Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Ganadería

'Claverina' mata a dos ovejas en su regreso al valle de Roncal

La osa atacó el día 13 por la noche a un rebaño de un pastor de Isaba en el paraje de Txamontxoia

Foto de la osa 'Claverina'.
Francia soltó en octubre de 2018 a la osa 'Claverina' tras un viaje desde Eslovenia.
DN
Actualizada 28/05/2020 a las 08:51

'Claverina', una de las dos osas eslovenas introducidas a finales de 2018 por Francia, ha regresado al valle de Roncal, donde el año pasado acometió una serie de ataques a rebaños. En esta ocasión, el pastor de Isaba, Joaquín Garde, sufrió la pérdida de dos ovejas el día 13 por la noche en la cima de Txamontxoia, dentro del término municipal. Durante cuatro días, Garde siguió el rastro de una de las dos ovejas perdidas, que, como tal quedó registrada por parte del Guarderío de Medio Ambiente, según el también pastor de Uztárroz, Jesús De Miguel. El periplo de las cuatro jornadas por el monte concluyó con la localización de sus restos, con indicios de haber sido atacada por un plantígrado, como manifestó. “No merece la pena el esfuerzo realizado durante cuatro días y la consecuente pérdida de dinero para los 130 euros de compensación que nos dan por cada oveja”, expresaba este martes Garde sin disimular su enojo. “El oso y los ganaderos somos incompatibles”, manifestó en coherencia con las críticas vertidas el año pasado por homólogos de profesión tras los daños sufridos en su ganado. Aunque la creencia extendida es de que 'Claverina' pudo pasar cuatro noches en suelo roncalés, Joaquín Garde da fe de su presencia, al menos, dos días por los parajes de Isaba. El último caso acentúa la incertidumbre latente desde finales de 2018 en el valle de Roncal como consecuencia de la suelta de dos osas eslovenas -'Claverina' y 'Sorita'- por parte de Francia con un fin de recuperación de la especie en los Pirineos occidentales.

Por su cuenta y riesgo, los pastores se han aventurado a disponer de medidas ante el temor del regreso de 'Claverina'. Joaquín Garde, por ejemplo, cambió de paraje a su rebaño aunque es consciente de que esta alternativa no podrá emplearla en verano cuando deba sacar al monte su cabaña al completo -unas 850-. Por su parte, Jesús De Miguel Layana optó por permanecer “tres noches en su coche” junto a una borda, en el alto de Uztárroz, como medida preventiva.

Las últimas novedades del plantígrado, reveladas días atrás por el Heraldo de Aragón, señalan su paradero en el valle de Hecho, donde un ganadero acusó la ausencia de tres cabras y personal de Medio Ambiente confirmó la presencia de huellas de oso. Hecho dista de Isaba poco menos de 30 kilómetros de distancia. Frente a las primeras impresiones que pudieron darse en la comunidad vecina sobre si Claverina pudiese tener descendencia, la opinión de Jesús De Miguel y de otros pastores es que no hay huellas de crías. Tal evidencia confirma su sospecha de que no dio luz durante su hibernación en Aragón.

Denuncian al Gobierno por la demora en las compensaciones


Tres pastores del valle de Roncal, entre ellos Jesús De Miguel Layana, denunciaron semanas atrás al Gobierno foral en la compensación de varias ovejas perdidas por el ataque de la osa el año pasado. Según dicen, en un primer momento, apelaron a la vía administrativa con una primera petición cursada para que Medio Ambiente informase de la geolocalización de la osa. La declaración del estado de alarma demoró la respuesta.

Por vía judicial, los tres pastores lograron la información, coincidente -según dicen- con sus pesquisas, que vendrían a confirmar la situación de la osa en el lugar donde perdieron las ovejas. Hasta agosto del año pasado, Ustárroz e Isaba sufrieron 24 ataques de la plantígrado que introdujo Francia.

LAS DOS OSAS

1. De seis años. Claverina y Sorita recalaron en octubre en el Pirineo francés después de un viaje de 1.600 kilómetros desde su punto de origen en las montañas de Eslovenia. Se trata de dos ejemplares de 6 años. Francia depositó en ambas la recuperación de la población osera en la zona pirenaica occidental. A este lado, solo residían ya dos machos.

2. Transportadas en helicóptero desde Eslovenia. Las dos hembras llegaron por el aire en unas jaulas adaptadas, trasportadas en helicóptero hasta las cumbres de la zona del Béarn (departamento de Pirineos Atlánticos).

3. Última hibernación. Las averiguaciones realizadas apuntan a que Sorita pasó en Francia la hibernación; y que Claverina despertó en Aragón. No parece que tengan descendencia.
Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE