Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pleno

NA+ se queda sola en la defensa de la Carta de Capitalidad

El equipo de gobierno presentó sin éxito una declaración que pedía al Gobierno mantenerla

Toma de posesión de la socialista Celia Ulzurrun
Toma de posesión de la socialista Celia UlzurrunJesús Garzaron
Publicado el 05/11/2021 a las 06:00
Los tres grupos de la oposición del Ayuntamiento de Pamplona -EH Bildu, PSN y Geroa Bai- hicieron este jueves suyos los argumentos del Ejecutivo navarro para quitar a la ciudad su Carta de Capitalidad: hay que apostar por un nuevo modelo de financiación de los fondos locales, más equitativo aunque eso suponga mermar en un 2% los ingresos que percibe la ciudad de las arcas forales. Pero desde el equipo de gobierno de NA+, el alcalde Enrique Maya dijo que no se trataba de una cuestión económica, sino del estatus de una ciudad otorgado hace 24 años en reconocimiento a servir de sede de servicios regionales por ser precisamente la capital.
Y sobre estos dos extremos irreconciliables giró este jueves el debate en el pleno al llevar NA+ una declaración en la que demandaba al Gobierno foral y los grupos parlamentarios que le apoyan paralizar la nueva ley que finiquitará la carta. Pero el grupo de la alcaldía se quedó solo con sus 13 votos, en minoría frente a los 14 que se reparte la oposición con los siete de EH Bildu, los cinco de PSN y los dos de Geroa Bai. “Ustedes apoyan hoy que Pamplona pierda su Carta de Capitalidad”, resumió y repitió en varias ocasiones Maya. ¿Y por qué? Según el primer edil porque así se lo habían ordenado desde sus respectivos partidos.
Y los aludidos también reiteraron en varias ocasiones que se trataba de una cuestión de solidaridad con el resto del territorio foral. “Hablamos de un nuevo modelo de financiación porque el otro se había quedado obsoleto”, dijo desde EH Bildu Joxe Abaurrea que acusó a NA+ de sobreactuar en su respuesta. “No hablamos del carácter histórico de la ciudad”. “Había que corregir esta desigualdad”, añadió la portavoz socialista Maite Esporrín. “Y Pamplona seguirá percibiendo 423 euros por habitante, sólo 9 menos que antes, mientas que Tudela, 280”. “Hay un problema de despoblación que se pretende frenar con una fórmula que sigue unos criterios técnicos”, añadió Javier Leoz (Geroa Bai).
Argumentos a los que Enrique Maya contrapuso que pretendían privar a Pamplona lo que se reconoce en casi todas las capitales uniprovinciales o que trabajan para conseguirlo. “En cambio a Pamplona la debilitamos”, dijo el alcalde, que preguntó a Esporrín por qué otros gobiernos socialistas, en cambio, sí apoyan esta tramitación de cartas en sus ciudades. El primer edil también recordó a EH Bildu que el Ayuntamiento, en 1997, aprobó por unanimidad con los votos abertzales este rango para Pamplona. Y a Geroa Bai le recriminó que aludiera a una fórmula técnica “que nadie conoce”.
“NO CON ASIRON”
Para Enrique Maya el hecho de que EH Bildu delegara el debate en Joxe Abaurrea y no en Joseba Asiron, alcalde en la anterior legislatura y portavoz de la formación, era un ejemplo del poco sentido institucional que el grupo municipal daba a la carta. También citó a su antecesor en el cargo en una réplica a los socialistas: “¿Se imagina usted (a Maite Esporrín) si Barkos hubiera quitado la Carta de Capitalidad a Pamplona? Bueno, no, no lo hubiera hecho con Asiron”.
Pero desde la oposición se insistió en que no era una cuestión política, sino de equilibrio territorial. Y también protestaron por el reproche de que obedecían las consignas de sus partidos. “En 2008 la ley de financiación aprobada hasta 2012, en su primer año nos metió un tijeretazo de 2 millones y luego fueron otros 2. ¿Quién era entonces la presidenta del Gobierno de Navarra? Yolanda Barcina. ¿Y quién el alcalde de Pamplona? Enrique Maya. Y no dijo nada”, comentó Abaurrea.
Y el aludido insistió en la deslealtad de los concejales hacia su ciudad, que enmascaraban con argumentos económicos. El alcalde dijo que Pamplona no era insolidaria sino sede de servicios para todos los navarros tan importantes como Baluarte, el pabellón Navarra Arena o las universidades.
volver arriba

Activar Notificaciones