Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
SENTENCIAS

Condenados tres vecinos de Arístregui por una reyerta ocurrida en octubre de 2010

Imagen de la noticia

En octubre, un vecino apuñaló a otro en Arístregui. ARCHIVO

0
Actualizada 17/10/2011 a las 11:50
  • EFE. PAMPLONA
La Audiencia de Navarra ha dictado una sentencia por la reyerta acaecida el 11 de octubre de 2010 en Arístregui, por la que uno de los procesados ha sido condenado a 2 años de prisión por un homicidio en grado de tentativa y otros dos a 8 y 6 meses de prisión respectivamente.

La sentencia ha sido dictada por la Sección Primera de la Audiencia tras el acuerdo de conformidad alcanzado entre las partes, lo que ha permitido que no se celebrara el juicio, fijado para los días 17, 18 y 19 de octubre.

En concreto, Fidel Francisco Urriza Tolosa ha sido condenado a dos años de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa con las atenuantes muy cualificadas de legítima defensa y reparación del daño.

Por su parte, Juan José Auza Elizalde ha sido condenado a ocho meses de prisión por un delito de lesiones con objeto peligroso y José Auza Madoz a seis meses de prisión por un delito de lesiones con objeto peligroso, además de una multa de seis meses con un cuota diaria de cinco euros por un delito de daños y otra multa de diez días con una cuota diaria de cinco euros por una falta de amenazas.

Además, María Aránzazu Auza Elizalde ha sido condenada a pagar una multa de seis meses con una cuota diaria de cinco euros por un delito de daños y diez días de multa con una cuota diaria de cinco euros por una falta de amenazas, mientras que Martín Urriza Larrayoz deberá pagar una multa de 30 días con una cuota diaria de cinco euros por una falta de lesiones.

Todos ellos, según subraya la sentencia, mantenían unas "malas" relaciones "de todos conocidas", con "multitud" de denuncias interpuestas "bien entre sí, bien respecto de otros residentes en la población".

Siendo por tanto "más que evidente" esa "mala" relación entre las familias Urriza y Auza, el 11 de octubre de 2010 surgió una reyerta cuando Fidel Francisco Urriza y su hijo Martín se encontraban arreglando una cerca a una distancia aproximada de un kilómetro de la población, en donde se presentaron José Auza y su hijo Juan José, el primero con el bastón que necesita para desplazarse y el segundo con una vara de madera "larga y fina".

Juan José Auza propinó dos golpes en la cabeza a Martín Urriza, ante lo cual el padre de éste, Fidel Francisco Urriza, al verle caído "y temiendo que hubiera fallecido o que hubiera sido gravemente herido", se lanzó contra el primero y le clavó repetidamente sobre varias partes del cuerpo, sobre todo en la zona del tórax izquierdo, la navaja con la que había estado reparando la cerca.

Tras protagonizar una pelea, los padres se ocuparon de que sus respectivos hijos tuvieran la asistencia sanitaria que requerían.

Posteriormente, cuando José Auza y su hija María Aránzazu encontraron el vehículo de Martín Urriza "arremetieron" contra él y le causaron desperfectos por un valor de 3.319,87 euros. Además, cuando vieron a un vecino del pueblo hablar con la Policía Foral le dijeron: "A ver qué cuentas, que vas a terminar en el cementerio".

Como consecuencia de la pelea, Juan José Auza sufrió heridas por arma blanca que, según la sentencia, "suponían un claro riesgo vital" ya que, de hecho, "le hubieran causado la muerte de no ser por la rápida intervención de las asistencias sanitarias".

Por su parte, las lesiones de Fidel Francisco Urriza tardaron en curar veinte días; las de Martín Urriza, diez días y las de José Auza, cinco días.

Respecto a las responsabilidades civiles, destacan los 39.778,31 euros de indemnización que Fidel Francisco Urriza tendrá que pagar a Juan José Auza por las lesiones y secuelas que le causó.

La Audiencia ha tenido en cuenta, en los casos de Fidel Francisco Urriza y José Auza, las circunstancias atenuantes "muy cualificadas" de legítima defensa y reparación del daño, mientras que en Juan José y María Aránzazu Auza ha apreciado las atenuantes "muy cualificadas" de reparación del daño.
Selección DN+



Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra