Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Manifestación

El clamor de Irán resuena en Pamplona

Una concentración se solidariza con las mujeres en Irán, donde el asesinato de una joven por llevar mal puesto el velo ha desatado una oleada de protestas

Ampliar Una asistente deposita un pañuelo en el suelo, en un gesto simbólico, durante la concentración
Una asistente deposita un pañuelo en el suelo, en un gesto simbólico, durante la concentraciónJESÚS GARZARON
Actualizado el 02/10/2022 a las 17:55
Nasy Firooz es iraní y vive en Pamplona desde 1975, a donde llegó con sus padres y su hermano Fariborz. Aunque no han regresado nunca a su país, “no podemos”, Firooz está viviendo como propia la tragedia de Mahsa Amini, la joven de 22 años que fue asesinada en Teherán por la policía de la moral por llevar mal puesto el velo. Esta muerte ha desatado una oleada de protestas contra el régimen islámico de los ayatolás, en el poder desde 1979, y la violenta respuesta del Gobierno contra los manifestantes ha dejado ya casi un centenar de muertos. “Soy mujer, soy iraní y soy bahá’í, una minoría religiosa cruelmente perseguida en Irán como otros muchos colectivos, minorías y etnias”, describía Firooz. “Estas tres condiciones me dan todos los boletos para haber estado en el lugar de Masha. Yo podría haber sido Masha”, enfatizaba ayer en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona.
Allí se congregó a mediodía un grupo de personas para mostrar su “solidaridad y apoyo a las mujeres iraníes” frente a un Gobierno “misógino y que pisotea a las mujeres”. “Parece mentira que en el siglo XXI una tenga que recordar que las mujeres tenemos que tener los mismo s derechos, las mismas oportunidades y el mismo respeto de todo el mundo”, recordaba Firooz. El acto estaba impulsado por la Federación de Asociaciones de Inmigrantes en Navarra, réplica de otras muchas concentraciones que se están celebrando en todo el país bajo el lema Mujer, vida y libertad.
JÓVENES SIN SUEÑOS
Varias decenas de personas se agruparon en silencio, pero los protagonistas fueron el pequeño grupo de iraníes que, de espaldas a la fachada del consistorio, portaba banderas de su país, entonaba cánticos en persa e intentaba trasladar hasta aquí la desolación con la que están viviendo los últimos acontecimientos en su tierra de origen. “Si sólo tuviéramos un 10% de la ayuda y la atención que Europa presta a Ucrania”, se lamentaban Mana y Yeganeh, ambos llegados desde Bilbao, donde residen. “Estamos indignados, el Gobierno está matando a la gente simplemente por protestar y nadie hace nada, aquí apenas os llegan noticias. Los jóvenes se están quedando sin sueños y sin futuro, por eso la mayoría de quienes están en las calles tienen entre 18 y 25 años. Nuestras familias siguen allí, y nosotros ahora tenemos miedo de volver. No queremos la República Islámica, este Gobierno no puede llegar más lejos”, reflexionaban.
Desde 2018 lleva en Pamplona Zahra, de 40 años. “La comunidad iraní en Navarra es muy pequeña, no creo que seamos más de siete”, decía. Zahra lleva años lejos de su país, pero dice que pelea por su familia, por sus sobrinos, que siguen allí y no tienen una vida normal. “Antes de que llegara la Revolución Islámica los hombres y las mujeres éramos iguales, teníamos los mismos derechos”, recordó. Se reconoce “cansada” de la situación política de su país, y asegura que tanto dentro como fuera, “hay una única voz” que reclama el final de la República Islámica.
Fariborz, el hermano de Nasy, dice vivir “con tristeza” el devenir de Irán. “Éramos un país de progreso y hemos vuelto a la Edad Media. Es inadmisible que estén disparando contra los manifestantes que luchan frente a este gobierno de fascistas”, denunció.
  
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora