Casco Antiguo de Pamplona

Calle Mayor: ¡Nos quedamos aquí!

Unos llevan aquí toda su vida comercial; otros regresaron sin saberlo a los orígenes de una saga que tras el mostrador inauguró su bisabuelo y hubo quien apostó por asumir un traspaso en la que, coinciden en señalar, es la calle más viva del Casco Antiguo

Foto de comerciantes de la Calle Mayor

El matrimonio formado por Francisco Mendivil Hurtado y Mercedes Ciriza Ariztegui, en su joyería Berna.

Calleja
Actualizada 22/03/2018 a las 15:38

Cuando Nerea Arrondo Recarte paseaba por la calle Mayor, reparó en el cartel de “se traspasa” de la tienda de Belenes Erla. Era 2013 y se acababa de quedar en el paro. “Pensé que este era un buen lugar de venta, con mucha gente de paso y actividad comercial”. Así que asumió las riendas de un negocio con más de 40 años de andadura al que añadió regalos de San Fermín y otras figuras de fiestas populares, como gigantes o cabezudos. “Pero entonces no estaba la amabilización y yo pensaba que las visitas guiadas municipales recorrían nuestra calle. Pero se van a otras de más renombre que no necesitan de tanta promoción. El Ayuntamiento debería publicitarnos más”, dice. “Yo me molesto cada semana en cambiar el escaparate para los de aquí y también para que los de fuera conozcan nuestra historia de San Fermín”.

Calle Mayor, Nerea de la tienda de belenes


Pablo Mena Sola abrió hace cuatro años su establecimiento de fotografía continuando así con una saga que se remonta a su bisabuelo. “Lo que no yo sabía es que había empezado en 1887 en la calle Mayor”. Pero la familia siempre ha tenido sus establecimientos en el Casco Antiguo o Ensanche, como en el Paseo Sarasate donde estuvieron 70 años. “Cuando se disolvió la sociedad familiar, tenía muy claro que quería un lugar en el centro porque era más fácil trasladarme yo que trasladar a los clientes”. En su caso, dice que los centros comerciales no entran en conflicto con su negocio. “Pero sí con otros de esta calle. Si siempre ha sido difícil llegar al Casco Antiguo, con la amabilización mucho más. Si han quitado más de 600 plazas de la zona azul, la gente para llegar aquí tiene que pagar mucho más porque está abocada a los aparcamientos subterráneos”.

Calle Mayor, Fotógrafo Pablo


Francisco Mendivil Hurtado, de Joyería Berna, también se decantó por la parte vieja para continuar con el negocio de la saga familiar que su padre inauguró en la calle San Antón con la firma Mendihur. Fue hace 42 años y, durante este tiempo, las cosas dice que han cambiado mucho. “Antes venían gente de la comarca y pueblos y eso ya ha desaparecido, con la excepción de los clientes de toda la vida. Para seguir manteniéndote con la competencia de las grandes superficies tienes que dar un extra, y en nuestro caso es tener taller propio que nos permite ofrecer un servicio post venta. Y por supuesto, el trato personalizado. Eso la gente lo sigue valorando mucho”.

 

Calle Mayor: ¡Nos quedamos aquí!


Gotzone Barona González es optimista. Hace un año mudó su establecimiento de ropa Skaner Shop abierto en 1996 a otro número de la calle. “El anterior edificio se vendía y no dudé en seguir aquí. Me gusta esta calle, donde hay una gran variedad de comercio. Lo único que nos falta es el pequeño electrodoméstico y muebles, que han cerrado hace poco. Y tengo esperanza de que vuelvan porque seguimos siendo la zona con más movimiento del Casco Antiguo”. Gotzone habla de una clientela de barrio “muy fiel” pero también del resto de barrios y de la comarca. “Y también nos está llegando el turismo, además de un retorno de gente joven al pequeño comercio. Estoy contenta, creo que la gente comienza a valorar nuestra baza, que es la cercanía, el trato y la calidad”.

Calle Mayor, Barona Ropa

 

La primera escuela de dibujo.

 

El Ayuntamiento de Pamplona crea la primera Escuela de Dibujo en 1827 en el nº 80 de la calle Mayor. En 1842, la Diputación de Navarra fundó el Instituto de Pamplona, donde se impartían dibujo del natural y lineal, además de geometría, aritmética, física, agricultura o arboricultura. En 1872, por decisión conjunta entre Ayuntamiento y Diputación se crea la “Escuela de Artes y Oficios” refundiendo los estudios tanto del Instituto como de la Escuela de Dibujo, tras ampliar otras asignaturas como modelado o talla de yeso y madera, y admitir a niñas en las clases. En 1890 se trasladó a la calle Estella. También sede de la escuela de música. La calle Mayor no fue el primer emplazamiento de la escuela municipal de música fundada en 1986 en la plaza Navarrería. Pero un año después, y hasta 2009, se reinstaló en el Palacio de Redín y Cruzat.

 

 

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra