dicen que igual jugamos ya pronto”, dijo, reseñando además estar contento con los compañeros de grupo del campus y con su monitora, que “es muy maja y además juega en Osasuna”.

Se trata de Iara Lacosta Sánchez, sangüesina de 19 años, que vive su primera experiencia en este papel. “Vienen con muchas ganas e ilusión de aprender. En mi grupo son muy activos y competitivos”, resaltó. Lacosta, que hasta llegar al equipo femenino de Osasuna pasó por el Cantolagua y el Oberena, recordó cómo en sus comienzos tuvo que jugar “en un equipo con todo chicos”, y resaltó que “se van dando pasos”. “Ahora hay más chicas en el fútbol, tenemos a unas 15 en este campus y ya hay un equipo femenino en el Cantolagua. Es importante que se les apoye desde arriba y que ellas se animen a jugar”, deseó. El entrenador de este equipo, el citado Javier Calvo (junto a su padre Jesús), resaltaba que este hecho “hubiera sido impensable hace unos años”.

Dos de las jugadoras del Cantolagua cadete femenino, Oihane Ibero Cervera y Eider Fayanás Monreal, sangüesinas de 13 y 16 años, aseguraban que el campus “es genial”. “Conoces buena gente y estás entre compañeras”, señalaban. “Queremos animar a otras chicas a que no tengan miedo y prueben este deporte. Aún hay muchos estereotipos, parece que es solo para chicos, pero por suerte eso va cambiando”, coincidían. “El otro día, Iara Lacosta nos dio una charla y nos animó mucho a seguir adelante. Es un ejemplo a seguir. Empezó sola, jugando con todo chicos, y ha llegado lejos”, sentenciaron.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE