Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Marca Navarra

Mikel Pagola, entrenador de porteros y repartidor: El niño que quería divertirse

Reconocido por su récord nacional de imbatibilidad, Pagola rompía pantalones de crío y ahora entrena porteros en su Villava

Ampliar Mikel Pagola posa en el campo donde entrena a los porteros, el del Beti Onak en Villava
Mikel Pagola posa en el campo donde entrena a los porteros, el del Beti Onak en VillavaEDUARDO BUXENS
Publicado el 03/12/2022 a las 06:00
Se toma con humor haber nacido en 1982, un año sin grandes deportistas navarros de élite. “Seguro que en ese año nacieron muchos buenos estudiantes”, dice con su amplia sonrisa. Él, villavés como el mejor deportista navarro de la historia, Miguel Induráin, el futbolista Mikel San José o las Guerreras del Beti Onak -equipo del que es socio-, bromea con su nivel: “Yo bajo la media de Villava”. No tocó la élite profesional como portero, pero sí completó una carrera prolífica que decoró con el broche imborrable del récord nacional de imbatibilidad, que aún mantiene con 1.344 minutos sin recibir gol en 2016. A sus 40 años, Mikel Pagola sigue muy ligado al deporte, ahora como entrenador de porteros del Beti Onak, y todos los días dedica un rato a practicarlo por placer. “Ahora se hace deporte para liberar la mente, estar más saludable. Hay más información para alimentación, descansos...”. También ve evolución en su faceta, la de entrenador. “Están más preparados, tanto para estar con niños o para ser profesional. Antes se hacía lo que se podía con lo que tenían, tanto de instalaciones como de material”. Sin embargo, añora el carácter lúdico del deporte en los más pequeños. “Antes se entrenaba para divertirse y ahora se ha profesionalizado todo desde muy críos. Se ha perdido eso que era tan bonito de quedar para pasarlo bien y eso que a mí me tocaba perder 15-0. Hay mucha más frustración por intentar conseguir objetivos en vez de disfrutar el camino. Van muy mediatizados en querer ser Messi, Cristiano o Roberto Torres, nosotros no teníamos eso porque solo veíamos un partido a la semana. Yo le digo a mi hijo que se divierta”, dice este padre de dos niños a los que adora. Él también fue niño y soñó. “ Veía los esfuerzos de mis padres, quemaba cuatro pantalones al año y pensaba en recuperarlo en algún momento como profesional. Creo que ese niño vería que ha logrado conseguir ese objetivo y estaría orgulloso del Mikel de ahora”.

DNI 

Mikel Pagola Biurrun nació el 3 de marzo de 1982. Es de Villava aunque también tiene el corazón en Biurrun. Hijo de Miguel María Pagola Areta y María Inmculada Biurrun Begiristain, y tiene una hermana pequeña, María. Es padre de dos hijos, Markel, de 7 años, y Julen, de 4. Estudió en euskera en Lorenzo Goikoa. Es repartidor de Postres Lácteos de La Ulzama, técnico superior de administración y finanzas y técnico superior en deporte, especialidad fútbol. Paisano de Miguel Induráin, dice de él que “es una referencia y un señor, porque supo ganar”. “Mi abuelo y su padre eran amigos y recuerdo ir a su casa a ver sus trofeos, mi aita le guardaba periódicos...”, recuerda Mikel.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora