Accidentes de tráfico

Pamplona revisará sus 3.000 pasos de peatones para reducir accidentes

  • Príncipe de Viana sigue siendo el punto de más siniestralidad en 2017, un año que sumó 2.722 accidentes (5 fallecidos)
  • El Ayuntamiento asume que la ciudad tiene fallos y aboga por dar prioridad al peatón y revisar vías como la calle Estella

Las imágenes del día hace 5, 10 y 20 años

La reducción de velocidad a 30 km/h se abre paso en Pamplona y afecta ya a 272 calles, como ésta de la Rochapea.

. J.CASO/DN
Actualizada 06/02/2018 a las 10:50

Pamplona va a inventariar los 3.000 pasos de peatones de la ciudad para medir su índice de seguridad y tomar las medidas correctoras que sean necesarias. Con todas las fichas se elaborará un catálogo de pasos de peatones seguros que facilite su implantación, comenzando por los entornos a los centros escolares, además de priorizar las infraestructuras y fomentar las acciones de control, educativas y normativas que inviertan la tendencia de accidentabilidad registrada en los últimos años.

Según los datos de siniestralidad presentados ayer en rueda de prensa, en Pamplona se registraron el año pasado 2.558 accidentes y 164 atropellos. Estas cifras suponen un 6,5% de crecimiento con respecto a 2016, cuando se contabilizaron 2.409 accidentes y 145 atropellos. Si se observa la evolución de los últimos diez años, se aprecia que Pamplona ha vuelto a los niveles de accidentabilidad de 2010, cuando se registraron 2.757 siniestros. Después se inició una tendencia decreciente, que encontró su suelo en el año 2013 (1.923 siniestros), pero que se invirtió desde entonces para alcanzar las cifras actuales. Los 2.722 accidentes de 2017 arrojaron 5 fallecidos, 43 heridos graves y 585 heridos leves.

30 KILÓMETROS/HORA Policía Municipal insiste en que un atropello a 30 km/h supone un herido leve frente a una muerte

Más accidentes en el centro

En cuanto a los puntos de mayor siniestralidad en la ciudad, el informe revela que han ido cambiando a lo largo de los años debido a las distintas medidas que desde el Ayuntamiento se han ido adoptando para reducir el número de accidentes, como radares, pasos elevados, silletas de niños en los coches, uso del casco, etc.

En 2017, el lugar con mayor número de accidentes, al igual que en los dos años anteriores, fue la plaza Príncipe de Viana, donde se registraron 47. En la rotonda de la avenida de Navarra con Abejeras y Azpilagaña se contabilizaron 38, en la plaza de Merindades 34, en la avenida de Navarra con Íñigo Arista 27 y en esa misma avenida de Navarra con Monasterio de la Oliva y Biurdana 26. Más de 20 accidentes se registraron también en la avenida de Guipúzcoa con Biurdana, en la avenida de Navarra con avenida de San Jorge, en la avenida de Navarra con Arcadio María Larraona y en la plaza de la Paz.

En este marco, el Ayuntamiento está trabajando en un plan global, con cuatro líneas de actuación simultáneas: infraestructuras (vías de tránsito y movilidad más seguras), adopción de medidas coercitivas (controles, campañas específicas de velocidad, alcohol y drogas), educación vial (programas integrales y nuevos programas para bicicleta) y gestión de la seguridad vial. “Tenemos que fijarnos en otras ciudades y comprender que la respuesta es dar prioridad al peatón”, sentenció la concejal Itziar Gómez poniendo a Pontevedra, con cero muertes al año, de ejemplo.

En este sentido, se señaló a vías como la calle Estella o Cortes de Navarra por sus aceras estrechas y escaso espacio al tránsito a pie.

43 HERIDOS GRAVES El número se mantiene respecto al año anterior, 43 en 2017 y 44 en 2016. Del total, 23 fueron peatones, 11 conducían moto o ciclomotor, 5 eran ciclistas y 4 otras personas usuarias de la vía, como pasajeros de transporte urbano.

565 Heridos leves. Los datos de personas heridas leves por accidente de tráfico descendieron de 609 en 2016 a 565 en 2017, un 7,3%, y la cifra más baja de la última década. 100 peatones resultaron heridos leves, 74 ciclistas, 81 personas que conducían motos o ciclomotores y 310 en otros vehículos.

2.558 accidentes Según los datos de siniestralidad, en Pamplona se registraron el año pasado 2.558 accidentes.

378 Expedientes por delitos contra tráfico y seguridad vial, un 8,6% más que el año anterior. Las etilometrías positivas han pasado de 242 a 257 y las detenidas por carecer del permiso obligatorio, de 67 a 82. Las denuncias administrativas descendieron casi un 5%, hasta 841. En 2017 se realizaron 22.960 pruebas de etilometría y 162 pruebas de sustancias estupefacientes.

Desde 2005, Pamplona desciende un escalón en el número de fallecidos

2017 concluyó con cinco personas fallecidas en accidente de tráfico en la ciudad. De ellas cuatro eran peatones y una motorista. Dos fueron atropelladas en un paso de peatones sin regulación semafórica en el que tenían prioridad, una en un paso de cebra regulado por semáforo que se encontraba en fase roja para el peatón y la cuarta de ellas al cruzar por un lugar no habilitado, mientras el vehículo implicado circulaba marcha atrás. La quinta persona fallecida fue un motorista, que perdió el control del vehículo mientras circulaba a una velocidad inadecuada.

La evolución de los últimos 25 años en cuanto a personas fallecidas en accidentes de tráfico en Pamplona demuestra que a partir de 2005 se ha descendido un escalón en el número de víctimas. Desde 1993 hasta esa fecha la media de personas que perdían la vida en las carreteras de la ciudad era de 9, con años incluso de 12 y 14 víctimas, en 1995 y 2001. Desde entonces, esa media de fallecimientos se sitúa en 3 o 4 personas, con años como 2009 en el que no se registró ninguna muerte por accidente de tráfico. En 2016 hubo 4 fallecidos.

Baja Navarra soporta el doble de tráfico que la A-1

Los datos abruman. La densidad de vehículos que pueblan la capital a diario mantiene preocupado a los dirigentes de Policía Municipal. En cifras, la avenida Baja Navarra soporta un volumen de 40.000 vehículos al día, lo que equivale a doblar la cantidad que circula por la autovía de Alsasua (A-1), la de Estella (A-12), y casi triplica la de Sakana (A-10). Tal y como explica el inspector Jesús Estanga, Pamplona debe reducir “drásticamente” la densidad de coches del centro de la ciudad. Conde Oliveto soporta 37.000 coches al día; avenida del Ejército, 30.000; la Ronda Norte, 36.000; y la Ronda Sur, 44.000. Estos números chocan con las principales autovías de Navarra. La A-10 (Sakana) acumula 15.000 vehículos; la A-12 (Estella), 21.000; y la A-1 (Alsasua) suma 20.000. “Se contabiliza un millón de desplazamientos en Pamplona y Comarca y no podemos permitir que el centro sea la recepción”, insiste Estanga.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra