Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Echavacoiz

Una pamplonesa de 33 años vive en una de las huertas desde hace seis

La parcela en la que vive Ariadna Pindado se levanta en un terreno de propiedad privada junto al cauce del río Elorz

Una pamplonesa de 33 años vive en una de las huertas desde hace seis
Una pamplonesa de 33 años vive en una de las huertas desde hace seis
  • R.M. Pamplona
Publicado el 10/12/2020 a las 14:21
Entre gritos y llorando por el derribo del que ha sido su hogar durante los último seis años. La pamplonesa Ariadna Pindado Etxandi, de 33 años, conocía desde hace meses el proyecto de desmantelamiento de las huertas ‘okupas’ levantadas junto al cauce del río Elorz. El Ayuntamiento aclaraba este miércoles que el terreno en el que vive Pindado se levanta en una parcela privada, cuya situación de ilegalidad ya había sido denunciada por su propietario.
“Está aquí la excavadora. Van a arrancarlo todo. Yo les he dicho que me tendrán que matar. Quieren pasar por encima de mis perros y mis gatos”, decía Pindado con la voz entrecortada. Con una situación difícil, marcada por un pasado de malos tratos, esta pamplonesa duerme en una tienda de campaña y cultiva frutas y hortalizas. Vive con dos perros y dos gatos, y recibe la renta de exclusión social, de unos 600 euros.

Pese a que Pindado conocía el plan del Ayuntamiento de desmantelar las huertas ilegales, ayer se negaba a abandonar el espacio que ha ocupado ilegalmente desde hace seis años. “Nadie me ha comunicado nada de forma oficial. No tengo correo electrónico, pero sí teléfono. Han utilizado a mi psicólogo como intermediario”, se quejaba.
“No sé que voy a hacer. Tendré que irme debajo de un puente. No tengo a dónde ir. Yo estoy dispuesta a pagar un alquiler por el terreno”, repetía. Pindado desmentía el relato del Ayuntamiento sobre la utilización del agua del río Elorz o el vertido de residuos. “Yo me dedico a cuidar la naturaleza. Llevo años limpiando el río”, decía visiblemente nerviosa. Como se ve en la imagen de esta página, ayer ofrecía una resistencia pasiva ante el avance de la excavadora.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones