Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Pamplona / Iruña

Las lluvias vuelven a dar problemas en Blas de la Serna

Los vecinos, cansados de una situación que se repite en el tiempo, intentan llamar de nuevo la atención municipal

Las lluvias vuelven a dar problemas en Blas de la Serna
Imagen captada esta misma semana por uno de los vecinos afectados en la zona.
Cedida
  • Noelia Gorbea. Pamplona
Actualizada 19/05/2020 a las 06:00

Cuando parece que todas las conversaciones están encaminadas hacia los mismos vocablos, donde coronavirus, pandemia, desescalada y confinamiento se llevan la palma, resulta que la realidad sigue su curso y, con ella, las mismas tesituras que dejamos ancladas desde aquel 14 de marzo, fecha en la que se impuso el Estado de Alarma y nuestras vidas dieron un giro de 180 grados.

No obstante, los problemas son eso, problemas. Y no desaparecen por el simple paso del tiempo. Por muchas cuarentenas o normativas dentro de la determinación de unas franjas horarias. Es el caso que ha vuelto a salir a colación dentro de la zona conocida como Nueva Arrosadía, en Pamplona. Sin ir más lejos, residentes en la calle Blas de la Serna siguen dando la voz de alarma por la situación en la que se encuentran desde hace meses. “Como se puede apreciar en las fotografías, nuestras calles se convierten en verdaderos ríos de barro cada vez que llueve con fuerza”, explica Ignacio, uno de los afectados, haciendo referencia a estos días de tormentas.

Uno de los solares centrales de la zona, de tierra y barro, termina por transformarse en un auténtico lodazal que, con la fuerza del agua, se desliza debido a la inclinación del terreno y termina por superar aceras y calzada, con los consiguientes charcos. “Es un problema para los coches, para los peatones y para las bicicletas. No se puede pasar y las caídas pueden darse en cualquier punto”, añaden con tono de preocupación.

De ahí que, más allá de aguantarse, su intención sea llegar hasta las instituciones para que alguna, “la que tenga competencias al respecto”, les pueda echar una mano.

PRIORIDADES ENTENDIBLES

Sin ir más lejos y como se recordará, en enero este periódico recogió las quejas de los vecinos, donde el uso del solar se había convertido en aparcamiento disuasorio para quienes no disponen de garaje o no encuentran sitio para aparcar. En aquel momento, las lluvias seguían generando el problema del barro, donde los coches lo esparcían por las aceras cada vez que entraban y salían del citado espacio.

A sabiendas de que el terreno tendrá un dueño, los afectados piden al Ayuntamiento de Pamplona que trate de mediar para poner una solución. “Bien es cierto que vamos hacia el buen tiempo y que lo que pasa ahora se dará solo en días puntuales, pero esperar no es la solución”, indican. Y añaden que se trata de una reivindicación real de todos los que allí viven. “La imagen habla por sí sola”, entiende Ignacio, quien además tiene sospechas de que alguno de los descampados es de propiedad municipal.

En este escenario de incertidumbre, donde la crisis sanitaria debe ser una prioridad, los vecinos entienden que el coronavirus y sus consecuencias son y deben ser prioridad para los gobernantes, aunque, de la misma manera, creen que un ayuntamiento no debe olvidarse de los problemas de los vecinos. Especialmente ahora que salir a pasear se ha convertido en más que una necesidad. “Ojalá nos puedan hacer caso en esta ocasión”, dicen.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE