Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

El centro de interpretación del Ferrocarril calienta motores tras ocho años

El Ayuntamiento de Pamplona adjudica obra y gestión de Trinitarios a la Asociación Navarra de Amigos del Ferrocarril

Desde la izquierda, Antonio Casas, Gabriel Ezpeleta y Antonio Cortés, junto a la nueva maqueta de trenes.
Desde la izquierda, Antonio Casas, Gabriel Ezpeleta y Antonio Cortés, junto a la nueva maqueta de trenesj.c. cordovilla
Publicado el 15/10/2021 a las 06:00
“Menos nosotros, todo será a escala”. Están contentos en la Asociación Navarra de Amigos del Ferrocarril. Después de ocho años y medio de espera, de muchas incógnitas y escasas certezas, el Ayuntamiento de Pamplona ha dado impulso de nuevo al proyecto para recrear en el parque de Trinitarios una estación de trenes de los años 50, dentro del Centro de Interpretación del Ferrocarril.
El consistorio dio a conocer en la comisión de Urbanismo “la adjudicación de la concesión administrativa de suelo público en el parque con destino a la explotación y gestión del centro en favor de la Asociación de Amigos del Ferrocarril”, en quien también recayó la gestión del despacio durante quince años, entre 2022 y 2036. La entidad se encargará de llevar a cabo la construcción del conjunto, con una inversión de 250.000 euros. El entorno cuenta ahora con un edificio de cocheras de 56 metros cuadrados, un circuito ferroviario compuesto por túneles, puentes y taludes. Frente a las cocheras se adecuará una estación a escala de 5 pulgadas con dos edificios unidos por una cubierta común a dos aguas que creará un andén y paso cubierto. Uno alojará la parte expositiva, y el otro los aseos, un espacio de usos múltiples, biblioteca y zonas de administración. Sumarán 196,80 metros cuadrados de superficie construida y algo más de 400 de cubierta, con 560 metros de recorrido de vías, “con sus desvíos, sus semáforos...”.
La Asociación de Amigos del Ferrocarril de Navarra nació en 1959 y cuenta con 45 socios, muy pocos ex ferroviarios, pero varios con ascendencia en las vías. Difundir la historia del ferrocarril en Navarra figura entre sus objetivos, así como trabajar el modelismo. Ahora aportarán el mobiliario, material audiovisual, máquina de tren para el circuito ferroviario y vías. tendrán que contratar un seguro de daños y otro de responsabilidad civil.
El centro ocupará una superficie de 6.740 metros cuadrados y recreará el recorrido del tren con ambiente de los años 50, incluida la estación con bancos para esperar al tren y se instalará un plato giratorio, único en España, para poder aparcar la locomotora o una aguada para la cara de agua de las locomotoras de vapor. La Asociación dispone de locomotoras de vapor, eléctricas y de gasolina y un quitanieves como los de los ferrocarriles suizos. Los visitantes tendrán a su disposición más de 18 vagones para pasajeros, también para personas con movilidad reducida.
El ayuntamiento y la asociación proyectan exposiciones y otras actividades, encaminadas a divulgar la historia del ferrocarril y su uso como un medio de transporte “respetuoso con el entorno”. Plantean, asimismo, “cursos de restauración o de conducción de maquinista para nuevos aficionados, charlas y encuentros, además de una biblioteca con un fondo de más de mil ejemplares. Contemplan, en un futuro, trasladar la locomotora de Cementos Portland de Olazagutía a Pamplona.
En Trinitarios se cruzaban, antiguamente, dos líneas de ferrocarril de vía estrecha que han dejado huella en la historia de Navarra: el Irati, primer ferrocarril del país impulsado por energía eléctrica; (enlazaba con Aoiz y Sangüesa) y el Plazaola (Pamplona con San Sebastián). En la zona se conservan el túnel y el llamado puente del Plazaola, sobre el río Arga. En este contexto, el Centro de Interpretación quiere servir también de canal para informar sobre las cinco vías verdes que existen hoy en Navarra: Tarazonica, Vasconavarro, Bidasoa, Plazaola e Irati, en colaboración con sus respectivos consorcios.
Antonio Casas y Antonio Cortés aplauden el impulso al proyecto. “Al final, el tiempo es relativo, lo importante es que se haga”, reparan dos de los veteranos en la asociación. Entraron sin cumplir los 30, allá por 1973 y 1974. Con “setenta y muchos”, rezuman ilusión.

Nueva maqueta de trenes en la vieja estación de autobuses

Antonio Casas Moreno, Antonio Cortés Bacáicoa y Gabriel Ezpeleta Elustondo son vecinos de Pamplona, habitantes de la ciudad, más o menos anónimos como otros tantos, y con un punto en común: su gusto por el ferrocarril. Recuerda Ezpeleta, 55 años, cuando iban a Tolosa de niños y pasaban horas en la estación de la villa guipuzcoana viendo pasar los trenes. “Cuánto me gustaban las locomotoras, ahora los trenes son más rápidos y más cómodos, pero las máquinas de vapor eran otra cosa”, apunta. “Claro, en ellas se ve la verdadera potencia de la máquina”, aprecia Antonio Casas.
Improvisan una tertulia delante de la remozada maqueta de trenes de la vieja estación de autobuses de Pamplona. Aprovecharon el tiempo en que el parque infantil de juegos de los andenes estuvo cerrado para cambiar la maqueta que ahora recrea una estación alpina, con construcciones de estilo austriaco rodeado de montañas, por los que circula distintos tipos de trenes: una locomotora de vapor de los años 60 y 70, un Altaria, un Talgo, una locomotora eléctrica y un tren de transporte de vehículos.
La maqueta tiene una reproducción de la estación de Pamplona y otros guiños locales, como la réplica de una villavesa articulada. El visitante puede echar una moneda y con ella arrancan los trenes y se deslizan por las vías, con el sonido y las luces. El dinero obtenido es una simbólica colaboración para el futuro centro de interpretación del ferrocarril.
La estación de tren de Pamplona, recreada en la maqueta.
La estación de tren de Pamplona, recreada en la maqueta.j.c. cordovilla
Explican que componen la entidad personas de todos los estamentos sociales y buscan relevo entre esos niños y niñas que se quedan boquiabiertos ante el traqueteo del tren en las estaciones, y posan su mirada despierta en una maqueta. En Pamplona, abierta al público solo está la de Autobuses, si bien calculan que hay muchas particulares, en domicilios. Antonio Casas hizo socios a sus nietos, a los dos pequeños, gemelos, Pablo y Daniel, el mismo día en que nacieron, el 30 de enero de 2017.
Para la exposición de Navidad en Baluarte este año todas las maquetas estarán montadas con piezas de Lego, avanzan.
volver arriba

Activar Notificaciones