Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Legarda

Un candado deja al área de Legarda en la A-12 con la mitad de clientes

Los vecinos ya no pueden ir andando al restaurante y a la tienda ni los camioneros acceder por el paso subterráneo

Anais Bayona, del restaurante El Camino-Ápora, junto a la puerta, que algunos deciden saltar.
Anais Bayona, del restaurante El Camino-Ápora, junto a la puerta, que algunos deciden saltar.
Actualizada 05/08/2020 a las 06:00

Legarda es un pueblo con servicios pero sus habitantes lo tienen más difícil para disfrutar de ellos por culpa de un simple candado. En el área de servicio de la autovía A-12 se encuentra el restaurante El Camino-Ápora, que además posee una pequeña tienda. Según sus dueños, este negocio lleva casi un mes perdiendo 500 euros diarios de facturación debido a la decisión de Obras Públicas del Gobierno de Navarra.

El Departamento de Cohesión Territorial ha cerrado con candado la puerta que permite acceder al área de servicio desde un camino rural situado a 600 metros de Legarda. Sus vecinos deben coger el coche y hacer 4 kilómetros. Este camino también une ambos lados de la autovía por un paso subterráneo. Los camioneros que paran en la estación de servicio en dirección a Pamplona ya no pueden acceder andando de forma segura por el paso subterráneo.

Obras Públicas explica que ha colocado el candado para evitar que accedan jabalíes a la autovía. El alcalde de Legarda, Silvestre Belzunegui, ha presentado un escrito solicitando la colocación de un sistema que permita el paso de personas pero no de animales. Por ejemplo, un torniquete rotórico, una puerta giratoria con barrotes. Anais Bayona, que regenta el restaurante junto a su marido, considera que hay otras opciones, como colocar un muelle. “Llevo 13 años trabajando aquí y nunca ha habido accidentes provocados por jabalíes”, comenta esta hostelera.

El pasado 6 de marzo, un camionero murió atropellado cuando cruzaba la autovía después de cenar en el restaurante. El alcalde de Legarda reclamó entonces implementar las medidas de seguridad o la construcción de un paso elevado.

Belzunegui explica que Legarda carece de tiendas y bares y sus vecinos suelen hacer uso del área de servicio para tomar algo y para comprar productos de primera necesidad. También utilizan la pista vecinos de Uterga y trabajadores de la zona y cuadrillas de cazadores. “Hay vecinos que van andando a por el pan. Son 600 metros, mientras que por la autovía supone hacer cuatro kilómetros”, comenta Silvestre Belzunegui, que lamenta la “falta de diálogo” por parte de Obras Públicas.

Anais Bayona critica que el Gobierno de Navarra no muestre “ningún interés” en la delicada situación económica que les han dejado. “Vivimos tiempos duros para la hostelería. Nosotros hemos estado al pie del cañón durante el estado de alarma, con los baños abiertos para los camioneros. Incluso les hemos ofrecido duchas gratis. El tráfico de camiones ha bajado mucho pero seguimos atendiendo con un horario muy amplio, dando desayunos desde muy temprano y cenas hasta muy tarde”, relata Anais Bayona.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE