Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Zolina

Acciona desiste finalmente de la planta en la balsa de Zolina

En agosto solicitó autorización para una instalación fotovoltaica flotante y chocó con la oposición de Aranguren

Foto de la balsa de Zolina. En primer término la zona de la lámina de agua donde se pretende instalar los paneles solares.
Imagen de la balsa de Zolina. En primer término la zona de la lámina de agua donde se pretende instalar los paneles solares.
ARCHIVO
  • C.A.M. Pamplona
01/05/2020

Era un secreto a voces, pero faltaba la confirmación oficial. Todos los interlocutores lo reconocían ‘sottovoce’, pero seguía sin figurar por escrito. Y el texto llegó hace casi un mes. La dirección general de Medio Ambiente, a través del Servicio de Biodiversidad, había aceptado el desistimiento y declarado concluido el expediente que planteó Acciona Energía para construir un planta fotovoltaica flotante en la balsa de Zolina, en el Valle de Aranguren. Aceptaba, de hecho, la nueva petición de la firma, que tiene una de sus sedes en la cercana Sarriguren y que ahora pedía cerrar el expediente y darlo por concluido.


Con la nueva resolución quedaba por tanto aparcado un proyecto que se presentaba como experimental y al que se habían opuesto en Aranguren, en el Valle de Egüés y grupos ecologistas y aficionados a la observación de las aves. La balsa es refugio y zona de paso de decenas de especies, al ser el principal humedal salino del norte de la península Ibérica. Lo que nació como vaso de decantación y recogida de lodos salinos y lixiviados de las explotaciones mineras de Potasas de Subiza y de Navarra se ha convertido con los años en zona de importancia para aves, invertebrados y otras especies. De ahí la defensa que surgió para su mantenimiento y el rechazo a un proyecto que finalmente ha decaído.


Acciona planteaba ocupar en esta planta experimental 6.000 de los 800.000 metros cuadrados que ocupa la balsa entre Zolina (Aranguren) y Badostáin (Valle de Egüés). El proyecto consistía en la instalación de cinco paneles flotantes independientes, con capacidad máxima de 600 módulos fotovoltaicos cada uno y quince inversores de 60kW, con una potencia total de 0,9 MGW. La planta se conectaría a la red de distribución a través de un nuevo centro (12 kW) que se construiría en la zona. Así se recogía en el expediente que en septiembre se dio a conocer a la opinión pública, coincidiendo con una recogida de firmas para oponerse al proyecto. Se recogieron más de 1.700 y después se sumaron alegaciones al expediente de autorización de afecciones ambientales y a cada uno de los trámites que se presentaron tanto al departamento de Desarrollo económico (servicio de Minas) como al de Medio Ambiente y Desarrollo Rural.

El Ayuntamiento de Aranguren recibió hace unas semanas la resolución del servicio de Biodiversidad con a confirmación de que el expediente acababa decayendo. En él se especifica que si en el futuro se pretendiera realizar una actuación similar habrá que iniciar de nuevo un procedimiento para la autorización de afecciones ambientales.

PROYECTO EXPERIMENTAL

El alcalde de Aranguren, Manuel Romero, valoró lo que supone el fin de un proyecto frente al que se habían posicionado por lo que implicaba de afección al hábitat de la zona, valorado en el valle y en buena parte de la comarca. “Es de resaltar el apoyo de tantos sectores y grupos para defender el hábitat de la balsa. Y también la sensibilidad de la empresa para desistir del proyecto en base a estas circunstancias”, señalaba. El Ayuntamiento había advertido en su día, al oponerse al proyecto, que incumplía la normativa urbanística del valle y que iba en contra de los planes de restauración de especies como los invertebrados y de restauración y mejora ambiental del entorno.

Cuando se conoció el proyecto, los opositores al mismo destacaban que no era una gran planta, pero apuntaban a su carácter experimental y al hecho de que podía convertirse en “descomunal” si aprovechaban los 800.000 metros cuadrados de la balsa salina.

 

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra