Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Movilidad

Ciclando por el arte urbano de Pamplona

Una ruta en bicicleta para aprender los secretos de algunas de las esculturas que dibujan la ciudad. Hora y media de conversación, aprendizaje y mucha afinidad

Ampliar a
El grupo, con Ricardo Laspidea a la cabeza, empezó la marcha desde Rincón de la Aduanan.g.
Publicado el 09/10/2022 a las 06:00
Para muchos, ya lo ha conseguido, la bici se ha convertido en símbolo de reconciliación con el entorno. Pedalear a lo largo y ancho de una ciudad ofrece, en muchas ocasiones, un plus. Y no, no hablamos de beneficios económicos y físicos, que también. Elegirla como medio de transporte ayuda a alcanzar rincones y destinos que, en coche o a pie, podrían ser complicados.
Por eso, la combinación de arte y sostenibilidad parece que convence entre la ciudadanía. Con un cupo máximo de quince personas, por logística, estos paseos no dejan de atraer ciclistas. Con perfiles tan variados como las experiencias que acumulan quienes ya cuentan entre 40 y 70 años, siguen haciendo piña. “Muchas veces la gente ve la ciudad pero no la conoce. Y descubrir Pamplona, sus árboles, sus monumentos desde la bicicleta me parece una idea brillante”, entendían las hermanas Marisa y Begoña Cueva. Apasionadas de las dos ruedas y veteranas de estas rutas, siguen reclamando menos carriles intermitentes. Mientras, María, otra de las participantes, compartía el “gusto” apuntarse a este tipo de iniciativas porque “siempre te llevas algo nuevo”.
Incluida la amistad. Como la que ya se profesan muchos de los asiduos a estas ofertas culturales. Ismael Ahechu es uno de esos enamorados de la sostenibilidad, de la historia y de las costumbres de Pamplona. “Desde el año 96, cuando comenzó a potenciarse levemente el uso de la bicicleta por la llegada del Tour, desde entonces me apasiona este mundillo”, dice quien pedalea con la bicicleta que le tocó en un sorteo que realizaba el consistorio ‘en tiempos de Barcina’ durante la Semana de la Movilidad.
Pero, dentro del entramado, la pasión del profesor de la Escuela de Artes, Ricardo Laspidea. Como guía, no quería dejar detalle sobre cada una de las esculturas: ‘Huecos, de Vicente Larrea, en Ciudadela; ‘El primer beso’, de Jesús Alberto Eslava, en la Vuelta del Castillo; ‘Sin título’, de José Ramón Anda, en la plaza Juez Elío, ‘Momento espiritual’, de Jorge Oteiza, en Yamaguchi; y ‘Fuga’, de Javier Muro, en la UPNA.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora