Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Parlamento de Navarra

El ‘tiki-taka’ aburre el debate presupuestario

Esta semana se debaten en el Parlamento más de 700 enmiendas parciales a los presupuestos. Pero cuando todo el pescado esta vendido de antemano el debate se vuelve insulso, como mil pases en el fútbol y ningún gol.

Ampliar Portavoces de los grupos parlamentarios, ayer, en la Comisión de Economía y Hacienda.
Portavoces de los grupos parlamentarios, ayer, en la Comisión de Economía y HaciendaEduardoBuxens
Publicado el 13/12/2022 a las 06:00
No hay margen para las sorpresas en la Comisión de Economía y Hacienda que a lo largo de esta semana va a examinar las más de 700 enmiendas parciales presentadas a los Presupuestos Generales de Navarra. Más de la mitad las pone sobre la mesa Navarra Suma, pero sabe de antemano que ninguna saldrá adelante porque el pacto entre los socios del Gobierno y EH Bildu obliga a los firmantes a no apoyar ninguna iniciativa que provenga de la EH Bildu, Adolfo Araiz, sin miramientos.
El regionalista Juan Luis Sánchez de Muniáin le replicó que, en efecto, les hubiera gustado poder incidir en las cuentas navarras de 2023, “pero estamos orgullosos de estar donde estamos, porque somos alternativa al modelo de un Gobierno que necesita plegarse a las exigencias de EH Bildu”.
Y eso que pese al veto sobre su coalición, Navarra Suma sí apoyará las enmiendas que considere que “benefician” a los ciudadanos y no vayan en contra de sus principios programáticos. Así, en el primer debate de ayer, en el que se votaron 19 enmiendas al texto articulado del proyecto de Ley Foral, dio su apoyo a iniciativas como la ampliación de una partida para el transporte sanitario y la creación de otras con las que se financiará la carrera profesional entre el personal sanitario contratado.
Curiosamente, hubo grupos que no pudieron esconder su simpatía hacia las enmiendas de NA+. Como EH Bildu respecto a la que proponía eliminar el complemento que cobran de cesantía los cargos del Gobierno que se jubilan (hasta completar el 80% de su sueldo anterior). Adolfo Araiz lo zanjó diciendo que ya buscarían el momento de solventarlo.
La única que estuvo a punto de meter un gol en propia puerta y romper la monotonía fue la portavoz de I-E, Marisa de Simón , al negarse a apoyar (su voto no era decisivo) la enmienda de Gobierno y Bildu para dar 640.000 € a un complemento de productividad en Bomberos y Protección Civil. Afeó que se hubieran saltado la negociación en mesa sectorial, a lo que Adolfo Araiz (EH Bildu) le replicó que lo mismo ocurría con la partida de la carrera profesional que I-E sí había apoyado.
Pero el debate más agitado de la mañana se vivió a raíz de una enmienda que presentó Navarra Suma para la regulación del funcionamiento de la Junta de Transferencias. Sánchez de Muniáin defendió que lo que atañe a la representación navarra en dicha Junta, que recae en los grupos parlamentarios, debería incorporarse al Real Decreto que regula la materia y no tener que ser renovado cada año con una disposición adicional en los Presupuestos de Navarra. Pero la portavoz del PSN, Ainhoa Unzu, interpretó en esta enmienda un intento de “quitar voz y voto a los grupos del Parlamento” en la Junta de Transferencias. Mikel Asiain (Geroa Bai) contraatacó con uno de los lemas de UPN: ‘Ganas de tomar las decisiones aquí, ni en Madrid ni en Bilbao’. “Cuanto más lo repiten más se acercan al oso y el madroño”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora