Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Movilidad

Los vecinos tildan de “peligroso” el paso peatonal de las Oblatas de Pamplona

También los ciclistas, que entienden que el cruce en Biurdana es “demasiado estrecho” en una intersección donde los coches circulan deprisa

Ampliar La zona soporta un intenso tráfico y, a ojos de los vecinos, el paso es demasiado estrecho
La zona soporta un intenso tráfico y, a ojos de los vecinos, el paso es demasiado estrechoEduardo Buxens
Publicado el 27/01/2022 a las 06:00
No es la primera vez. La estrechez de las aceras en determinados tramos de la avenida de Guipúzcoa ya ha sido objeto de debate en diversas ocasiones dentro del entramado ciudadano de Pamplona. Ahora bien, tras algunos “sustos” en la zona, vecinos y ciclistas habituales del barrio de la Rochapea han decidido plantarse. Y no solamente por una posible ampliación de aceras, aspecto que ven “perfectamente viable”, sino que han puesto el foco en el paso peatonal de la calle Biurdana, justo en la antesala del más que reconocido puente de las Oblatas.
Con cuatro carriles de paso (dos si procedes desde San Juan y accedes a la Rochapea, y dos más si sales del barrio), quienes frecuentan este espacio aseguran que los coches circulan a demasiada velocidad, lo que convierte en “peligroso” el cruce peatonal que enlaza ambos flancos de la infraestructura. Bien es cierto que la intersección está regulada por semáforos, lo que favorece, en parte, el calmado del tráfico.
No obstante, la insuficiente anchura del paso de cebra sigue elevando el miedo dentro del barrio. “Es un espacio que lleva a Trinitarios, una zona idónea para pasear y muy frecuentada”, recalca la estudiante de Servicios Sociales Rocío López, quien además es cuidadora de María de los Ángeles Iragui, vecina de la Rochapea de 82 años.
ALGUNO MÁS
Pero no solo viandantes. Quienes utilizan la bicicleta con asiduidad por este tramo urbano insisten en que apenas hay protección para cruzar. “Al no haber espacio suficiente, tienes la sensación de estar demasiado cerca de los coches, incluso sin la necesidad de asomarte antes de cruzar”, expone Mikel Santander en referencia a los cuatro carriles por sentido que debe atravesar.
De ahí que, ahora que la DGT ha introducido modificaciones en las normas de tráfico, pidan al Ayuntamiento de Pamplona que valore tener en consideración este cruce peatonal del puente de las Oblatas. “Y ya no te digo nada lo peligroso que resulta quedarte aislado en mitad del cruce de la calle Biurdana. Da cosa”, admite Juan Luis, amigo de Mikel Santander.
Y aunque bien es cierto que existe un segundo cruce peatonal junto a la rotonda de Sancho Abarca, los viandantes coinciden en que “no es práctico”. “Si existe un paso a pie debe ser seguro y cumplir con su objetivo”, determina Irene Ramil.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE