Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Pamplona

La oposición reprueba a Maya y NA+ califica la iniciativa de "kafkiana"

La oposición se une para reprobar al alcalde por negar la información de la encuesta sobre las escuelas infantiles

Enrique Maya y Ana Elizalde, al comienzo del pleno del Ayuntamiento de Pamplona.
Enrique Maya y Ana Elizalde, al comienzo del pleno del Ayuntamiento de Pamplona.
  • Diario de Navarra
Actualizada 27/11/2020 a las 14:38

La oposición reprobó en el pleno de ayer al alcalde Enrique Maya por “negar el derecho a la información” de los concejales de la Corporación en el expediente sobre la encuesta encargada por el equipo de gobierno a la empresa Mercatec sobre el futuro del modelo lingüístico en las escuelas infantiles. La propuesta, surgida del grupo municipal del PSN, logró la adhesión de EH Bildu y Geroa Bai -14 votos a favor frente a los 13 de Navarra Suma-, en un desencuentro más entre gobierno y oposición, que demuestra la polarización del salón del plenos. Para NA+, tal y como insistió la concejala Ana Elizalde, se trata de una “reprobación kafkiana”.


La portavoz socialista, Maite Esporrín, explicó que tras conocerse el encargo de dicha encuesta para conocer la realidad sociolingüística de Pamplona, tanto su grupo como el resto de la oposición solicitaron “en sucesivas comisiones de Asuntos Ciudadanos” información relativa a la encuesta y en especial, el contenido del cuestionario. La encuesta se realizó de forma telefónica entre 1.000 familias de la capital navarra.


Según continuó Esporrín, pese a que inicialmente los responsables de Educación se negaron a trasladar la información, finalmente sí que remitireron parte de ella. “Por el contrario, no hubo forma de que se nos facilitara la información sobre un aspecto tan decisivo e la encuesta como es su cuestionario”, según recoge la declaración suscrita por la oposición. Todo ello, pese a un informe del secretario del pleno que estipulaba que el Ayuntamiento podía tener acceso a la información solicitada. “Cercenaron nuestro derecho a la información de manera flagrante”, dice el texto.


Las constantes negativas llevaron a una primera reprobación del concejal de Educación, Fernando Sesma (NA+), en febrero de este año. Entre tanto, el PSN acudió al Tribunal Administrativo del Navarra, que falló a su favor el pasado 9 de noviembre.


Por ello, además de la reprobación al alcalde -como responsable último del equipo de gobierno- el texto aprobado ayer exige que en lo sucesivo “garantice y facilite, a cualquier miembro de la Corporación que lo solicite, el inmediato acceso a toda la información no privativa de los expedientes municipales, en cualquier momento de su tramitación”.


“Kafkiana”


Kafka, Valle-Inclán y Gómez de la Serna. Los concejales, especialmente Ana Elizalde (NA+) y Joseba Asiron (EH Bildu) estuvieron ayer floridos en alusiones a autores literarios. Fue la teniente de alcalde de la coalición en el gobierno, Ana Elizalde, quien fijó la posición de su partido y defendió a Enrique Maya en los turnos NA+. “Bildu cometió una tropelía jurídica al echar a los niños de las escuelas infantiles de un día para otro por elegir un modelo que no le gustaba. Llevaron a los padres hasta el Supremo y perdieron”, introdujo Elizalde. Tras defender la actuación del equipo de gobierno, comenzó el contraataque al anterior equipo Asiron, sacó a colación el proceso abierto contra Joxe Abaurrea por los sucesos del chupinazo de 2019 y recordó las “11 sentencias del TAN” contra el gobierno anterior.


Joseba Asiron consideró que Enrique Maya gobierna con la “creencia de que Pamplona es su cortijo” y, tras calificar de “ilegal” la negativa a la información -que motivó la reprobación de ayer- comenzó la sucesión de críticas: “autoritario, unilateral, opaco, feroz euskarafobia” fueron solo algunas de las críticas vertidas contra el actual alcalde. Patxi Leuza (Geroa Bai) aseguró que NA+ “no dijo la verdad” cuando declaró que desconocía el contenido de las preguntas. “Me quedo con las ganas de saber con qué interés ocultó esa encuesta. Ese es el verdadero quid de la cuestión”, zanjó.

La oposición vota a favor de gravar las divisiones de áticos en el Casco Viejo

 

Dos modelos de entender el urbanismo quedaron ayer patentes durante la celebración del pleno municipal: uno liberal frente a otro más recaudatorio. Ganó el segundo durante una moción de urgencia, presentada por Navarra Suma, que pretendía la modificación de la normativa en el Casco Viejo de Pamplona para que ocho inmuebles construidos entre 1965 y 1971 pudiesen dividir sus áticos. Se trata de edificios situados en las calles Redín, Carmen, San Francisco, Ansoleaga y Paseo de Sarasate.


Tal reforma requería de la aprobación del pleno ya que suponía una modificación del Plan Especial de Protección y Reforma del PEPRI del Casco Viejo pamplonés, la regulación urbanística que rige en este barrio desde 2001. Pero EH Bildu y Geroa Bai presentaron una enmienda de modificación que considera que la división de viviendas supone “una actuación de dotación, debiendo presentar el promotor un texto refundido del documento urbanístico” con dos consideraciones.


Por un lado, que deberá valorarse si la actuación de división de viviendas genera plusvalías respecto a la situación preexistente y, “en caso afirmativo, cederse al Ayuntamiento de Pamplona, obligatoria y gratuitamente, del suelo correspondiente al 10% del incremento del aprovechamiento que resulte de la modificación del instrumento de ordenación o su valor en metálico”. Y por otro lado, “se recogerá el deber de ceder un mínimo de 0,5 plazas de aparcamiento por viviendas o su valor en metálico”. Dos consideraciones que, en última instancia, tienen una dimensión impositiva.


La enmienda salió adelante con los 14 votos de la oposición -EH Bildu, PSN y Geroa Bai- y el voto en contra de los 13 concejales de Navarra Suma. Tras la aprobación de la enmienda, se cambiaron las tornas con la propuesta inicial de modificación de la normativa, que finalmente no salió adelante.


“Informes contradictorios”


El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento pamplonés, Juan José Echeverría, aseguró que cuando les llegó el expediente no le dieron “mucha importancia”. Fue poco después, según continuó el concejal de NA+, cuando EH Bildu solicitó un informe al secretario del pleno, que consideró las obras contrarias a derecho en contra de los “informes técnicos y jurídicos” de Urbanismo que avalaban las obras en los áticos. Según el relato de Echeverría, la formación abertzale lanzó una nota de prensa en la que aseguraba que “el tripartito de derechas gestiona solo para los suyos”, según reprodujo . “No tenía ni idea de quiénes eran los promotores de esta iniciativa privada”, aclaró.


Joxe Abaurrea (EH Bildu) aseguró que las divisiones en los áticos suponen “una obligación de compensar al Ayuntamiento cuando hay un aumento de densidad”, siempre con vistas a futuras intervenciones en la ciudad. Por su parte, Javier Leoz (Geroa Bai) aseguró que su formación “no tenía problemas iniciales en que se aprobase”. Pero no descartó la posibilidad de que el asunto llegase a los tribunales, lo que sería una “pérdida nula para el Ayuntamiento”. Para Xabier Sagardoy (PSN) se trata de una modificación del PEPRI “injusta e injustificada”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE