Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Día de la Almadía

Más jóvenes almadieros

La juventud toma el relevo en el Día de la Almadía, en su edición número 28. La jornada, celebrada el sábado en Burgui, rescata un oficio centenario de las aguas del río Esca

Día de la Almadía en Burgui 23 Fotos
Día de la Almadía en Burgui
Día de la Almadía en Burgui
Jesús Garzaron
  • Beatriz Jordán
Actualizada 05/05/2019 a las 06:00

El sábado, Unai Sanz y David Samper se estrenaron como almadieros en la localidad de Burgui, con motivo de la celebración del Día de la Almadía, en su edición número 28. Esta balsa de madera hecha con troncos enlazados entre sí se usaba antiguamente para transportar la madera.

“Mi bisabuelo fue de los últimos que bajaban con almadías por el río Esca. En mi casa siempre se ha hablado de lo duro que era este trabajo”, contaba Unai Sanz, vecino de Burgui, de 26 años, que este año quiso incorporarse al grupo para “aprender las tradiciones de esta tierra y del oficio de mi familia”.

Algo parecido fue lo que le movió a David Samper a querer formar parte de esta tradición. “Aunque no he tenido familia de almadieros mi abuelo siempre ha trabajado con la madera”, relataba Samper, vecino de Ezkaroz, de 33 años, quien tiene muchas amistades en Burgui y vio que era importante “colaborar en este día para que las tradiciones no se pierdan”.

Fue alrededor de la una del mediodía cuando las dos almadías alcanzaban el salto de la presa a la altura del puente de Burgui, donde cientos de personas aguardaban el momento. En una mañana soleada en la que no se superaron los 13 grados, las orillas de A orillas del río, varias mujeres recreaban el trabajo de las lavanderas y el público aplaudía y saludaba a los almadieros a su paso.
 

Te puede interesar



A sus espaldas un kilómetro de río en el que los almadieros tuvieron que remar en función de lo que pidiera el río. Hay que lidiar con piedras, corrientes de agua y algún que otro salpicón.

Para Ainhoa Urzainki ayer también fue su primera experiencia en una almadía. Es la tercera mujer que se incorpora al grupo (el año pasado ya lo hicieron Virginia y Leire). “Es algo que lo he visto desde pequeña, soy del pueblo y esto hay que vivirlo, por lo menos, una vez en la vida”, explicaba Urzainki.

Si hay algo que marcó la jornada de ayer fueron las nuevas generaciones que se van incorporando. Entre los más veteranos comentaban que la entrada de estos jóvenes asegura la continuidad de la tradición, si no “esto se acabará perdiendo”, decían.
Invitados en el viaje

La fiesta de la almadía reconoce cada año la labor de algún personaje, al que le hace entrega de la almadía de oro. Este año los protagonistas fueron el grupo de voluntariado de Tolosa y el músico Serafín Zubiri por el 25 aniversario de su ascensión al Aconcagua y como símbolo del esfuerzo que cientos de personas en Navarra hacen para mejorar la accesibilidad de todo tipo de colectivos. Inmaculada Andueza fue quien representó a los voluntarios de Tolosa, un colectivo que ayuda desde hace décadas a la celebración del Día de la Almadía y a otras actividades.
Serafín Zubiri, Inmaculada Andueza y Patricia Nagore, que ganó una plaza para ir en la balsa en el sorteo del Cross de la Almadía, fueron los privilegiados que descendieron en almadía por el río Esca durante la mañana de ayer.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Más información
volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE