Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Aoiz

El obrador 'Los jabones de Montse' apuesta por la ilusión y la calidad en Aoiz

Montse Bueno Adot ha puesto en marcha en Aoiz un obrador que le permitirá consolidar su proyecto de elaboración artesanal de jabones naturales. Una iniciativa en la que no le han faltado apoyos

Foto de Montse Bueno Adot y José Mari Carlos Sola, en el obrador de 'Los jabones de Montse'.
Montse Bueno Adot y José Mari Carlos Sola, en el obrador de 'Los jabones de Montse'.
Actualizada 18/12/2020 a las 06:00

Jabón de arroz o de cerveza. Jabón purificante de arcilla negra, de vinoterapia, de lavanda, de pepino, de avena y caléndula... incluso de café. La variedad asombra, pero maravilla aún más saber que su elaboración es artesanal, que están realizados con productos de la tierra, que ofrecen un cuidado de la piel natural, y que contribuyen a respetar el medio ambiente al no contar con envases plásticos y evitar que con su uso se emitan productos químicos por el desagüe. Y una mujer “ilusionada” es la artífice de todo ello. Montse Bueno Adot, vecina de Aoiz de 49 años, acaba de poner en marcha el obrador ‘Los jabones de Montse’, una iniciativa que consolida su apuesta personal por la elaboración de estos productos de calidad.

“Soy ingeniero agrónomo y empecé a meterme en el mundo de los jabones creados a base de ingredientes naturales hace 7 años como afición. Al final, tras formarme, acudir a ferias con mi producto y tener clientes a los que les encantaba, hace 2 años me lancé de lleno”, afirmó este jueves Montse Bueno, que inauguró el obrador arropada por la consejera de Desarrollo Rural, Itziar Gómez; el director gerente de Cederna Garalur, Ibon Mimentza; y el alcalde agoizko, Ángel Martín Unzué. Para la adquisición y puesta a punto de las instalaciones en Aoiz, sobre una inversión superior a los 60.000 euros recibió una ayuda del Programa de Desarrollo Rural (PDR), a través de Cederna, de 17.700.

“Aquí hay muchas horas de trabajo, pero también de disfrute”, expresó Bueno, que, según destacó Carlos García, agente de desarrollo de Cederna en la zona, “ha conseguido formar parte del catálogo oficial de artesanos de Navarra”.

La artesana refirió que sus jabones “son bienes de primera necesidad que dan la oportunidad de sentir la caricia de la naturaleza en la piel, ofreciendo una experiencia sensorial”, y que tienen diversas propiedades “en la limpieza y el cuidado de la piel”. En la elaboración de estos jabones, todos en formato sólido, con distintos olores y formas, y que sirven tanto para ducha, lavado de cara y de manos, debe cumplir con requisitos como los que fija la Agencia Española del Medicamento.

Aseguró que el 4% de cada pastilla de jabón son aceites esenciales, que suponen “casi el mismo coste que el 96% restante”, y que eso “aporta el olor a perfume tan especial”. Además, dispone de una huerta en Meoz (Lónguida) donde cultiva las plantas que añade a los jabones (lavanda, romero, caléndula, manzanilla...). Tras secarlas, las macera en aceite de oliva.

4 MESES DE MADURACIÓN

“En la elaboración, calentamos manteca y aceites líquidos en una olla, y la mezcla bien batida se vierte en moldes de madera donde se gelifica. Los colores los consigo a partir de minerales. Tras 24 horas, se saca el jabón en formato barra y se corta. Cada pastilla es única y diferente”, repasó. Después, frente a una curación mínima de un mes, apuesta por dejarlas 4 o 5 “para que ofrezcan una espuma más cremosa, e hidraten y duren más”.

“Además de la venta directa, que me encanta, y tiendas u hosteleros que nos contactan para comprarnos jabón, ahora empezaremos la venta online, y también querría abrir el obrador, como tienda, en algún horario concreto”, dijo. Esta Navidad estará en la feria de la Plaza del Castillo de Pamplona. Junto con la empleada Danelly Mejías, ha elaborado desde el verano 1.000 kg de jabón. Vende cada pieza (115 gr.) a 5 euros. Uno de estos jabones, con una ducha diaria, pueden durar “de 2 a 3 meses”.

“Esta es una aventura en la que me he metido con ilusión y el gran apoyo de amigos, clientes y mi familia: mi marido, José Mari Carlos Sola; mis hijos, Íñigo y Ander; y mi sobrina Irene”, asegura, aspirando poder dedicar el 10% de los beneficios a la Fundación Rosa María Adot (en homenaje a su madre, enferma de alzheimer) “para contribuir al cuidado de los mayores”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE