Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus Navarra

Pedro Jesús Baines y su esquila frente al coronavirus

Dice que el aburrimiento de tener que quedarse en casa le hizo darle la vuelta al confinamiento. De ahí que, dos veces al día, Pedro Jesús Baines, de 74 años, haga tañir una esquila desde el balcón de su casa en Burgui. “Tenemos que divertirnos”, dice

Pedro Jesús Baines, inmortalizado en una de las dos citas diarias en las que sale a su balcón.
Pedro Jesús Baines, inmortalizado en una de las dos citas diarias en las que sale a su balcón.
Cedida
Actualizada 28/03/2020 a las 06:00

Cuando las circunstancias te obligan a exprimir la originalidad más de lo previsto, es el momento de utilizar aquellos utensilios que creías olvidados. Es el caso que protagoniza desde hace una docena de días el vecino de Burgui Pedro Jesús Baines. A sus 74 años, la idea de quedarse en casa las 24 horas del día sin otra cosa que hacer no le convencía lo más mínimo. De ahí que rebuscara entre sus aperos (tiene un rebaño de ovejas que suma 500 animales) y encontrara la respuesta: una esquila. O lo que es lo mismo, un cencerro de forma acampanada que se cuelga del cuello de borregos, cabras y otras reses pequeñas.

Dicho y hecho. Asomado al balcón del segundo piso de su casa, la misma que tiene dos orientaciones, Pedro Jesús se asoma cada mañana a las 11.30 horas. Primero a la zona que da a la conocida calle de los chalets y, a continuación, a la plaza de la localidad. Pero no es la única cita que sigue este ganadero archiconocido en el pueblo. También se ha buscado un espacio para salir a la calle durante las tardes. Entre las seis y media y las siete de la tarde. “Estoy unos minutos porque pesa mucho”, cuenta entre risas.

TRADICIÓN

Dicen que antaño se avisaba de los peligros a través del tañido de las campanas. Puede que por eso mismo, este vecino de Burgui haya ideado un nuevo sonido que advierta del peligro del coronavirus. “Si te soy sincero, era porque me aburría en casa”, explica divertido. Y así, sin peder el sentido del humor, ese que tanta falta nos hace en días de confinamiento, Pedro Jesús Baines se mantiene fiel a su tradición. Tanto que ya ha contagiado a varios vecinos. “Somos ya cinco los que salimos a balcones y ventanas para hacer sonar los instrumentos que tengamos”, cuenta quien incluso pone énfasis en resaltar la colaboración “del hijo del panadero”. “No tiene ni dos años y ahí está”, añade este ganadero.

Así las cosas, salvo excepciones de causa mayor, Pedro Jesús tiene toda la intención de seguir ‘animando’ el pueblo con su esquila. “Sé que hay gente que me mandaría a paseo, pero pienso que tenemos que pasar el rato dándole la vuelta a todo”, se excusa. Sea como sea, el de Burgui entiende que la tradición, como la bajada por la cañada que sigue realizando con sus ovejas y cabras, debe servirnos de aliciente. Hoy y en cualquier momento.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE