Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Suceso

La silla que voló de la fiesta del cuarto en Iturrama

La Policía Municipal de Pamplona fue requerida el sábado en una fiesta en un piso de Iturrama en la que, además de mucha gente y música muy alta, se lanzó una silla por la ventana. Un joven reconoció haberlo hecho y fue denunciado

Ampliar La Policía Municipal de Pamplona realizó durante el fin de semana 188 intervenciones
Policía Municipal de Pamplona@PamplonaIrunaPM
  • G.G.O.
Actualizado el 24/08/2021 a las 07:38
Fiestas multitudinarias en pisos con la música alta es algo que se repite algunas noches de fin de semana en Pamplona. Lo que se sale de lo común es que en el aviso a la policía por parte de los vecinos se diga que han lanzado una silla a la calle desde la fiesta. Fue lo que ocurrió este sábado en un cuarto piso de la zona de Iturrama. A las horas, cuando por fin la Policía Municipal logró que se les abriera la puerta, uno de los jóvenes que se encontraba en el interior reconoció ser la persona que la había lanzado. Será denunciado.
Para entonces la fiesta había terminado. Pero antes, a las 3.05 horas de la madrugada del viernes al sábado, los vecinos de este inmueble llamaron a la policía para expresar sus quejas. Los agentes acudieron y en el rellano comprobaron que la música era muy elevada y que las voces que se escuchaban indicaban que en el interior había un gran número de personas. Tocaron varias veces el timbre, pero dentro no lo escuchaban. Cuando por fin se percataron del sonido del timbre, se hizo el silencio, apagaron la música y se oyeron pasos acelerados, señal de que dispersaban por las habitaciones. No abrieron la puerta. Pero horas después, según relataron desde Policía Municipal de Pamplona, la patrulla regresó al lugar y para entonces la fiesta había terminado. Al llamar al timbre sí que abrió la puerta el responsable del piso y otro joven que se encontraba en el interior, de 26 años, reconoció haber sido la persona que había arrojado la silla ala calle. Se le comunicó que iba a ser propuesto para sanción por este motivo.
Esta fue una de las 26 actuaciones por ruidos o molestias a horas intempestivas en las que intervino la Policía Municipal de Pamplona durante el fin de semana. Además, las patrullas policiales tuvieron que intervenir en diez ocasiones por agresiones o peleas. También actuaron en 19 ocasiones por botellones o reunión de personas con molestias a la ciudadanía.
volver arriba

Activar Notificaciones