Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

El nuevo bulevar de Yamaguchi, a falta de días

Seguridad Ciudadana confirma que, salvo detalles, la conexión entre plaza y parque está prácticamente lista

Ampliar Aspecto que presenta la zona
Aspecto que presenta la zonan.g.
Publicado el 22/01/2022 a las 06:00
Ocupar tiempo en observar. Esa sugerencia, tan sencilla como compleja en ocasiones, sirve de base para darse cuenta de los patrones que sigue una ciudad. Hábitos adquiridos para encaminarse a un determinado espacio, cruces naturales, atajos... Alternativas que terminan por ser tendencias que el ser humano repite constante e inconscientemente.
Y puede que fuera el germen que motivó al área de Seguridad Ciudadana a llevar a cabo el cambio que ya se advierte junto al parque Yamaguchi de Pamplona. A días de dar por válido el fin de obra, la zona toma forma a pasos agigantados, a falta de los últimos remates. Pese al vallado que rodea el perímetro y corta el tráfico a ambos lados de la calle La Rioja, desde el cruce con la avenida de Barañáin hasta la calle Acella, la transformación es más que evidente. 
Como se recordará, los trabajos han consistido, principalmente, en elevar la calzada con el objetivo de hacer desaparecer el desnivel entre aceras. Esta reforma, que se planteó en dos fases con un presupuesto de 241.507 euros, tenía que haber terminado para final de año. No obstante, las incontrolables inclemencias meteorológicas han ido retrasando el proceso.
Ahora, a falta de pequeños detalles, la nueva conexión ya se da por terminada. Y como puede verse gracias a la diferencia de pavimentos, el espacio distingue dos zonas. La primera desde la rotonda con avenida de Barañáin hasta prácticamente la mitad de la plaza, donde se ha mantenido un diseño a base de aglomerado asfáltico, se ha ampliado la isleta del porche de entrada y se ha reducido la anchura de la calzada en ambos sentidos.
Vista de las obras.
Vista de las obrasn.g.
Por su parte, para esa segunda zona se ha establecido un paso con adoquín de hormigón que busca resaltar ese carácter peatonal que unifica plaza y parque. Sin aparcamiento y con elementos de estancia. “El calmado será real por el propio entramado”, aseguran desde el consistorio.
volver arriba

Activar Notificaciones