Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Pamplona

Cierra la Librería Leoz de la plaza del Castillo de Pamplona

Desde la Guerra Civil hasta la covid-19. La Librería Leoz de la plaza del Castillo ha mantenido al día a los pamploneses. Este domingo abre por última vez

Foto de Toño Leoz Gil, tercera generación al frente de la librería Leoz, en el número 38 de la plaza del Castillo.
Toño Leoz Gil, tercera generación al frente de la librería Leoz, en el número 38 de la plaza del Castillo.
Actualizada 28/02/2021 a las 06:00

La plaza del Castillo tuvo hasta 1942 un quiosco hexagonal de madera, cerca del pasaje de La Jacoba. Era el punto de venta de periódicos y revistas de Antonio Leoz Goñi. Ese año le obligaron a quitarlo y se trasladó a los bajos del número 38, edificio que data de 1676. Este domingo, su nieto Antonio Leoz Gil venderá los últimos periódicos y revistas. Y el lunes ya no se levantará de madrugada a recoger la prensa y abrir la tienda. “Comenzaré una nueva vida y podré desayunar acompañado”, expresa con emoción.

Antonio, Agustín (Tintxo) y Toño, tres generaciones que han mantenido informados a miles de pamploneses y foráneos, desde la Guerra Civil Española y la II Guerra Mundial hasta la crisis de la covid-19. El 21 de febrero fallecía el “motor y alma” del negocio, Antonia Gil Segura, muy conocida y querida en el Casco Viejo. Divertida, de gran corazón, incansable trabajadora. Toda una retahíla de piropos que su hijo Toño ha escuchado estos días.

'Venta de figurines y periódicos extranjeros'. Así lucía el letrero de Leoz antes de su reforma, hace 30 años. Antonio recuerda su infancia de juegos en la plaza, de visitas a la cafetería Delicias o a los restaurantes Yaben y Amóstegui. En ocasiones acompañaba a su padre a Correos, a la estación de autobuses o la de tren para recoger periódicos y revistas. Estos últimos tiempos sólo vendía 'The New York Times', 'Financial Times' y 'Le Monde', pero en la época dorada de la prensa ofrecía una veintena de cabeceras europeas. “En Pamplona -afirma- había muchos lectores de prensa francesa. También se vendían muchas revistas de decoración francesas”. Ha tenido ilustres clientes, que se alojaban en La Perla: Ernest Hemingway, Orson Welles, Gregory Peck, Deborah Kerr, Charlton Heston o Antonny Quinn. Durante un tiempo, la familia abrió otra librería en la calle Mayor 10. Sus tías Mariluz y Jose también trabajaron en el negocio.

Sanfermines han sido los días de más ajetreo. “Venían muchos turistas extranjeros a comprar prensa internacional. Muchos corredores del encierro que se convirtieron en grandes amigos de la familia”, recuerda. De los acontecimientos históricos de estas décadas, admite que Induráin es el que más ventas ha generado. “Los días del Tour y el Giro se agotaba toda la prensa deportiva, nacional y extranjera. Fueron unos años maravillosos”. En general, admite que venden más los funerales que las bodas, así pasó con Paquirri o Lady Di. También recuerda el furor que causó El País en la década de los setenta: “Había colas esperando que llegara la furgoneta”.

La librería Leoz ha sido testigo de la transformación física, comercial y social de la plaza del Castillo. “Antes había muchos bancos, ahora hay muchos bares”, resume. Guarda en la memoria las mañanas del domingo. “Las familias venían al concierto de La Pamplonesa, compraban el periódico y tomaban en vermú en las terrazas”, explica Antonio, que heredó de su padre la afición al fútbol. “Mi abuelo fue uno de los fundadores de Osasuna y tuvo el carné número 4. Yo iba al fútbol con mi padre. He visto a Osasuna en Tercera, en Calahorra subido a un árbol”. Agustín Leoz Tintxo, que falleció en 2011, tenía una cuadrilla que montaba grandes tertulias de fútbol y toros, todos los días de 7 a 8 de la tarde. “Con su gran amigo, Jesús Goñi Baztán, se iban después de chiquiteo por San Nicolás”.

Antonio Leoz se va con pena: “Lo mejor de este negocio son los clientes”. Ahora espera “hacer deporte y disfrutar de la familia”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE