Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tribunales

Un bar de Pamplona, condenado a permanecer 21 días sin música

Un juzgado ha respaldado la sanción que el Ayuntamiento de Pamplona impuso a un bar que superó el nivel de ruido permitido: podrá abrir pero deberá estar tres semanas sin música

Ampliar Un sonómetro, recogiendo el nivel de ruido en el estadio de El Sadar durante un partido
Un sonómetro, recogiendo el nivel de ruido en el estadio de El Sadar durante un partidoÍñigo González
Actualizado el 05/11/2022 a las 09:11
En los días más intensos de su historia, El Sadar ha llegado a superar los 100 decibelios de griterío, lo equivalente al despegue de un avión. Un bar del barrio de San Juan de Pamplona se quedó a finales del año pasado en un tercio de estos valores de ruido (33 dBA), pero aun así superó los valores máximos permitidos por la ley (30 dBA). El Ayuntamiento le sancionó por ello: durante 21 días, todas las instalaciones de emisión musical del local quedarían clausuradas. El bar recurrió la sanción, pero el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 3 ha avalado la decisión.
La medición del exceso de ruido que procedía de este bar musical se realizó por parte de agentes de policía a las 1.23 horas del 27 de noviembre de 2021 (sábado) en el dormitorio de una vivienda afectada. El bar recurrió la sanción alegando que no constaba que los agentes hubieran calibrado previamente los aparatos ni que hubieran aplicado los márgenes de desviación. 
En todo caso, reclamaban una sanción en grado mínimo, ya que la impuesta suponía el cierre de los ingresos del negocio. Para el juzgado, estas alegaciones no tienen recorrido. Por un lado, el juez afirma que en el acta de medición “se puede constatar que se cumplieron los requisitos legales”, sin que se acredite defecto alguno que invalide el resultado. 
Sobre la sanción, destaca que “no se clausura el local” y que está debidamente graduada a las circunstancias: “Entendiendo que al ser un local musical afecta al núcleo de la actividad, la realidad es que el bar no se clausura y que uno hay prueba de la incidencia y del perjuicio que se causaría”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora