Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Zonas rurales

Despoblación a ritmo de rap

Los jóvenes raperos Erel&Kuñi han visitado una decena de pueblos en despoblación, con la asociación Patrimonio para jóvenes, para inspirarse y editar un rap en torno a esta problemática

Rap de la despoblación Patrimonio para jóvenes con Erel&Kuñi
Vídeo del rap sobre la despoblación en localidades navarrasDN CEDIDO
Actualizado el 02/07/2021 a las 08:12
Contra viento y marea, cuando y donde sea, siempre peleamos, defendemos nuestra aldea. Contra marea y viento, defiendo lo que siento, todo por Navarra, esto es puro sentimiento”. Es el mensaje que lanza a los cuatro vientos, en su estribillo, el último tema de los jóvenes raperos pamploneses Erel&Kuñi. Una canción contundente, el ‘Rap de la despoblación’, que se acerca a uno de los grandes problemas del mundo rural navarro, el de la merma poblacional, y que ha sido elaborada de una forma muy particular: visitando una decena de pequeñas localidades de la geografía foral y abordando su situación con sus propios vecinos. Un nuevo proyecto impulsado desde la Asociación patrimonio para jóvenes que ya puede escucharse en redes sociales y plataformas digitales.
“Nos hemos inspirado en las historias de la gente que lucha por mantener vivos los pueblos. Nos dicen que están orgullosos de estar ahí y de mantenerlos. Es su sueño, su vida”, asegura Unai Cantero Górriz ‘Kuñi’, de 19 años, que forma pareja artística con Rubén Lapuente Núñez ‘Erel’, de 20. Y lo confirman en su propio rap cuando se refieren a estos vecinos como “soldados rasos peleando al pie del cañón”.
En las fases previas, de inspiración, y también en las posteriores, de grabación del videoclip, estos dos raperos, acompañados por otros jóvenes, visitaron Artaiz, Najurieta, la Hospedería de Santa Fe, Zabalza, Arellano, Piedramillera, San Andrés de Learza, Gallipienzo, Artázcoz, el Monasterio de Yarte y las ruinas del Palacio de Igúzquiza. “Hemos encontrado testimonios muy interesantes, como cuando nos dijeron en un pueblo que están cansados pero esperanzados de que algún día todo volverá a surgir, algo que nos gustó e incorporamos a la letra, y también rincones muy interesantes para grabar el videoclip, como descampados o campanarios”, indica.
Agradece asimismo que la asociación Patrimonio para jóvenes haya apostado por el rap para este proyecto. “A veces hay perjuicios contra la música urbana, pero si te lo tomas en serio y trabajas con respeto, salen resultados tan buenos como éste”, afirma Unai Cantero. Por su parte, Erel&Kuñi está editando su primer álbum, titulado ‘Fenómenos’, algunos de cuyos temas ya se han publicado.
Patrimonio y habilidades
Desde la asociación Patrimonio para jóvenes, su presidenta Mª Pilar Martínez Arce defiende que esta pareja de raperos tiene “mucho talento”. “Este proyecto nos pareció una buena manera de concienciar a los más jóvenes sobre este tema de la despoblación que tanto sale en la prensa, pero haciéndoselo vivir. Acercándoles a pueblos casi desconocidos, a sus habitantes, a su patrimonio... a través de los intereses y habilidades de los propios chavales. Siendo, además, una lanzadera para difundir su talento”, dice.
En esta aventura los han acompañado, entre otros, Pablo Beorlegui Otano, pamplonés de 20 años, responsable de la parte audiovisual; y Miguel Arguibide Cia, de 20 y de Huarte, autor del archivo fotográfico, que se sienten satisfechos del resultado. “Nos quedamos con esas personas que luchan día a día por dar vida a pueblos que se van quedando sin habitantes. Son increíbles y con grandes historias”.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones