Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cáncer

Una forma de seguir siendo una misma

Este sábado tuvo lugar un evento de sensibilización del cáncer de mama en la Plaza del Castillo, donde el objetivo principal fue mostrar apoyo a quienes sufren la enfermedad y concienciar a la población acerca de las necesidades que esta conlleva

Ampliar El grupo Arkadia cerró el evento de sensibilización celebrado en la Plaza del Castillo bailando
El grupo Arkadia cerró el evento de sensibilización celebrado en la Plaza del Castillo bailandoJesús M Garzaron
  • Carlota Soriano
Publicado el 23/10/2022 a las 06:00
Este sábado fue la primera vez que Verónica Fernández asistía al evento de sensibilización del cáncer de mama celebrado en la Plaza del Castillo, y lo hizo sin pelo y con un pañuelo rosa que cubría su cabeza. Lleva justo un año combatiendo la enfermedad, y afirma que este tipo de acciones son “un gancho para quienes están en ese duro primer momento”, que es justo el objetivo de estas jornadas: mostrar apoyo a quien, como Fernández, está pasando por ello.
En palabras de María José Oraa, presidenta de la Asociación Navarra contra el Cáncer de Mama Saray, a través de estas campañas anuales de información se busca “visibilizar tanto la enfermedad como las asociaciones, que se han convertido en la voz de los pacientes”. No obstante, la sensibilización no es tanto para dar a conocer el cáncer de mama, comentó la trabajadora social de Saray, Carolina Huarte, sino concienciar a la población sobre la asistencia y las necesidades que esta enfermedad conlleva.
Porque, en el tema psicológico, “el cáncer en general es algo que machaca mucho”, detalló Mariam Primo, también paciente desde hace un par de años. “Todos los cánceres son malos, pero el problema que tiene el de mama es que es muy visible. Tienes que verte el cuerpo las 24 horas del día, y te ves mal.”, relató. “Yo me defino como una mujer mutilada”.
No obstante, los pacientes de cáncer de mama no solo tienen necesidades psicológicas, sino también sociales. Tanto Primo como Fernández denuncian los precios excesivamente altos de todo lo relacionado con la enfermedad “cuando se trata de algo que es necesario”, describe Primo.
Más allá de las listas de espera para poder conseguir la operación de reconstrucción de pecho, el problema está en poder costear todos los productos que permiten a los pacientes seguir con su día a día, y es que el cáncer sale caro. Desde una crema específica para el postoperatorio de 50€, pasando por sujetadores especiales de 60, bikinis de 100 y hasta prótesis de alrededor de 90€, la situación descrita por estas dos mujeres muestra la dificultad por intentar volver a la vida previa a la enfermedad.
En muchos casos, conseguir una peluca puede suponer en muchas mujeres una ayuda para conseguir salir a la calle y pasar desapercibidas. Y a pesar de que desde las asociaciones puedan donar algunas, “no siempre encuentras lo que necesitas”, añade Primo. El precio de las pelucas suele rondar los 1.000 euros, lo que supone un lujo que no todas las pacientes pueden permitirse. “Al final, es importante encontrar una manera de, simplemente, seguir siendo una misma”, concluye.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora