Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ola de incendios

El Gobierno sigue sin reconocer ningún error en la gestión de los incendios

Todos los grupos, menos PSN y Podemos, reclaman más información. Navarra Suma mantiene la petición de dimisión del consejero de Interior, Javier Remírez, y anuncia que pedirá una comisión de investigación

Ampliar María Chivite, Javier Remírez e Itziar Gómez
María Chivite, Javier Remírez e Itziar GómezGoñi
Publicado el 01/07/2022 a las 06:00
El curso político terminó el jueves al filo de las nueve de la noche tras una maratón de casi cinco horas centrada en la gestión de los incendios más graves que ha padecido Navarra, los de hace dos semanas. Cinco horas en las que el Gobierno foral no reconoció ningún error en la dirección de la emergencia, que acabó con 15.000 hectáreas calcinadas y 9.000 personas desalojadas. Todos los grupos políticos, salvo PSN y Podemos, reclamaron más información antes de emitir una conclusión sobre la actuación del Gobierno, sobre la que Navarra Suma pedirá una comisión de investigación.
Sobre todo, los grupos políticos inciden en saber si se actuó en los días previos. En si se debía haber activado la preemergencia ante alertas por temperaturas extremas y vientos fuertes, unidas a la sequía y a los incendios de Leyre, Tafalla y Olleta, entre otros. Navarra Suma y EH Bildu creen que ante semejante cóctel, “lo más lógico” hubiera sido activarla. El consejero de Interior, Javier Remírez, no lo vio necesario.
Aseguró que, desde un punto de vista operativo, activar el nivel de preemergencia del plan de protección civil (Platena) “no tenía ningún sentido”, porque ya tenían activado el Infona (plan de emergencia por incendios) para los fuegos de Leyre, Tafalla y Olleta. Remírez eludió contestar si se llegó a plantear la activación de la Preemergencia del Platena o si se hizo y la opción fue rechazada. Se escudó en que nunca, en Navarra, se ha activado este plan por un incendio, y que las causas de los fuegos fueron variadas (confirmó que el de Ujué fue intencionado).
Fue la presidenta del Gobierno foral, María Chivite, la que respondió a esta pregunta al final de la jornada. No, en ningún momento se planteó la activación del Platena hasta la tarde del sábado, cuando los incendios, ya desbocados, ponían en peligro a cientos de personas de varias localidades. Entonces se activó directamente el Nivel 2 (emergencia general).
Activar este nivel de preemergencia, le recordaron desde la oposición, hubiera permitido acciones preventivas como prohibir la cosecha ese fin de semana (dos de los tres grandes incendios fueron causados por actividad agrícola), avisar a los ayuntamientos, activar más personal, mejorar la gestión de la información... Remírez y Chivite defendieron que la actuación fue “técnica y profesional”. 
Sobre la prohibición de la cosecha, Medio Ambiente preparaba un cambio de la orden foral que regula el uso del fuego y que incluía esta y otras restricciones a la actividad agrícola. La consejera Itziar Gómez resaltó que en marzo tenían un borrador, pero debieron adaptarlo a una ley nacional.
Sobre la información que NA+, Bildu, I-E e incluso el socio de gobierno, Geroa Bai, están reclamando, Chivite se comprometió a facilitarla en cuanto la tengan.

Javier Remírez: “Se actuó siempre con criterios técnicos y según los protocolos”

El vicepresidente y consejero de Interior, Javier Remírez, destacó varias veces que Navarra se enfrentó esos días a “una situación de emergencia general nunca experimentada antes”. Defendió su gestión en tres pilares: se actuó con criterio profesional, nunca antes se había activado el plan Platena por un incendio y el plan de gestión de incendios era suficiente.
La oposición le reprochó que aludiera a precedentes, porque lo ocurrido a partir del 18 de junio no tiene antecedentes en la historia de Navarra. Remírez explicó que desde 2011, Navarra ha estado en 86 ocasiones en riesgo extremo por incendios y que nunca se activó el Platena, como tampoco se hizo en otras situaciones especialmente sensibles como la de ese sábado, con gobiernos de Yolanda Barcina (2015) y Uxue Barkos (2016). “Es que parece que la causa de los incendios fue que no se activó la Preemergencia de Platena...”, se defendió.
Se le recordó que Aragón sí había activado esta preemergencia ante la situación del sábado. El vicepresidente afirmó que debido a los incendios de Leyre, Tafalla y Olleta, del 15 de junio, miércoles, Navarra ya tenía activado el Plan de Emergencia por Incendios (Infona), que seguía activo en su Nivel 1 el sábado 18. “A nivel operativo, ya funcionaba el Infona. No tenía ningún sentido, a nivel operativo, activar la Preemergencia del Plan Patena”, argumentó. El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, le reprochó haber “intentado colar” un plan por otro, ya que el Infona sirve para gestionar incendios ya activos, no para prevenir ante situaciones de riesgo. El consejero sostuvo que el Infona abarcaba a toda la Comunidad y preguntó dónde se tenía que haber actuado, ya que no se sabía dónde iban a producirse los incendios, ni tampoco que fueran a darse varios a la vez, ni sobre las causas, ya que fueron variadas. “Hay que ser proporcional”, dijo sobre activar prohibiciones. Defendió en todo momento que actuó con criterios “técnicos” y de acuerdo a los protocolos. Y avanzó que están analizando la respuesta para mejoras futuras.

María Chivite: “Atendimos la emergencia y hemos logrado que no haya habido víctimas”

La autocrítica estuvo fuera del discurso de la presidenta María Chivite sobre la gestión que ha realizado su Gobierno de los incendios que arrasaron 15.000 hectáreas entre el 15 y el 22 de junio y respaldó la “diligencia” con la que actuó el equipo de Interior encabezado por el vicepresidente y portavoz del Ejecutivo, el socialista Javier Remírez, cuando Javier Esparza, de Navarra Suma, pidió su cese. Sostuvo que analizarán lo que se ha hecho para “aprender” para el futuro.
“Esta emergencia la hemos atendido con recursos y efectivos y hemos logrado que no haya víctimas”, indicó. Recalcó además que “no todo es evitable”, ante la principal pregunta que se ha dirigido a su Gobierno sobre si se pudieron activar medidas preventivas ante el riesgo extremo de incendios, como haber adelantado la prohibición de cosechar. Recordó que hubo incendios que se originaron por rayos o un tren.
Chivite compareció a petición de NA+. Esparza sostuvo que hubo falta de coordinación o que no hubo medidas preventivas pese a las alertas, señalando que sobran motivos para que no mantenga en su Gobierno a Remírez. La presidenta le contestó que fue “con la valoración hecha” y que a posteriori es fácil hablar.
PREEMERGENCIAS: NO SE HIZO
Chivite reconoció que el Gobierno no se planteó activar la fase de preemergencias del Platena, el plan territorial de protección civil, como tampoco se hizo en otros graves incendios como el de Ujué de 2014 o el de Tafalla de 2016. Uxue Barkos, de Geroa Bai, le afeó que en lugar de responder a por qué no activaron la preemergencia aluda a incendios que no son comparables.
La presidenta dijo que hay que abrir una reflexión sobre las medidas preventivas ante el aumento de riesgos por el cambio climático, ya que las restricciones afectarán a la actividad económica y social y protocolos “más estrictos” precisarán más recursos.
Afirmó que trabajan para mejorar la actuación ante las emergencias o que han reforzado el servicio de Bomberos, algo que cuestionó Adolfo Araiz, de EH Bildu, quien señaló que su plantilla es la de hace 20 años. Chivite sí admitió que en bomberos faltan mandos intermedios.
Un grupo de bomberos se concentró ayer frente al Parlamento de Navarra para protestar por la gestión del Ejecutivo foral de los incendios de junio
Un grupo de bomberos se concentró frente al Parlamento de Navarra para protestar por la gestión del Ejecutivo foral de los incendios de junioGoñi

Itziar Gómez: “Nos planteamos la cesión de la gestión de los montes al Gobierno de Navarra”

Las entidades locales que lo deseen podrán ceder la gestión de los montes al Gobierno de Navarra si sale adelante una de las medidas que estudia el departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente. La consejera, Itziar Gómez, lo anunció el jueves en su comparecencia. El Ejecutivo foral, explicó, pretende “simplificar algunas de las tramitaciones administrativas” relativas al cuidado forestal. 
“Bastaría con una llamada al guarderío para el mantenimiento de cierres, la limpieza de pasos canadienses, la construcción de pasos, portillos, la eliminación de cierres o el mantenimiento de balsas”, indicó. Gómez también citó como ejemplo que será suficiente una declaración responsable -“que gestionará el propio guarda de la zona”- para los desbroces de márgenes de pistas o palomeras. 
La consejera recordó la superficie afectada por los incendios en una comparecencia en la que, afeó Miguel Bujanda -portavoz de Navarra Suma-, no hubo reconocimiento de posibles fallos: “Cuando se queman 15.000 hectáreas en un fin de semana significa que la gestión del Gobierno es un fracaso. Son demasiadas para que no tengamos mayor autocrítica”. Bujanda apuntó a la falta de mantenimiento como uno de los motivos que complicaron el control de los incendios.
Desde Geroa Bai, Pablo Azcona señaló el éxodo rural como un problema que dificulta la gestión del territorio y aseguró que compartía con la consejera “la necesidad de terminar ese trabajo de modificación” de la orden foral sobre el uso del fuego, de la que Adolfo Araiz (EH Bildu) acusó sorpresa por la “tramitación abrupta que ha tenido al final”. 
“No es tanto prohibir el que se hagan labores agrícolas como el que en circunstancias como las que hemos vivido se hagan con medidas extra de seguridad”, matizó Javier Lecumberri (PSN). Itziar Gómez admitió que la norma se estaba elaborando desde hacía meses, tenían el primer borrador en marzo, pero que “la restricción de una realidad económica como es cosechar es una cuestión muy complicada”, entre otras cuestiones por la “seguridad jurídica” que debe conllevar.

CAUSAS DE LOS INCENDIOS
Leyre. Un rayo.
Tafalla. En investigación.
Olleta. Un rayo.
Uterga-Legarda. Actividad agrícola con cosechadora.
Bardenas-Arguedas-Valtierra. Actividad de una cosechadora.
Eunate. Actividad agrícola (causa probable).
Arróniz-Los Arcos. Un rayo.
Ujué-San Martín de Unx. Causa probable, intencionado
Berriozar. Actividad de una cosechadora (a las horas se reactivó por unas pavesas).
Lerate-Musquiz-Alloz. Actividad humana.
Erice de Iza. Chispa ferroviaria.
Tudela/ Ribaforada. Chispa ferroviaria.

OPINIÓN: Que corra el reloj

La ola de incendios que asoló 15.000 hectáreas en Navarra se debió principalmente a la conjunción de un cúmulo de circunstancias meteorológicas (calor y vientos extremos, principalmente) y de un cúmulo de circunstancias humanas (imprudentes e intencionadas). El escenario resultante es desolador: de Legarda a Guirguillano y de Ujué a Gallipienzo, pasando por Sendaviva. ¿Se podían haber evitado?. Todos no, seguro. Pero que nadie en el Gobierno de Navarra, aunque sea sin dimitir, sea capaz de reconocer “nos hemos equivocado en... debimos haber hecho...”, resulta tan desolador como recorrer las zonas devastadas. Balones fuera y a otra cosa, que corra el reloj.
Nacho Calvo
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE