Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Viaje al pasado

Patinaje sobre hielo en el río Arga

En enero, hace 51 años, el frío “trastocó” Pamplona. Se helaron tuberías, automóviles, estanques.... y hasta el Arga. Lo corroboran las imágenes de aquel día, a -12 grados, con el cauce como pista de patinaje

Ampliar Varios jóvenes juegan sobre el hielo del río Arga helado, junto al puente de San Pedro, el 4 de enero de 1971
Varios jóvenes juegan sobre el hielo del río Arga helado, junto al puente de San Pedro, el 4 de enero de 1971archivo (zubieta y retegui)
Publicado el 19/01/2022 a las 06:00
En un otoño invierno que nos ha dejado dos avenidas en el río Arga de las de retratar y recordar, la hemeroteca de Diario de Navarra constata que el río también se helaba. Sucedió, por ejemplo, el 4 de enero de 1971, hace 51 años. Pamplona marcó aquel día una temperatura mínima de -12,4 grados y la máxima no pasó de 0, confirmaba el doctor Martínez Resa, encargado entonces del Observatorio Meteorológico de Pamplona. Las crónicas describían que el frío “trastocó la ciudad, se helaron los estanques, las tuberías, los automóviles, absolutamente todo, hasta el Arga”. El cauce del río amaneció helado, con una capa más gruesa en torno a la presa de San Pedro. Muchos niños y jóvenes aprovecharon para patinar y el reportero que se acercó hasta allí comprobó la solidez del hielo “lanzando piedras de tamaño grueso” al centro del lecho del río, que no percibió siquiera los efectos. Impasible. Tal vez algún lector se reconozca hoy en la imagen que acompaña a este texto, tomada por Zubieta y Retegui. Mientras algunos se divertían en el hielo, en el río y también en el estanque de la plaza entonces denominada del Conde de Rodezno, “la hazaña” en aquellos días eran encontrar un fontanero libre y parecía tarea imposible arrancar un coche, de modo que los conductores utilizaban las rampas de acceso “a la Chantrea, la Rochapea o la avenida de Zaragoza, como trampolín”. Entretanto, se sucedían los apagones de luz y muchos coches quedaron abandonados en el puerto de Azpirotz, la carretera entonces para llegar a San Sebastián, debido al frío. “Las estadísticas andan locas, a vueltas con antecedentes siberianos. ‘Los más viejos de la localidad’ son unos señores innominados, de memoria sólida, que recuerdan siempre el detalle de los tiempos idos, buenos y malos. Nadie acude a ellos para certificar los buenos sucesos y sí para los malos, como si estos no se bastasen por sí solos. El hielo parece refrescar los recuerdos, al tiempo que favorece el patinaje artístico” decían las acertadas Notas del Reporter, sección firmada por Goiti en la edición del 5 de enero de 1971. No ha cambiado demasiado la forma de trabajar. Acudimos a los mayores cuando las cosas pintan mal.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE