Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

Marion Disenowski, paisajista: “Cortar los árboles de Sarasate sería un delito”

Marion Disenowski colaboró con los técnicos municipales en el proyecto paisajístico para la reurbanización del paseo pamplonés. Es rotunda: no se puede bajar la cota sin dañar o eliminar el arbolado

Marion Disenowski posa junto a una de las catas en la que se aprecian las raíces a escasos centímetros de la superficie
Marion Disenowski posa junto a una de las catas en la que se aprecian las raíces a escasos centímetros de la superficieEduardo Buxens
  • R. M. Pamplona
Publicado el 13/11/2021 a las 06:00
Marion Disenowski es alemana, ingeniera de conservación del paisaje, jardinera y paisajista con décadas de experiencia en el diseño de espacios verdes. Afincada en Pamplona desde hace 20 años, fue la especialista en jardinería que asesoró a los técnicos municipales en materia paisajística para la redacción del proyecto de reurbanización del paseo de Sarasate. “Tener árboles con semejante porte en el paseo de Sarasate es una maravilla. Cuando se construyó el Monumento a los Fueros ya había árboles. No se puede quitar un árbol sano que tiene 40 años. Para mí, sería un delito”, sostiene .
Su papel y conocimientos son claves en todo este asunto. La propuesta del Ayuntamiento mantiene el desnivel existente en el paseo mediante una solución de gradas de 2 y 3 escalones y rampas, precisamente para salvar las alineaciones de los árboles, para evitar su tala o trasplante. Porque, después de todo, el proyecto para el paseo pamplonés se reduce a un punto de fricción: cómo salvar los árboles, los 76 ejemplares Celtis autralis, Celtis occidentalis, Tilia platyphyllos y Tilia tomentosa entre otros, que conviven en armonía con la ciudad desde hace décadas.
“Me da igual si es en el paseo de Sarasate o en una plaza de Berlín. Los árboles hay que mantenerlos y hay que adaptar el proyecto al arbolado”, asegura rotunda. En la conservación de los árboles no hay duda. Los dos proyectos -el de los técnicos municipales y el que defiende el PSN- parten del mismo punto: las tres propuestas finalistas del Concurso de Ideas para la reurbanización del paseo. Los técnicos municipales adaptaron elementos de los tres finalistas a un proyecto “posibilista”, como lo definió Maya en la presentación, de acuerdo a la situación de los árboles, catalogados y protegidos.
El proyecto con el que se alinea el PSN es uno de los tres finalistas -que se redactó sin conocer la situación exacta de las raíces de los árboles- y que plantea una plataforma única en el paseo (sin escalones) mediante rampas que desciendan desde el andén para conectar de forma más permeable con el Casco Antiguo. Pero esa solución supone bajar la cota, algo que los árboles no soportarían.
LOS ÁRBOLES HAN HABLADO
Desde esta semana, se están realizando catas en siete ejemplares del paseo -1 del vial norte, el más próximo al Casco Antiguo, y 6 del sur- para conocer el estado real de las raíces. Las primeras prospecciones son claras. Marion Disenowski, que sigue de cerca todo el proceso, ofrece un primer dictamen: “Las raíces están por todos lados. Es imposible rebajar la cota sin dañar los árboles. La raíz está por todo el perímetro de la cota, en algunos casos en un radio de siete metros. Si se quiere bajar la cota general con todo el sustrato de pavimentación, es completamente imposible. No se puede compaginar”.
Dicho de otro modo, las catas realizadas durante esta semana demuestran que las raíces están muy próximas a la superficie -a 30 centímetros-, extensas -con un radio que puede alcanzar los 7 metros- y entrelazadas con las del árbol siguiente, toda una maraña que parece echar por tierra el proyecto de la plataforma única defendido por el PSN. “Si fuesen árboles individuales se podrían salvar con jardinera o alcorques, pero es que aquí las raíces son una cadena, están entrelazadas. Tendría que ser una jardinera corrida”, asegura. Básicamente lo que tenemos actualmente.
“Sería muy interesante tener un paseo de Sarasate sin barreras. Pero no es posible sin talar los árboles”, concluye.
volver arriba

Activar Notificaciones