Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona, a pie de calle

Las 113.000 empanadas argentinas de Pichi

El exentrenador de rugby Pichi Domínguez y su hija Charo abren un obrador y tienda junto a la Morea

Charo y Gabriel Domínguez muestran una caja de empanadas hechas en Las del Pichi
Charo y Gabriel Domínguez muestran una caja de empanadas hechas en Las del Pichidn
Actualizado el 15/11/2021 a las 19:55
Las de Pichi es el nuevo obrador de empanadas argentinas que acaba de inaugurarse en Mutilva, junto a la Morea. Pichi Dominguez, conocido en el mundillo navarro de rugby, y su hija Charo son los artífices de esta aventura emprendedora. Las venden allí mismo y también tienen reparto a domicilio. Además, suministran a restaurantes y supermercados.
Gabriel Domínguez, conocido como Pichi, es ingeniero de formación pero gran parte de su vida profesional la ha dedicado al rugby. Fue entrenador del equipo de La Plata, en Argentina, pero en 2003 hizo las maletas y se plantó en Pamplona con su mujer y sus dos hijas -aquí nació su tercera hija-. Le fichó la Federación Navarra de Rugby para dirigir al equipo navarro y potenciar este deporte minoritario.
Sin embargo, en 2015 dio un giro a su vida para dedicarse a una de sus pasiones, la gastronomía argentina. Hasta entonces preparaba empanadas argentinas para que su familia y amigos pudieran disfrutarlas en torno a una mesa “comiendo, bebiendo y riendo”. “Siempre me ha gustado ser un buen anfitrión”, comenta. Se dedicó profesionalmente a las empanadas pero sin perder el carácter casero y artesanal de este bocado: “Una a una relleno la masa, las cierro bien para que el interior se mantenga jugoso y las horneo, todas iguales pero a la vez diferentes. Les pongo mucho cariño”, explica Pichi. Estas empanadas podían degustarse en Saint Wich, el restaurante del Casco Antiguo que montó junto a otro socio.
Las del Pichi es un proyecto que empezó a gestarse poco después de la pandemia. Una vez, Charo Domínguez le preguntó a su padre si había calculado cuántas empanadas llevaba hechas a mano. “Más de 113.000”, le respondió este ingeniero meticuloso. Charo ha llevado toda la parte empresarial del proyecto. “Es un producto que está en auge, porque es muy cómodo, para picar en casa, en la calle, para un cátering o cualquier celebración”, señala Charo, que llegó a Pamplona cuando tenía 11 años. Ha perdido el acento argentino, pero conserva recuerdos de su infancia en La Plata: “Las reuniones familiares, los asados, los partidos de rugby…”, cita. En 2011 se fue a Inglaterra, donde trabajó en la gestión de hostelería principalmente. A su vuelta, en 2019, ya tenía en su cabeza Las de Pichi. “El nombre lo tuvimos claro toda la familia, porque Pichi, con sus manos y su corazón, es el alma del negocio, es el protagonista”, comenta su hija.
El obrador se encuentra en el barrio de la Morea, en la calle P 24, detrás de Conforama. Las recetas son argentinas, pero los ingredientes son navarros. “La comida de aquí está muy bien”, comentan. Ofrecen 14 variedades de empanada. Junto a las tradicionales de carne, pollo, bacon o jamón y queso hay otras más innovadoras, de roquefort, espinacas, gambas, la capresse… Hay también empanadas dulces. El reparto a domicilio es gratuito, pero los que acuden a recoger en local se llevan 2 empanadas gratis por la compra de una docena.
volver arriba

Activar Notificaciones